lunes, 16 de agosto de 2010

El hombre en busca del sentido, Viktor Frankl



No tengo por costumbre leer autobiografías, ni biografías, ni, como es el caso, un ensayo psicológico autobiográfico. Eso es “El hombre en busca del sentido”, la autobiografía de un psiquiatra que pasó más de tres años encerrado en diversos campos de concentración y el cómo llegó al descubrimiento de la logoterapia, la cual ayudo a muchos a sobrevivir, entre ellos él.

Desde la primera página te ves inmerso en la historia, pues aunque sea un ensayo, el texto se asemeja en la mayoría de los capítulos a una novela. Diría que es de lectura rápida, aunque las continuas reflexiones te hacen parar un segundo para reflexionar tú también a la vez; si no, no tendría sentido leer este libro.

Una de las partes que destacaría es como el azar, muy bien explicado por el autor, hizo que pudiera sobrevivir a tal horror y como ese mismo azar hizo que compañeros de litera o barracón no lo consiguieran. Pues eso era la vida en un campo de concentración, un sin vivir constante, donde cualquier pequeño detalle en el comportamiento de los hacinados podría despertar el capricho de alguno de los kapos para ser designado para la fila de la izquierda, lo que iban al crematorio.

Nadie se pregunta por el sentido de su vida mientras es feliz, pero cuando aparece el sufrimiento surgen las preguntas sobre el sentido, sobre el que hacemos aquí, hacia dónde vamos, qué esperan de nosotros o que esperamos nosotros de nosotros mismos.

Me podría extender enormemente en la crítica del libro, pero creo que es mucho mejor dejaros con algunas de las frases que no he podido dejar de anotar mientras lo leía y que provocaron que escribiera un pequeño relato. Espero que mi inspiración me deje escribir alguno más, pues me ha fascinado de tal forma el libro que creo es mi mejor homenaje a Viktor Frankl.

Enlace al relato Lo que la vida espera de ti ” inspirado en este libro.

También tengo costumbre de dejar la sinopsis del libro, pero creo que es este caso no es necesario para hacerse una idea de lo que se encontrará en el libro.

Al final he decidido poner tan sólo algunas de las frases que anoté en las primeras 42 páginas de libro, por dos razones: no cansar y dejar que vosotros encontréis las vuestras.

Frases extraídas del libro:

“Aunque todos éramos conscientes que debíamos encontrar otra víctima para cubrir cada número borrado de la lista […] Allí nadie vivía sin que otro muriera…”

“Los mejores entre nosotros no volverían a casa”

“ Al atardecer nos explicaron el significado del juego del dedo. Se trataba de la primera selección, el primer veredicto sobre nuestra aniquilación o nuestra supervivencia”.

“Tan sólo poseíamos la existencia desnuda ¿Quedaba algún vínculo material con nuestra existencia anterior?”

“[…] la afirmación de Dostoyevski cuando define al hombre como el ser que se acostumbra a todo.”

“Creo que fue Lessing quien afirmó en una ocasión: Hay cosas que te deben hacer perder la razón, a no ser que no tengas ninguna razón que perder”

Y por si no os es posible encontrarlo en las librerías, he encontrado un sitio web desde donde lo podéis descargar en PDF y disfrutarlo, aunque no sea lo mismo que el papel. Descarga aquí
Publicar un comentario