viernes, 1 de enero de 2010

Cashback



Y como primera entrada del blog en el 2010, os quisiera hacer una recomendación cinematográfica.

La película en cuestión se titula: Crashback. Fue rodada en 2004 por el director Sean Ellis.
Comedia negra galardonada con 12 premios internacionales, y lo de los premios no es que acabe de importar, pero como dice un amigo mío: es un más a más.

Muy rica visualmente, en algunas ocasiones parece que se trata de un video clip. El director juega mucho con las imágenes, no es la típica película en esta cuestión. Y no es extraño ya que Sean Ellis es un fotógrafo consagrado y también ha hecho sus pinitos en el mundo del video clip musical; esa formación es la que aprovecha para grabar su primera película.

Es el mismo Sean Ellis el guionista de la película y en una entrevista comenta: ”No soy guionista. Mi deseo de escribir viene del hecho de que no estaba leyendo nada interesante. Luego alguien me dijo, "¿Por qué no escribes tú mismo?" Así que eso es lo que hice. Pero no soy escritor, necesito visualizar mentalmente primero toda la película antes de ponerla en un papel. Así es como trabajo. Es un poco laborioso y extraño.”

Otra cuestión a destacar son los diálogos; en algunos momentos es como si te estuvieran leyendo un libro en primera persona, lo que consigue un efecto de enganchar al espectador en la trama y compartir los sufrimientos/pensamientos del personaje, tal cual como si estuviéramos sentados al borde de su cama.

El director confiesa que: “Siempre he estado obsesionado con la efímera idea de belleza. Un momento capturado en una película o por la memoria. Esto lo hace inseparable de la idea de tiempo o de la manipulación del tiempo. Fue esta noción la que inspiró Cashback y su comentario sobre los elementos de tiempo y belleza, de amor perdido y encontrado. “ ¿Quién no ha soñado alguna vez con parar el tiempo y ser él o ella, los únicos en poder moverse? Ese es uno de los conceptos que más trabaja el director en la película.

Cashback inicialmente empezó su vida como cortometraje. Duraba 18 minutos y trataba con el aburrimiento de trabajar un turno de ocho horas desde el punto de vista un soñador adolescente. Fue entonces cuando el director se hizo la siguiente reflexión: "Si tuviera que hacerlo todo de nuevo, ¿haría algo diferente?", y la respuesta fue no. Después de eso llegó la prolongación del corto para convertirse en la película y la verdad es que no cansa en ningún momento, incluso diría que el final llega de forma inesperada y que te quedas con ganas de algo más, como si a la tortilla le faltara sal; es la única pega que le puedo poner a la película.

En definitiva, que os la recomiendo por ser una película diferente, porqué pasé un rato muy agradable, porqué da que pensar, y alguna cosilla más que me gustaría que descubrierais.

SINOPSIS

Ben Willis, estudiante de Bellas Artes, sufre de insomnio como consecuencia del abandono de su novia, Suzy. Para hacer más llevadera la vigilia, empieza a trabajar en el turno de noche del supermercado del barrio. Aquí conoce a gente de lo más variopinta que ha desarrollado su propia manera de hacer frente al aburrimiento de un turno de ocho horas. Ben se imagina a sí mismo parando el tiempo; de esta manera, es capaz de apreciar la belleza de un mundo congelado con la gente dentro, especialmente con Sharon, la callada cajera que quizás guarde el secreto para resolver su problema de insomnio.

Publicar un comentario