miércoles, 30 de noviembre de 2011

1er Concurso de Micro-Relatos Ruta Vía de la Plata


Amante como soy del Camino de Santiago, porqué sino se llama el blog Cruce de Caminos, no podía dejar escapar la oportunidad de promocionar un concurso de micro-relatos basados en el Camino, y en concreto, en la Ruta de la Plata, que yo mismo completé (Sevilla-Santiago) hará unos 4-5 años.

Ahora os pongo un extracto de la presentación que hizo la web:

“Bajo el lema "Los 2500 años más minis de la historia", la Ruta Vía de la Plata invita todos aquellos con alma literaria a plasmar por escrito sus vivencias, sus recuerdos, aquellos lugares que nadie debería perderse en la ruta o por qué no, una historia de ficción ambientada en el itinerario.

Eso sí, hay que demostrar una buena capacidad de síntesis ya que no se podrán superar las 120 palabras.

Además los "mini escritores" deberán aportar una foto propia o seleccionar una de la Web o del Facebook de la ruta, para ilustrar el mini relato.

El concurso permanecerá activo desde el 1 de noviembre hasta el 15 de diciembre, y el mejor relato que se reciba y cumpla las bases establecidas, recibirá una Cesta Gastrovía con productos gastronómicos de la Ruta para encarar mejor las Navidades.”

Creo que es una buena oportunidad para todos aquellos amantes del Camino, o sin serlo, para todos los amantes de los micro-relatos.

Para realizar la inscripción y participar

Bases del concurso (completa)

domingo, 27 de noviembre de 2011

Preparando mi participación en dos antologías de relatos


En los próximos meses voy a intentar participar en dos antologías de relatos para ver si vuelvo a sentirme escritor de nuevo.

La primera de ellas versa sobre mujeres. Y he escogido, en principio, a Janis Joplin para hacer un relato de entre 3000 y 10000 palabras. Todavía no tengo enfocado en texto. Me documentarme un poco más, pero creo que el personaje puede dar mucho de si. Otra cosa es que yo sepa conseguirlo.

En la segunda es donde tengo más problemas a la hora de elegir personaje. Se trata de una antología de personajes históricos. Las bases de la antología serían las siguientes:

“Personajes que por los hechos que en su día cometieron, o por la conciencia que de ellos tiene el público en general, susciten algo de temor.”

De momento los compañeros de antología han escogido a El Duque de Alba en relación a sus actos en Flandes; Juan Mingolla Gallardo “Pasos Largos”, el último bandolero andaluz; Pilar Prades; Romasanta; Torquemada; el hombre lobo gallego,….

Os quería pedir un poco de ayuda.

¿Conocéis algún personaje histórico que se adecue a la antología? ¿Sobre quién os gustaría leer un relato?

Y luego, aunque de momento he escogido a Janis Joplin, si tenéis alguna sugerencia sobre la antología de mujeres (proponer otra), será bien recibida.

sábado, 26 de noviembre de 2011

NaNoWriMo: cincuenta mil palabras en 30 días

Llego tarde, lo sé, pero es que hasta ayer mismo no sabía nada de esta iniciativa global, y, aunque casi fuera de tiempo, os la quería comentar para que algunos os pusierais una alarma para el próximo año.
Coñas a parte, creo que la iniciativa/experiencia NaNoWriMo, merece una entrada y os adelanto, que me gustaría participar para poder explicaros lo que se siente. Quizás lo pudiera hacer este mismo año sin participar, claro está, pero tomando café con cierta persona que si lo ha hecho. Pero no quiero adelantar acontecimientos y más en estos días que estoy a tope de trabajo y como podéis comprobar mi ritmo de entradas a disminuido, y mucho.
Entremos en materia.




