jueves, 17 de abril de 2014

Y por fin, el silencio de Alicia G. García

 SINOPSIS
Tres mujeres asesinadas. Un pasado sin respuestas, un terrible secreto de la infancia. Una deuda en el presente, un futuro que desaparece. Una confesión.... 

Mientras la inspectora Elisa Antuña descubre que su futuro desaparece, un antiguo caso sin resolver regresa a su vida, una nueva chica asesinada, un nuevo misterio sin pista. El pasado retorna para convertir de nuevo sus noches en pesadillas. Sin tiempo para pensar, Elisa debe actuar, no puede mantener sus fantasmas escondidos por más tiempo.







Me decidí a leer Y por fin, el silencio de Alicia G. García por la gran cantidad de buenas reseñas que tenía y por unas inmejorables valoraciones en Amazon, así como en Goodreads, y después de finalizarla me siento como un perro verde. No puede ser que tanta gente esté de acuerdo con una cosa que uno no ve. Algo falla y tiene que ser uno, ¿no? Ya se sabe lo más fácil es despedir al entrenador.

Lo siento, me he sentido muy defraudado por tanto expectativa no cumplida, y ya desde el inicio con una historia explicada a trompicones temporales, como si de un corta y pega de historias se tratara y dónde todo sólo puede ir a peor, pero un peor de esos que no te acabas de creer (aunque ya sabemos que la realidad muchas veces supera a la ficción).

Me siento defraudado por el planteamiento de un conflicto que no acaba de arrancar en una historia mucho más pendiente de lo que sucedió en el pasado que de lo que sucede en el presente. Será que lo que a mí como lector me interesaba es ese conflicto (no os revelaré a qué conflicto me refiero, pues sería un gran spoiler del que la sinopsis no habla).
Cuando parece que avanzamos, venga, vuelta al pasado y nos quedamos encallados en él. Que sí, que entiendo que la historia va de eso del pasado que nos visita y revive haciendo más grande heridas que nunca se podrán cerrar, pero a mí no me ha convencido.

Vuelvo a pensar, como en su día lo hice con Ojos de hielo, que no me van las novelas policiacas dónde el peso de la historia lo tiene las idas y venidas de los personajes y lo demás es como de adorno.

Y ya. No quiero hacer más leña que yo soy uno y los demás son cientos.
Con todo, si la sinopsis os ha gustado, si habéis leído antes alguna reseña más positiva que la mía, si ya habíais leído a la autora y os había gustado, o simplemente os la recomienda alguien en que creáis más que a mí (es decir, que tenéis gustos parecidos), os recomiendo que la leáis.