miércoles, 15 de diciembre de 2010

Esmorfias



Hoy me ha parecido curioso el reportaje que he visto en televisión en donde hablaban de las esmorfias. La verdad, nunca había oído hablar de ellas. ¿Vosotros sí?
Como creo que sois muchos los que estáis en la misma situación y la palabra tiene su gracia, permitidme que os la explique.

Esmorfias:
La palabra proviene del famoso Morfeo, Dios de los sueños, y es la síntesis del mundo de la superstición que existe en los juegos de azar con los sueños.

Me explico.
En 1844 se publicó el primer libro que trataba sobre ellas, Novísimo arte de jugar a la Lotería, y luego en 1858 se publicó el Manual del jugador de Lotería Primitiva —¿no os parece curioso que se llamara Primitiva ya en 1858? —.
En dichos libros se asociaba a cada objeto que aparecía en los sueños con un número y estos números se asociaban a su vez con una terminación de la Lotería de Navidad.
Los dos libros no se ponían de acuerdo, ya que asignaban números diferentes a objetos iguales, cuestión que puede hacer dudar a más de uno, pero que pasaremos por alto.

En aquellos tiempos, las esmorfias y las cábalas tuvieron una gran aceptación y eran utilizadas con regularidad por muchísimos jugadores de lotería —me hubiera gustado encontrar un sitio donde indicaran si lograron ganar algo, o no, aunque la verdad no tiene mayor relevancia, pues aquí lo que nos interesa es el concepto—.

Algunos de los números asociados a los sueños eran estos: si soñabas con un oso hormiguero, bendito sueño, significa que el número de la Lotería de Navidad acabará en 44; si soñabas con sexo, será que hace poco que lo hemos practicado o por el contrario mucho, debemos jugar al 69; si soñábamos con borrachos, el 14; si con una boda el 22, y así.

Total, que me ha hecho mucha gracia el reportaje y creo que es buena señal que los telediarios dediquen minutos a estas cosas, eso quiere decir que son las más importantes y no como el resto de año en que, por desgracia, las guerras, los asesinatos, la corrupción..., son el pan nuestro de cada día.


Yo creo que acabará en 2, que ya toca, aunque quizás es que he soñado con un lindo patito, ¿o era gatito?
Publicar un comentario