El 1 de noviembre suenan las campanas de guerra para muchos y no dejan de sonar hasta la medianoche del día 30. Durante ese mes deberán escribir 50.000 palabras, o lo que es lo mismo, 1667 palabras al día, lo que viene a representar dos páginas a espacio sencillo y cuerpo 12. No parece tan descabellado, pero os podeis olvidar que será así durante 30 días, sin descanso, sin pausas, sin fines de semana, y que si un día no cumplís, se os acumulará para el siguiente. Ese es el reto personal que libremente ejerces. Cantidad sobre calidad, sin mirar atrás, sin corregir, ya tendréis once meses para hacerlo, para recortar aquello que no cuadra.
Escribir y no dejes de escribir hasta llegar al objetivo.

Me gustaría dar algunos datos para que veáis el alcance que empieza a tener el tema. NaNoWriMo (National Novel Writing Month o Mes Nacional de la escritura Novel) fue creada en 1999 por Chris Baty y ese primer año contó con 21 participantes. Fue a partir del año 2000 cuando se decidió que sería el mes de noviembre el elegido. En 2005 participaron 59.703 personas, de las cuales 9.765 fueron declaradas ganadoras, es decir, escribieron en ese mes 50.000 palabras. En 2006 los participantes fueron 79.000 y cerca de 13.000 superaron el reto. Y para que veáis que la cosa va creciendo casi exponencialmente, en 2010 participaron más de 200.000 personas y más de 37.000 consiguieron el reto.
Por lo que he podido leer, en 2011 están participando alrededor de 1.000 españoles.
De estos datos se deduce que tan sólo un 17% de los participantes consiguen su objetivo. Así que algo tendrá de reto la cosa. No parece tan fácil de conseguir.

NaNoWriMo es un programa de escritura de novelas que valora más el entusiasmo y la perseverancia que el trabajo meticuloso, y ha sido diseñado para todos aquellos que han pensado vagamente en escribir una novela pero se han amedrentado por el tiempo y el esfuerzo que esto conlleva. Se podría decir, que NaNoWriMo es como un entrenamiento para todos aquellos que aspiran a escribir una novela algún día. Quizás en ese mes no lo consigan o el texto no valga la pena, pero el entrenamiento está hecho y quizás esa disciplina asimilada pueda llevarles a conseguir tu objetivo.

Creo que otro punto fuerte de la experiencia es saber que muchos otros lo están haciendo como tú. En los foros y chats (si tienes tiempo claro para participar en ellos) podrás encontrar recursos para poder mejorar tu escritura. Uno de los que me ha parecido curioso es el Adoption Society, donde la gente “dona” sus ideas para tramas a aquellos que aún no tiene claro sobre qué escribir. También encontraréis diálogos completos, personajes, o incluso finales de novelas. Sí, sé que esto puede no gustarle a mucha gente, pero se ha hablado mucho del síndrome del papel en blanco, y todas esas utilidades pueden llevarte a superarlo.
Y lo mejor de todo es que con NaNoWriMo no obtendrás ningún premio en metálico por superar el reto. Tan sólo recibirás un diploma, que tu mismo tendrás que rellenar, que acredita que has superado el reto.

Pues ya conoces el reto. Este año ya es tarde para participar, aunque lo podrías hacer de forma simbólica, cinco días dan para un buen relato de 8335 palabras si cumple con la media.

martes, 22 de noviembre de 2011

El lamento de las sirenas de Michael Koryta


“El lamento de las sirenas” es la segunda novela de la serie del detective Lincoln Perry escrita por Michael Koryta.
Dicen que desde muy pequeño se empapó con la literatura de Raymond Chandler o Dashiell Hammett y casi todos intentan ver en su escritura paralelismo con esos autores. A mi no me gustan mucho las comparaciones, pero os comentaré, para aquellos que no conozcáis al autor, que se escribió que su temprano debut, a los 22 años, fue de primera. Estaban hablando de “Esta noche te digo adiós” la primera novela de la serie. Otros la catalogaron de inmadura y de tener personajes planos. Yo no he tenido el placer de leerla, pero sí que os diré, que la tengo apuntada en las pendientes, pues “El lamento de las sirenas” me ha cautivado desde sus primeras páginas por su dinamismo, por su frescura, por lo rápido que te metes en la novela, y lo pronto que empiezas a sentir que debes ayudar al protagonista. Creo que el hecho de que el lector se sienta protagonista de la novela, refuerza todo el conjunto literario. Y además, si el final te reconforta y no te defrauda, dejas el libro sobre la mesa y respiras con profundidad. Y Michael Koryta lo ha conseguido conmigo.

