lunes, 17 de noviembre de 2008

La muerte de Amalia Sacerdote

Está es la última novela de Andrea Camilleri publicada en España y siento decirlo, no creo que pase a los anales de la historia.

Seguidor de Camilleri como soy, creo que esta novela le hace un flaco favor a su carrera. Desde el principio no vemos metidos en un mundo de parecidos nombres que hace despistar al más sagaz de los lectores. Además, la novela carece de ritmo, cosa poco usual en el escritor, y la trama deja mucho que desear.

¿Qué se puede decir a favor de la novela? Pues que la última página de la novela es lo mejor y no porque ponga final, que no lo pone, si no por el juego de palabras al que nos tiene acostumbrados Camilleri; juego que se ve roto por el bochornoso título que se le ha dado en España a la novela, y me explico.

Supongo que en RBA necesitaban a un autor como el italiano para relanzar sus premios (aún no le he dicho, pero esta novela es premio RBA de novela negra 2008) y claro, no pegaba mucho llamar a una novela negra El arte de la pesca, que es como la llaman en Italia. Y ahí es donde viene el bochorno ya que el autor juega con el título original en su acostumbrado juego de palabras que claro está, queda deslucido con el nuevo título.

Más cosas que se pueden destacar, es la nota final que le hace al libro, donde podemos encontrar, ahora sí, el humor negro de Camilleri al referirse al conjunto de la novela como una novela histórica. Los de RBA se deben estar tirando de los pelos.

No quisiera alargarme más, lo dejo en vuestras manos, comprar o no comprar la última novela de Andrea Camilleri, aunque sólo la recomiendo a seguidores fieles del autor por aquello de tenerlas todas y no como iniciación al autor, ya que si no creo que no leeréis ninguna más y de verdad que valen y mucho la pena.

-----------------------------------------------------

Sinopsi (extraída de la contraportada)

Michele Caruso, director de la RAI en Palermo, se niega a que el auto de procesamiento de Manlio Caputo, hijo del líder de la izquierda siciliana y acusado del homicidio de su novia Amalia Sacerdote, hija a su vez de un notable diputado del partido rival, abra el informativo regional de la tarde: «Esta historia es peligrosa para todos, también para quien debe dar la noticia». Y es que «una pura y simple noticia de sucesos» no es pura ni simple en Sicilia, en donde política, mafia y familia conforman una red tan sólida, que hasta la justicia y el periodismo los dos escenarios en los que transcurre esta magistral novela están a su servicio. Y en la que unos y otros confabulan, no para encontrar la verdad, sino para esconderla. La muerte de Amalia Sacerdote no es sólo una novela sobre la corrupción política, sino también sobre la fidelidad al orden establecido: los títeres de la televisión, la farsa de los abogados, el farol del fiscal, la desaparición de las pruebas, el misterioso amante de Amalia Sacerdote y, por supuesto, el alto precio de negarse a mirar hacia otro lado.

Publicar un comentario en la entrada