viernes, 17 de diciembre de 2010

El adiós de la Pantera Rosa


Ayer nos dejó uno de los referentes de la comedia: Blake Edwards y no podía pasar por alto las grandes tardes de sonrisa y risas que me ha hecho pasar con sus películas.
Soy fan declarado de la serie de películas de la Pantera Rosa que he visto en múltiples ocasiones así como su recordada el Guateque.

Se puede considerar a Blake Edwards el descubridor de Peter Sellers el cual protagonizó múltiples películas bajo la batuta del director. Blake sabía sacar lo mejor de Peter, ya que según las malas lenguas, Peter era un tipo un poco especial y se le debía de tratar con mano derecha, cosa que el director supo hacer. Su relación se podría definir como de amor-odio y en palabras del propio director: "No, Peter no era un excéntrico. Oía voces, hablaba con Dios, tenía conversaciones diarias con su madre, que estaba muerta. Eso es locura". Queda dicho.

Tenía 88 años y estuvo acompañado de su familia y como no, de su mujer, Julie Andrews, la famosa Mary Poppins.

Desayuno con diamantes, donde contó con la laureada Audrey Hepburn con la que podríamos decir, que Edwards no sólo rodó películas cómicas, si no también dramas y películas románticas como la anteriormente mencionada y con bastante acierto.

Su última película fue en 1993. Fue una más que digna despedida de la Pantera Rosa titulada, El hijo de la Pantera Rosa y donde Roberto Benigni era el protagonista.

Y no dejó de hacernos reír como el día en que recibió, creo que muy merecidamente, el Óscar honorífico a toda su carrera. Os dejo el video que recuerda el momento. Vale la pena verlo.

Descanse en paz Blake Edwards. Siempre nos quedaran sus películas y por tanto su gran sentido del humor que en momentos como estos hace falta y mucho.

Deberes: ver el Guateque.

Os dejo con algunas escenas para recordar.

El inicio del Guateque, donde Peter Sellers no se enteró que debía morir al primer disparo.


La memorable escena del camarero borracho.
Publicar un comentario