“El lamento de las sirenas” no es sólo una novela policiaca; Koryta hace excavar a los personajes en lo más profundo de los sentimientos, personajes a su vez castigado por vivir donde viven (barrios marginales y pobres de Cleveland). Las emociones están a flor de piel y cualquier pequeño detalle puede hacerlos estallar. Eso es lo que sucede con la muerte de Ed, buen amigo del detective Lincoln Perry. Es a partir de ese momento donde comienza toda la investigación, llevada por la amistad sincera, y en algunas ocasiones más con el corazón que con la cabeza; una amistad que se creía perdida en el tiempo a raíz de unos desagradables sucesos que Koryta nos hará conocer mediante flashbacks. Aquí también me gustaría detenerme. El escritor sabe utilizarlos de la manera justa. He leído muchas novelas que abusan de ellos y rompen con el ritmo de la narración. Koryta sabe cual es la justa medida, casi siempre a final de los primeros capítulos, para luego cambiar y ser los propios personajes, en el presente, los que expliquen los sucesos del pasado.

Lincoln Perry buscará un perdón casi imposible por lo que todo el barrio consideró una traición. Luchará durante toda la novela para conseguirlo y a veces, fruto de la desesperación, buscará una simple redención con la esperanza de mitigar su profundo sentimiento de culpa al limpiar el nombre de su amigo Ed.
Será un camino complicado y donde el autor podría haber abusado del sentimentalismo barato, pero Koryta consigue de nuevo el equilibrio justo mediante los personajes de Amy (periodista y amiga de Lincoln) y Joe (su compañero de trabajo y antiguo policía con él). Ellos dos le darán el contrapunto a Lincoln Perry para que las lágrimas no acaben de florecer en la narrativa del escritor.


En “El lamento de las sirenas” además encontraremos asesinatos, incendios, estraperlo, negocios tapadera, recuerdos del pasado sin perdonar, sin olvidar, se descubrirán oscuros y profundos secretos que harán flaquear al fuerte Lincoln Perry, reencuentros con amigos del pasado, riñas entre los actuales, una chispa de amor y sobre todo una investigación a la antigua usanza, paso a paso, testigo a testigo, pista a pista, donde el lector puede participar de la investigación, ya que no encontraréis subterfugios, ni conejos sacados de chistera.

No me extrañaría que se hiciera una película con esta novela. El guión es perfecto para llevarla a cabo y las imágenes descritas son del todo cinematográficas, donde un ritmo suave, pero en constante aceleración, atrapará al lector entre sus páginas, y al final de todo, se dará cuenta que la novela quiere hablar de algo más que un caso policial. E aquí otro punto fuerte de la novela. El fondo de ella, lo que no se cuenta, la subtrama.

La serie del detective Lincoln Perry continuará en Roja&Negra, ya que sé de muy buena tinta que están preparando la tercera entrega que llevará por título “Una tumba acogedora” y de la que podréis leer el primer capítulo en la misma “El lamento de las sirenas”.
Os adelanto que también existe una cuarta parte, ya publicada en Reino Unido, y que el autor cuenta con cuatro novelas más, pero que no tienen al detective como protagonista.
Yo creo, que para aquellos que nos gustan las buenas historias, esto es un filón literario y más contando que tan sólo tiene 29 años.

En definitiva, si os queréis adentrar en el mundo Koryta, os recomiendo la lectura de “El lamento de las sirenas”. No creo que defraude a los amantes de lo negro y policial.

