domingo, 26 de julio de 2009

Almadrava

El grupo Almadrava puede ser desconocido por muchos de vosotros, razón de más para dedicarle este escrito, ya que realmente merece la pena.

Almadrava es un grupo musical, que como a muchos otros, se les reconoce su trabajo fuera de nuestras fronteras. Una de sus actuaciones más destacadas tuvo lugar a finales de 2008 en Japón, donde fueron recibidos y tratados como auténticos mitos. Supongo que diversas circunstancias impiden que no acaben de explotar en el panorama musical español, pero ellos siguen luchando para ser escuchados. Por eso, se encuentran inmersos en la grabación de su cuarto disco que llevará por título Spectrum. Sus anteriores trabajos han sido: “Northern Winds (2002)”, “All you Leith us (2005)” y Positivity (2008)”. También han incluido una canción en el famoso recopilatorio “Café del mar V.15”, lo que denota la importancia del grupo.



Este verano será difícil verlos en directo debido al tiempo, dedicación y esfuerzo que supone sacar adelante un nuevo proyecto como el que tienen entre manos, pero algunos afortunados tuvimos la oportunidad de verlos este sábado 25 en la “Playa del Racó” de la población de Begur, gracias al compromiso de Lito, Aguita y Vadi que con su tesón, sacrificio y la ayuda de algunos amigos, hacen que el concierto sea realidad año a año.

Esta es la tercera vez que se celebra el concierto Puesta del Sol en Begur y estoy convencido que no será la última vez, ya que la respuesta del público fue estupenda en número y en implicación con los músicos. El concierto fue brillante en todo momento, el sonido estuvo muy bien (a oídos de un neófito del tema) y, sobre todo, cabe destacar el bonus final, donde el grupo se salió un poco del molde tocando una canción mucho más metal, que hizo las delicias del público. También hay que decir que el paisaje nocturno de la playa, iluminado por miles de estrellas y por decenas de antorchas, ayudó a crear un clima cálido e íntimo, que se sumó a la magia de los sentimientos inspirados por su música.

Os dejo con un video clip del tema “Where The Life And The Sea…” , os invito a visitar su página web y a escuchar algún otro de sus temas. Si tenéis la oportunidad de verlas en concierto, no desaprovechéis la ocasión. No os decepcionarán, especialmente si sois amantes del chill out o de la música bien hecha.

Web oficial: http://www.almadrava.com/espanol/main_esp.htm

domingo, 19 de julio de 2009

La reina del palacio de las corrientes de aire



Me ha gustado esta tercera parte de la trilogía del difunto Stieg Larsson, aunque mis ánimos lectores han sido menos y he tardado un poco más en leerlo, pero no por culpa del libro que tan sólo tiene 852 páginas.

El libro empieza con un ritmo trepidante, casi como se acabó la segunda parte (desde aquí, no recomiendo leer el tercero antes del segundo, ya que os enteraréis de casi toda la trama del segundo).
Después de tres o cuatro capítulos se para un poco el ritmo y es que el autor nos intenta explicar que ahí detrás de todo, y claro, se entretiene como a él le gustaba entretenerse. A mi personalmente me sobra tanta explicación, soy más de acción. Además, el autor tenía la mala costumbre de repetir y repetir para que nadie se pierda la argumentación, alguna cosa negativo tenía que tener.

Pasada la mitad del libro llega el juicio que encuentro muy dinámico y bien llevado (creo que al mismísimo John Grissman le hubiera gustado escribir esta parte). Es la parte del libro que más rápido he leído, me enganche a los diálogos de la hermana del Blomkvist, que ejerce de secundaría con mucho papel, y no dejé de leer hasta que se acabó el mismo.

Y llegan las conclusiones, y el atar cabos sueltos, aunque según parece existe una cuarta parte escrita en el ordenador del difunto, cosa que puedo creer; Lisbeth Salander es mucha Lisbeth y tiene para diez libros más (una lástima).

