martes, 8 de marzo de 2011

Los consejos de Chejov (II)


Segunda y última entrada con los consejos de Antón Chejov. Espero que como la primera os sean de utilidad para reflexionar.
”Guarde el relato en un baúl un año entero y, después de ese tiempo, vuelva a leerlo. Entonces lo verá todo más claro. Escriba una novela. Escríbala durante un año entero. Después acórtela medio año y después publíquela. Un escritor, más que escribir, debe bordar sobre el papel; que el trabajo sea minucioso, elaborado"

“Cuando escribo no tengo la impresión de que mis historias sean tristes. En cualquier caso, cuando trabajo estoy siempre de buen humor. Cuanto más alegre es mi vida, más sombríos son los relatos que escribo.”

“No pulir, no limar demasiado. Hay que ser desmañado y audaz. La brevedad es hermana del talento.”

“Es más fácil escribir de Sócrates que de una señorita o de una cocinera.”
“Es difícil unir las ganas de vivir con las de escribir. No dejes correr tu pluma cuando tu cabeza está cansada.”

“No publiques hasta estar seguro de que tus personajes están vivos y de que no pecas contra la realidad.”

“No es la escritura en sí misma lo que me da náusea, sino el entorno literario, del que no es posible escapar y que te acompaña a todas partes, como a la tierra su atmósfera.”


Os quiero recordar que estos consejos se han extraído de la amplia correspondencia de Chejov y que quedó plasmada en un libro titulado "Sin trama y sin final: 99 consejos para escritores"
Quizá los noventa y nueve se resumen en uno que le dio a una dama que le enviaba sus penosos cuentos:

“Sus personajes lloran y usted con ellos. No hace falta. Quien debe emocionarse es el lector.”
Publicar un comentario