También la podéis leer en Cultura Hache

viernes, 18 de noviembre de 2011

Asesinato en el club nudista de Roberto Malo


"Asesinato en el club nudista" es una novela corta, intensa, divertido, loca, ligera de digerir, con toques de ciencia-ficción y bastante sexo. Podríamos decir que es una ensalada literaria para los que quieren hacer regimen de las largas novelas.

Escrita por el zaragozano Roberto Malo y publicada por la Editorial Nalvay en 2011.
No es la primera novela del autor, pero sí la primera que leo de él y creo que me han faltado páginas para conocerlo mejor, aunque no creo que el formato que nos presenta necesite más.

Desde las primeras páginas vemos que el humor estará presente en casi todas las acciones que se desarrollaran. Tuve la sensación de estar leyendo las primeras páginas de “Lo mejor que le puede suceder a un croissant” y en otros momentos creí que los personajes estaban siendo objeto de una cámara oculta.
Me ha parecido de los más divertido y destacable la escena inicial del bloque de pisos y el ascensor (del cual no explicaré nada para no romper la magia). He sonreído bastante, y no me esperaba su final de escena.

No esperéis encontrar un detective sagaz que intente resolver un complicado caso. No es una novela negra, ni policiaca, por mucho que en el título ponga asesinato.
Se podría decir que es como una crónica de una muerte anunciada donde un asesino a sueldo recibe el encargo de matar a una bella mujer y para ello tendrá que pasar unas vacaciones en un club nudista.

Será en el club nudista donde se sucederán los acontecimientos y donde el lector tendrá la sensación de que Luís, el asesino a sueldo, pierde los papeles ante el gran harem de preciosas mujeres que allí se dan cita. Pero no os dejéis engañar; el más tonto resulta ser el más listo. Tendréis que esperar a la sorpresa final para completar el puzzle.

También debo destacar todos los momentos sexuales que van salpicando algunas escenas, y en especial la del buffet que no le haría ascos al desaparecido premio “La sonrisa vertical”.

Pero no sólo humor y sexo es lo que encontraremos en la novela. También leeréis como Roberto Malo no se corta ni un pelo al denunciar a todas aquellas personas que discriminan a sus semejantes por su aspecto físico; totalmente surrealista la máquina que te permite la entrada o no en el Club según tu masa corporal. No me quiero ni imaginar que un día pudiera existir.

Como complemento a la novela, encontraréis unas buenas ilustraciones, realizadas por Abraham Pérez, cosa poco usual en los tiempos que correr, pero que creo le da un valor añadido al producto.

Y para finalizar, me ha gustado mucho la contraportada escrita por David Jasso, escritor y presidente de Nocte (Asociación española de escritores de terror). Con una propaganda así es difícil no vender.

En definitiva, si queréis pasar un rato entretenido, reíros un poco, y tener una novela poco usual en los tiempos que corren, os recomiendo su lectura.

lunes, 14 de noviembre de 2011

Un café con Gervasio López


Gervasio López Rodríguez es de Lugo, de profesión ingeniero forestal, aunque su verdadera vocación es escribir y leer. Todo un docto en literatura y por ello me siento alagado de que hoy se haya pasado por el Café de Cruces de Caminos para así poder aprender de él. Creo que es una charla que no os defraudará.








David: Buenas Gervasio y bienvenido al Café de Cruces de Caminos.
Últimamente te veo muy activo y por eso mi primera pregunta sería la siguiente: ¿En qué proyectos estás embarcado ahora mismo y que proyectos tiene para el futuro?

Gervasio: Bueno, pues muchas gracias por invitarme a este café tuyo. Empleando la tan famosa fórmula, me llena de orgullo y satisfacción estar aquí, contigo, por donde han pasado amigos y escritores a los que admiro.

