martes, 30 de agosto de 2016

#Reseña: Anna - Niccolò Ammaniti

SINOPSIS

Un virus, que empezó a manifestarse en Bélgica, se ha extendido por el mundo como una epidemia. Tiene una particularidad: sólo mata a los adultos. Los niños lo incuban, pero no les afecta hasta que crecen. Sicilia en un futuro próximo. Todo está en ruinas. A la enfermedad que el virus produce la llaman La Roja, y circulan extrañas teorías sobre supuestos modos de inmunizarse. Anna, que tiene trece años, debe rescatar a su hermano pequeño Astor y emprender con él un viaje que los llevará hasta Palermo y después hasta Messina. El objetivo: cruzar el estrecho y alcanzar el continente, donde acaso Anna, a la que por edad la muerte ya acecha, encuentre el modo de salvarse. Les acompaña un perro, y cuentan como bitácora con un cuaderno de tapas marrones que les dejó su madre antes de fallecer. Lo tituló LAS COSAS IMPORTANTES y anotó en él algunas instrucciones útiles para sobrevivir. 





Lo vi anunciado en la televisión a bombo y platillo como el gran libro del año en Italia y que cosas, en dos días estaba disponible en el servicio de préstamo online de bibliotecas y no dude en reservarlo para ver que tan bueno había detrás de Anna de Niccolò Ammaniti.

Me ha gustado mucho el inicio de la novela, pues parece que estás en un capítulo de The Walking Dead, pero sin zombis (que conste que me gustan las dos cosas).
El autor tiene mucha facilidad por mantener la tensión argumental con un único personaje, Anna, al que luego se unirá su hermano.
Nos mete con rapidez en un mundo que se acaba y en el ser mayor tiene premio: la muerte.
La plasticidad de toda esa primera parte me parece genial y demuestra el buen hacer del autor que utiliza como gancho el pasado de los protagonistas y el cómo se ha llegado a la situación actual.
Muy tierno, y práctico, por qué no decirlo, el libro que la madre de Anna irá escribiendo mientras se acerca a la muerte: Las cosas importantes. Son de esos toques dulces que embelleces una historia.

Entramos en la segunda parte de la novela en la que podremos ver destellos de El señor de las moscas de William Golding, pero al estilo Ammaniti en el que se puede hacer y conseguir cualquier cosa a cambio de una chuche.
Quizás es la parte que menos me ha interesado del libro, pues venía de esa parte más personal de Anna con sus miedos y preocupaciones, pasando a una fiesta loca, descontrolada, desdibujada, aunque alguna sorpresa os podréis llevar.
Creo que en la primera parte sí que aprovecha el mundo que crea, pero en esta segunda se deja llevar demasiado perdiendo ese contacto directo con el lector.

Y de nuevo volvemos a un mundo con menos personajes, de nuevo un mundo más reflexivo en la parte final del libro, un mundo que el lector quiere seguir transitando, viendo, sintiendo.  
Mi interés ha vuelto sobre todo por ver hacía dónde iba toda la historia y me ha parecido un buen cierre de novela.

Quizás podríamos hacer una metáfora fácil ciñéndonos a las palabras del autor en una entrevista en la que declara: « Mi protagonista, Anna, no está impulsada por la fe sino por las ganas de descubrir lo que hay al otro lado del mar.». ¿No os parece muy similar a la que tienen miles de refugiados al jugarse la vida por el sueño de una mejor cuando cruzan el Mediterráneo? ¿Nos estará indicado el autor que el mundo está muerto y sólo queda la esperanza de los que cruzar el mar?

Está claro que esperaba algo más de la novela, pero no puedo decir que no haya merecido la pena leerla, pues Anna es un personaje muy potente.



Título: Anna
Editorial: Anagrama
Páginas: 304
Traducción: Juan Manuel Salmerón


Consíguela en AMAZON

Otras novelas del autor