viernes, 18 de marzo de 2011

Momentos #2: Sobre la verdad murakaniana



Segunda entrada de la sección Momentos y segundo Momento de la novela 1Q84 de Haruki Murakami.
El Momento de hoy versa sobre la verdad. Creo que el texto no tiene desperdicio. Me ha hecho pensar mucho en ciertos programas que dan por la televisión, donde unos contertulianos lanzan sus verdades sin miramientos, y digo sus verdades. Como bien nos dice Murakami en este extracto, les da igual que sean o no verdades, son sus verdades y por ellas llegan hasta donde sea. No olvidemos que siempre existe un porqué, en este caso que comento, un triste porqué.



La mayoría de la gente no busca una verdad demostrable. Como bien dices, la verdad, en la mayor parte de los casos, conlleva un fuerte dolor. Y la mayoría de los seres humanos no desean una verdad dolorosa. Lo que la gente necesita es una historia hermosa y amena que les haga sentir que su existencia es, al menos, un poco relevante. Precisamente por eso existe la religión. […]
Si una teoría A les muestra que su existencia tiene un significado, para ellos será verdadera; si una teoría B les muestra que su existencia es débil e insignificante, será falsa. Está muy claro. En caso de que alguien opinara que la teoría B es la verdadera, la gente detestaría a esa persona, no le haría caso e incluso podrían llegar a agredirla. Para ellos, que sea lógica y demostrable no significa nada. La mayoría de la gente logra conservar la cordura gracias a que niega y rechaza la idea de una existencia débil y raquítica.

Extraído de la novela 1Q84 de Haruki Murakami, páginas 554-555.
Publicar un comentario