¿En qué ando metido? Bueno, ahora estoy con un proyecto coral que me atrae mucho, pero está resultando más difícil de lo que pensaba. Siete autores, siete relatos largos, y la historia de Galicia como leit motiv. Además, el elenco de autores que me acompañan es fabuloso. Estoy a la espera, también, de la publicación de una antología de relatos a la que le hemos puesto de título de Legendarium, donde glosamos algunas leyendas que nos han fascinado desde siempre. Como en la anterior, hay autores buenísimos. Creo que va a llamar mucho la atención. Y ya por último, la publicación de una novela corta para el año 2012, que me hace muchísima ilusión.
Soy el hombre de los proyectos literarios inacabados. Por ponerte un ejemplo, tengo que terminar o corregir cuatro novelas, pero me lo tomo con mucha calma.

¿Y tú? ¿En qué andas metido, además de deleitarnos con esas reseñas, artículos y entrevistas con las que nos deleitas en Cultura Hache? ¿También tienes proyectos en el armario?

David: Pues llevo unos años de parón. Me costó mucho acabar mi primera novela, y de eso hace 4 años. Supongo que al acabarla entré en un proceso de ansiedad por volver a escribir y me superó.
Ahora mismo estoy intentando encontrar de nuevo el camino y creo que estoy viendo el inicio. Por lo pronto, he vuelto a participar en algún concurso literario y al hacerlo me he vuelto a sentir escritor.

Pero estamos para hablar de ti. Creo que en 2010 publicaste una novela corta donde Darío Vilas hizo de padrino. ¿Qué otras cosas podemos leer de ti? Me gustaría que también me hablaras de los proyectos pasados, de cómo fueron.

Gervasio: Conozco bien esa sensación de desidia literaria. Cuesta sobreponerse, pero la recuperación es gratificante. Es como si hubieses aprendido a emplear ese bagaje que acarreas. A partir de ahí, todo es mejor.

En cuanto a mis inicios, bueno, allá tú. Me pondré entonces en plan de abuelo porretas y te contaré mis andanzas literarias.
La novela a la que te refieres es "Los crímenes de Avignon", publicada en junio de 2010, gracias a la propuesta que en diciembre de 2009 me hicieron Darío Vilas y Senén Lozano, administradores de H-Horror y de Doble Hache asociación. Ellos publicaron mis primeros relatos a mediados del 2009, y por esas extrañas casualidades resulté elegido "autor del año" en H-Horror, gracias a las opiniones de los lectores.
La verdad es que aquello me hizo muchísima ilusión. Llevaba un año escribiendo y estaba teniendo muchísima suerte. Y la publicación de "Los crímenes de Avignon" fue la guinda del pastel, por así decirlo. Las críticas fueron muy favorables, y me hizo muchísima ilusión ver una obra mía publicada. También me encargué de los prólogos de las dos siguientes antologías de H-Horror y participé en una selección de relatos donde se glosaban algunas de las canciones del músico barcelonés Shuarma, titulada "Su universo a través". He incluido otro relato en Zombimaquia, la antología 4 de Dolmen. Bueno, y tuve una columna mensual en una revista de publicidad llamada Brandlife, que tenía por título "Desde mi sillón".
Lo cierto es que toda mi carrera literaria se ha visto rodeada por los amigos de H-Horror. Si no hubiese dado con ellos, no estaría aquí. Casi todos mis proyectos futuros incluyen a alguno de los autores que andan por H-Horror.
Oye, y eso proyectos tuyos, ¿qué, te lanzas al terror o prefieres otras temáticas?

David: No sé yo si me lanzaré con el terror. Me da un poco de miedo. Creo que encerrarme en una temática me ahogaría. Yo necesito más espacio para dejar que los personajes se muevan a su antojo. Tengo ganas de escribir novela negra, o de dejarme llevar por el estilo murakaniano. Veremos.

Me has comentado que en 2012 publicarás una novela corta. ¿Qué tal ha sido tu relación con las editoriales? Y no me refiero a DH Ediciones. ¿Has llamado a muchas puertas? ¿Te han cerrado la puerta en los morros muchas veces?

