domingo, 29 de mayo de 2011

Apocalipsi Z: Los días oscuros de Manel Loureiro


Si la primera novela dije que iba de más a menos, en esta sucede lo contrario, va de menos a más.
Supongo que para todos aquellos que no hayan leído la primera será casi imperceptible, pero los que sí que la han leído, pasar la barrera de las primeras 60-70 páginas se hace duro, ya que vuelve a explicar casi todo el inicio del Apocalipsi. Sería una pequeña crítica, aunque estoy convencido que en el mundo comercial en que vivimos es normal y natural si se quieren captar nuevos lectores desde una segunda parte.

Coincido con muchas de las críticas y reseñas que he leído sobre esta novela: es un poco más floja que la primera. No tiene tanto desarrollo, tanta profundidad como la primera parte.
También creo que el formato diario de la primera novela le daba un ritmo muy especial que esta no tiene, ya que el formato es el de una novela al uso.

Lo que más me ha gustado es ese “viaje al pasado”. El mundo ya no existe como lo conocemos y un pequeño reducto de población intentar tirar hacia delante. Pero como suele suceder, existen divisiones, facciones. Me ha parecido muy divertido lo que plantea en la novela (y que no desvelaré para que os pueda sorprender).
Otra de las cosas que me ha gustado son los dos escenarios que se crean a partir de la mitad de la novela (cuando empieza lo bueno). Enriquece mucho la lectura y hace que tengas ganas de acabar un capítulo para saber que ha pasado en el otro escenario.

Y como siempre digo, los zombis son unos personajes secundarios, pero que muy secundarios. Así que, para todos aquellos que tengan algún prejuicio ante estas novelas os digo, que la podéis leer con toda tranquilidad. Si os gustan las novelas de aventuras, ésta es una de ellas.

El final, igual que en la primera parte, está totalmente abierto, lógico y normal, pues existe una tercera parte que apuntaré en mi lista de pendiente (tengo ganas de ver como se resuelve el “embrollo”).
Me ha parecido un buen final, pero quizás un poco precipitado, pues dedica muchas páginas a algunos pasajes que se podrían resolver con la mitad y cuando llegamos al clímax, a la emoción final, con 6-7 páginas lo acaba.

Bueno, lo dicho, de lectura recomendada, aunque sin prisas.
Publicar un comentario