No puedo decir que es el que más me ha gustado. Supongo que me quedaría con una parte de cada uno de los tres, pero este tercero no desentona ni mucho menos con los otros dos.

Y para acabar os dejo con un comentario que se publicó en El País:

“Stieg Larsson apenas comía y en un día llegaba a fumarse hasta cuatro cajetillas de Marlboro Light. En los últimos años de su vida, la falta de dinero le obligó a pasarse al tabaco liado. Podía beberse hasta veinte cafés y así, por las noches, después de volver de la revista donde trabajaba, escribir sin descanso las andanzas del periodista Mikael Blomkvist y de la salvaje Lisbeth Salander.”

Sinopsi

Como ya imaginábamos, Lisbeth no está muerta, aunque no hay muchas razones para cantar victoria: con una bala en el cerebro, necesita un milagro, o el más habilidoso cirujano, para salvar la vida. Le esperan semanas de confi namiento en el mismo centro donde un paciente muy peligroso sigue acechándola: Alexander Zalachenko, Zala. Desde la cama del hospital, Lisbeth hace esfuerzos sobrehumanos para mantenerse alerta, porque sabe que sus impresionantes habilidades informáticas van a ser, una vez más, su mejor defensa. Entre tanto, con una Erika Berger totalmente entregada a su nuevo trabajo, Mikael se siente muy solo. Quizás Lisbeth le haya apartado de su vida, pero a medida que sus investigaciones avanzan y las oscuras razones que están tras el complot contra Salander van tomando forma, Mikael sabe que no puede dejar en manos de la Justicia y del Estado la vida y la libertad de Lisbeth. Pesan sobre ella durísimas acusaciones que hacen que la policía mantenga la orden de aislamiento, así que Kalle Blomkvist tendrá que ingeniárselas para llegar hasta ella, ayudarla, incluso a su pesar, y hacerle saber que sigue allí, a su lado, para siempre. La extrema derecha sueca y los escándalos financieros vuelven a aparecer en esta entrega de la Trilogía Millenium, junto con más violencia, drogas y los dos protagonistas habituales, Mikael Blomkvist y Lisbeth Salander.

martes, 14 de julio de 2009

Rendición

Hacía tiempo que no publicaba un relato en mi blog y mucho más tiempo que no escribía uno. Hoy me he propuesto hacerlo y me ha gustado volver a sentir esa especie de química que no envuelve cuando creamos una historia.


-¿Recuerdas esta fotografía? –le dijo acercándosela.

-Sí, perfectamente –cogiéndola.

-¿Y?

-¿Qué? –dijo después de una larga pausa.

-¿En qué piensas?

-En el tiempo que ha pasado, en las cosas que han cambiado.

-¿Y te sientes contento?

-Por el tiempo pasado sí, es un camino que se debe recorrer, sin excusas, sin pausas.

-¿Y por los cambios?

-Me hubiera gustado tomar otros caminos, quizás –e hizo una pausa para reflexionar lo que iba a decir a continuación-. Puede que en su día no viera la encrucijada, o no quise verla. Quizás siempre cogí el camino más fácil en cada cruce.

-Supongo que no es fácil para nadie tomar según que decisiones.

-Seguro que no es fácil. Lo mejor sería poder ver las consecuencias de tus decisiones antes de tomarlas.

-Pero eso le quitaría emoción a la vida.

-Y también sufrimientos innecesarios.

-Creo que se tiene que sufrir para poder vivir con plenitud.

-Eso lo dices porqué has sufrido poco. Has tenido una vida muy plácida.

-¿Hombre? Tanto como plácida.

-Si la comparas con la mía, pues sí.

-Por eso estoy aquí, por eso te he traído esta fotografía, para que des cuenta que todavía es posible cambiar el rumbo de tu vida, salir del ostracismo al que te has sometido durante estos últimos años, sufrido por todos nosotros al no contar con tu presencia, con compañía, tus risas, tus comentarios irónicos.

-Pero es que no tengo ganas de cambiar.