Gervasio: Lo que dices del terror es algo curioso. Creo que debemos orientarlo, muchos lo están haciendo ya, hacia una ampliación de la temática, a tocar más palos y profundizar en historias aledañas a la excusa. Muchos autores jóvenes tienden ya a eso, a que el terror sea la apariencia, la vestimenta, y tejer con ello novelas mucho más complejas y ricas.
No sé, a mí me gustaría hacer algo así. Y creo que tú tienes mimbres más que de sobra para hacerlo de un modo fabuloso. Deberías intentarlo. El terror está en boga, pero debemos alejarlo de los clichés.

La novela negra es un género a explotar. Muchos tenemos la idea equivocada, pero creo que es un género riquísimo, donde se pueden hacer cosas muy buenas. Y creo que hay autores españoles que lo hacen realmente bien. Si decides escribir algo así, yo no me lo pierdo, desde luego.

Mi relación o experiencia con las editoriales es muy pequeña. Lo primero que escribí, hacia finales del 2008, fue un thriller que envié a una agencia literaria. Lo estuvieron analizando, pero quedó en nada. También tuve otra pequeña decepción con otra agencia, hace unos cuantos meses. Alabaron mi prosa, pero dijeron que no era lo que buscaban. Es mi sino. Soy algo victoriano, o complicado, o prolijo y quizás eso vaya en mi contra, pero no quiero cambiar mi forma de escribir.
Desde entonces, no lo he vuelto a intentar; aunque lo haré cuando termine una novela en la que he puesto muchas ilusiones.
Con las editoriales con las que he trabajado, no puedo estar más satisfecho. Darío y Senén son fantásticos. Han hecho un trabajo buenísimo, pero las ayudas han sido nulas y el mercado, muy complicado y cerril. También hay editoriales pequeñas con las que me encantaría trabajar. Cuidan sus productos, los miman y hacen que esto de publicar sea un placer. No sé, espero que no olviden las virtudes en el camino a la grandeza.

David: Por lo visto una experiencia parecido a la mía, pero yo no tuve tanta paciencia y por eso me autoedité con un éxito notable para lo que podía abarcar.

Sé que no os gusta hablar de futuras novelas, pero, ¿me podrías avanzar algo de la que tienes en ciernes?

Gervasio: Aquella en la que tengo más ilusiones puestas es "Los crímenes de Avignon". Sí, ya se que el hecho de que haya sido publicada le resta posibilidades, pero se trata de una amplia modificación. Cuando Darío y yo hablamos de publicar una novela, un problema fundamental era la premura. No había demasiado tiempo, así que el libro se hizo en un mes y medio, más o menos. Desde entonces, siempre he querido ampliarla. Creo que la historia lo merece, y quiero profundizar en los personajes, recrearme en los sucesos históricos, o entremezclarlo con lo que supuso la peste negra, por ejemplo. Ya casi la tengo lista. Aunque antes he de terminar el relato largo del que antes te he hablado, el del libro donde participo con seis autores más. En noviembre retomaré la novela, y en un mes, más o menos, espero terminarla. A ver si encuentro salida para ella.
Luego está la primera que escribí. Quiero adaptarla a lo que quiero y darle un destino que no sea el olvido entre bits. Aparte de eso, hay una sobre las andanzas de un niño en la Guerra Civil Española, y otra sobre la invasión de Roma por las tropas de Napoleón, de la que he escrito unas doscientas páginas. Quiero terminarlas todas, aunque las alternaré con relatos breves y alguna novelilla corta de terror.
¿Y los tuyos? ¿Ya has pensado en algo para esa novela?

David: Sobre mis futuros escritos, tengo varias ideas comenzadas, pero no desarrolladas. Soy un poco anárquico en ese sentido. No planeo nada hasta que no veo el final. Los personajes me van llevando y cuando veo a dónde quieren ir, es cuando me pongo a esquematizar un poco los pasos a seguir.
Básicamente le llamaría novela contemporánea, de la vida. No sé si retomaré algunas de esas ideas o buscaré nuevas. Tengo que encontrar mi espacio para poder llevarlas a cabo.

