miércoles, 14 de diciembre de 2011

El apocalipsis de los muertos de Joe McKinney


El Apocalipsis de los muertos es una secuela de Dead City, todavía no publicada en España, pero que por lo que parece, no se necesita de la primera para disfrutar de la segunda.
En Dead City, Joe McKinney nos cuenta como una serie de huracanes devastaron la costa del Golfo. La destrucción, la muerte y la enfermedad hicieron estragos en Texas y los estados circundantes. De alguna manera, los muertos regresan a la vida y los supervivientes pronto se encontraran en una lucha por su vida, ya de por si marcada por haber sobrevivido a la devastación de los huracanes.
El Apocalipsis de los muertos retoma la historia dos años después. Los zombis han sido estancados en áreas de cuarentena, pero estas áreas no solo confinaron a los muertos vivientes, sino que también lo hace con los vivos que ya no son libres de ir a donde les plazca.

Todo parece controlado hasta que unos cuantos supervivientes, no conforme con su hacinamiento, deciden escapar por el mar, pero entre ellos hay un infectado. Todos los ocupantes del barco quedan infectados y llegan a la costa. La zona de seguridad queda violada y las infecciones se comienzan a suceder de forma rapidísima.
Quedarse en las ciudades ya no es seguro y puede acarrear la muerte. Muchos grupos deciden huir.
Cada uno a su manera, comienza a vagar intentando buscar la zona más seguro. Es ahí donde comienza la historia de la mayoría de los personajes.
A partir de ahí, las páginas se suceden con todo tipo de detalles de cómo los grupos intentan llegar a una zona seguro. Algunos lo conseguirán y otros se quedaran por el camino.

No es fácil escribir una novela plagada de personajes. Creo que el autor ha hecho un gran trabajo a la hora de mantener la chispa en cada una de las historias, pero bien es cierto que cada lector tendrá sus personajes preferidos, y que por tanto, como a mi me sucedió, en algunos casos la espera se me ha hecho larga.
Siempre quería saber más de Ed Moore, un ex Marshall de los EEUU, que ha regañadientes saldrá de su retiro para encabezar uno de los grupos. Cuando leía me imaginaba a John Wayne con su sombrero y sus pistolas, aunque también de lejos, al cascarrabias abuelete de “Gran Torino", la estupenda película protagonizado y dirigida por Clint Eastwood.
También quise saber más de Kyra, una chica ciega que se las tendrá que apañar casi sola para sobrevivir al Apocalipsis. Ya os lo podéis imaginar rodeada de zombis y sin poder verlos, aunque sí olerlos. Existen escenas de gran tensión alrededor del personaje.

No me ha atraído tanto la historia de Jasper Sewell, un autoproclamado salvador y predicador que construye un refugio en Dakota del Norte que podríamos decir que se asemejaría a una secta. En algunos momentos me ha recordado al Padre Isidro de “Los Caminantes” de Carlos Sisi, y quizás no me ha resultado fresco por el abuso que se hace de dichos personajes, pero que entiendo que tienen que existir tratándose de un Apocalipsis, pero no sé, no he conectado con él ni con su grupo.

Y no seguiré con las demás historias. Os la dejo para vosotros, para que podáis saborearlas con calma.
En definitiva, un libro para los amantes de la acción zombi, los amantes de la sangre y los mordiscos a raudales, para los amantes de las novelas con multitud de historias y personajes y para los amantes de los best sellers zombis.


También la podéis leer en Cultura Hache
Publicar un comentario