-Pero acabas de decir que te hubiera gustado tomar otros caminos.

-Sí, pero decir puedo decir misa y hacer lo que quiera.

-Antes tenías palabras.

-Antes tenía ganas de hacer muchas cosas. Ahora sólo aquellas que no me generen dolor, y salir al mundo es sentir dolor.

-Yo te puedo ayudar, te puedo acompañar.

-Gracias, pero, ¿quién me asegura que lo conseguirás?

-Nadie, nadie te lo puede asegurar, pero te puedo asegurar que no estás sólo, te puedo asegurar que estaré siempre contigo.

-Eso ya no es suficiente.

-¿Y qué necesitas entonces para convencerte?

-Si lo supiera te lo diría, tenlo por seguro –y se hizo un largo silencio-. Llévate la fotografía, y gracias por la visita, te la agradezco de corazón –y se miraron-. No pierdas más el tiempo conmigo.

-¿Quizás necesites otro tipo de ayuda? Conozco a un…

-¡No! ¡No quiero ningún tipo de ayuda! –alzó la voz y luego la moderó para continuar diciéndole-. Gracias. ¿Aún no te has dado cuenta que me he rendido? Qué ya me está bien como están las cosas, qué no sufro, qué no siento, qué me importa un carajo lo que piensen de mi.

-Me cuesta entenderlo porqué te conozco desde que naciste.

-Quizás eres tú el que necesite esa ayuda. A lo mejor así me entenderías.

El amigo recogió la fotografía, la volvió a meter en el sobre de donde la sacó, se levantó sin movimientos bruscos, y se dirigió a la puerta sin mirarlo.

-Pensaré en lo último que me acabas de decir –le dijo desde la puerta-.



martes, 7 de julio de 2009

Douglas Adams



Quizás a muchos no os suene el nombre de Douglas Adams, pero hace años que apareció en mi vida y lo tenía un poco olvidado, que lamentable error.
El otro día se cruzó otra vez en mi camino por fortuna para mí. Espero recuperar el tiempo perdido.

Douglas Adams es conocido en el mundo literario por su libro Guía del autoestopista galáctico que escribió en 1979, un libro que recomiendo desde ya (al final de esta entrada os dejaré un enlace al reciente comentario que ha hecho Andreu en su blog).
Lo que muchos quizás no sepáis es que el libro está basado en un programa de radio de la BBC con el mismo nombre que el libro, donde Douglas Adams intervenía. El primer libro es el más fiel a la emisión de radio que se hizo en su día.

La Guía del autoestopista galáctico son en realidad cinco libros:

1. Guía del autoestopista galáctico (1979)

2. El restaurante del fin del mundo (1980)

3. La vida, el universo y todo lo demás (1982)

4. Hasta luego, y gracias por el pescado (1984)

5. Informe sobre la Tierra: fundamentalmente inofensiva (1992)


El segundo y tercer libro también versan sobre el programa radiofónico, aunque modificado y ampliado.
Los otros volúmenes salieron a posteriori del programa.

Dice el propio Douglas Adams que la idea de la Guía le surgió un día que estaba tirado en un campo después de beberse unas cuantas cervezas y sin comer nada antes, vaya, que estaba contentillo el tipo.

Douglas Adams también es reconocido por sus guiones y por unas decenas más de libros, aunque no del renombre de la Guía, de la cual se han vendido más de quince millones de ejemplares.

Nacido en 1952, murió en 2001 de un ataque al corazón. Desde entonces todos los 25 de mayo, se celebra el día de la toalla para recordar su figura, ya que todo autoestopista galáctico debería llevar una (es una de las señas de identidad de su obra).

En 2005 se hizo la versión cinematográfica de la Guía y como casi siempre, quedó un poco lejos del libro, pero me hizo pasar un buen rato.

Os dejo un trozo de la película:



Y el enlace al comentario:

http://inenarrables.blogspot.com/2009/07/guia-del-autoestopista-galactico.html