Pero sigamos aprendiendo de tu experiencia y conociéndote un poco mejor.
¿De dónde sacas las ideas para los relatos, para las novelas? En definitiva me gustaría que me hablaras de tu proceso creativo.

Gervasio: En cuanto a lo de las ideas para los relatos y novelas, pues no sé. Mi modo de trabajo es muy caótico. No acostumbro a concebir ideas previas. Al principio, cuando cojo libreta y bolígrafo, todavía soy un romántico, no tengo más que un esbozo, una imagen difusa y bastante deslavazada. Al escribir, sin embargo, los personajes interactúan un poco a su albur, se me rebelan y tiran por donde ellos deciden. Puedo iniciar una historia y mudarla por completo al cabo de unas pocas líneas. Es un modo sorpresivo, por así decirlo, de escribir. Seguramente sea muy poco profesional, pero sí es divertido y espontáneo.
En las novelas, ideo cuatro, cinco o seis escenas por anticipado. Así, si no me apetece escribir una, me pongo con otra y voy avanzando. Después hilvano unas con otras, aunque siempre salta la liebre por algún sitio y trastoca un poco el pequeño hilo argumental que había proyectado.

El otro día leí la entrevista que te hicieron cuando autoeditaste tu novela “Bajo el eucalipto” y pude comprobar que estás muy satisfecho con el resultado. Amazón ayuda a eso. ¿Crees que el libro electrónico va a cambiar el paisaje literario en cuanto a nombres, formas de acercarse al público y demás?

David: Pues la verdad es que sí. Estoy muy satisfecho con la experiencia, aunque muchos opinan que no es bueno publicar pagando. Yo me lo tome en plan editor. Tengo en mente tener mi propia editorial en el futuro, pero de momento es un proyecto lejano.

Sobre el tema de los libros digitales, creo que sí, que las cosas van a cambiar y mucho. Ahora somos minoritarios los que tenemos un e-reader, pero poco a poco se irá imponiendo. Yo la verdad estoy muy contento con él. Eso de querer un libro y en minutos tenerlo en casa es todo un lujo. Aunque tengo que decir que como leer en papel no hay nada. Aunque creo que para los escritores que no son superventas es buena herramienta para llegar a mucho más público, a bajo precio, darse a conocer y luego provocar que esos mismos lectores te puedan comprar en papel si se consideran románticos.

¿Cómo lo ves tú? ¿Cambiará el panorama, ayudará, se perderá el libro en papel?

Gervasio: Creo que sí, que van a cambiar muchas cosas, aunque el libro en papel no creo que se pierda nunca. Quizás sí, del mismo modo que lo hizo el vinilo, por ejemplo. Pero me gusta pensar que no lo hará.
Las plataformas tipo Amazon ayudan al autor novel en la difusión de sus obras. Le dan la posibilidad de llegar a muchísima gente, a muchos países, a publicar una novela que muy pocas veces llegaría al público. El problema, quizás, sea la ausencia de filtros garantes de calidad. Pero los buenos autores podrán posicionarse como corresponde. El que sea bueno, llegará; y el malo se quedará por el camino, medio escondido en ese marasmo inextricable de la red. En las editoriales al uso prima lo comercial; la calidad es un añadido prescindible.
Lo que despierta mi curiosidad es el modo en cómo reaccionarán las editoriales. Hoy, inexplicablemente, están dormidas. Ponen unos precios completamente exagerados a sus e-books, les ciega la ambición y son incapaces de colocar sus libros en una cantidad adecuada. En ese sentido, se dejan comer el terreno por los autores noveles, aunque éstos se vean obligados a erigirse en agentes, editores, publicistas, etc. Las editoriales están siendo demasiado conservadoras. Parecen estar expectantes, atentos a ver cómo se desarrolla esto. Están presentes en el mercado digital porque creen que tienen que hacerlo, pero no apuestan por el de un modo tan decidido como los autores noveles, que parecen verse abocados a ello como única salida. Será interesante ver cómo intentan recuperar el terreno perdido.

David: Estoy de acuerdo contigo. Será muy interesante ver como reaccionan las editoriales y si por fin bajan los precios de los e-books, pues encuentro que es un robo lo que se paga por uno de ellos cuando la inversión es casi mínima.

Me ha dicho un pajarito que eres un experto en novela fantástica y de terror. No sé si me estaba engañando. Me gustaría preguntar cómo ves el panorama literario en general y en los géneros que dominas en particular. Y ya puesto, si nos puedes recomendar autores en esos géneros, sean celebres pata negra o autores casi desconocidos por el gran público.

Gervasio: Te han engañado. No soy más que un buen aficionado al género del terror, aunque no tanto al fantástico. Afortunadamente, parece haber un repunte de estos géneros. Y no solo en el ámbito anglosajón, sino también en el hispano, donde están apareciendo un buen número de autores que darán mucho que hablar. No sé. Siempre me dio la impresión de que el terror literario estaba siendo denostado por muchos. Parecía ser un género menor, ya muy trillado y carente de historias buenas. Hoy, sin embargo, hay un relanzamiento muy importante, y si no estuviéramos metidos en esta dichosa crisis, muchos de los escritores españoles podrían tener grandes posibilidades de notoriedad.
En la buena novela actual, el terror es más bien una excusa para la historia, el hilván que entrelaza las distintas tramas; la salsa, por así decirlo. La riqueza argumental de la novela de terror no tiene nada que envidiar a la de la gran novela costumbrista, mucho más respetada por el público tradicional. Y eso ha motivado, o motivará, que el lector se acerque a ella y comience a apreciarla como se merece.
En cuanto a los autores por los que siento una especial predilección, no sé...Soy muy clásico, así que mis referentes tienen unos cien o ciento cincuenta años. Me encanta Poe, Maupassant, Bierce, Henry James y otros muchos. A King lo respeto y admiro como novelista, pero pocas veces ha llegado a emocionarme como escritor. Mi gusto propende á lo clásico, a lo victoriano, donde la estética o la emoción prima sobre la eficacia. No sé. Será una tontería, pero disfruto más con Bécquer que con Barker.


En cuanto a autores noveles y estrellas en ciernes, esos que pronto coparán los mercados y las emociones, conozco a unos cuantos. Darío Vilas, por ejemplo, dará mucho que hablar. Es un grandísimo escritor; y ahora que se ha centrado en la novela, va a demostrar el enorme talento que posee. Otro es Javier Pellicer, al que considero la eficacia personalizada. Puede escribir sobre cualquier cosa, sin límites, con una disciplina asombrosa. Y siempre sale bien parado. También admiro a Elena Montagud, a Tony Jiménez o a José Luis Cantos, que sin duda descollarán sobre otros muchos escritores. Ignacio Cid es otro muy buen escritor, por ejemplo. Y la gran esperanza patria, donde casi todo el mundo parece coincidir, es Ismaél Martínez Biurrum.
Aparte de éstos, la última antología de relatos en la que he participado, que espero vea la luz muy pronto, me ha permitido conocer a grandísimos escritores. Luisa Fernández, por ejemplo, me parece una escritora fantástica, con unos conocimientos envidiables. O Iván Mourín, para el que auguro grandes éxitos. No sé. Hay muchísimos. Y es que me olvido de un montón de buenos escritores. Francisco Narla, Alejandro Castroguer y otros muchos.
De todos modos, el escritor al que más admiro, aquel que me asombra con cada una de sus frases, es Juan Manuel de Prada. Nunca he visto a un escritor tan talentoso. Ser capaz de escribir "Las máscaras del héroe" con 25 años está solo al alcance de los genios.
¿Qué? ¿Compartes mis gustos?

David: Siempre tenemos miedo de dejarnos a alguno en el tintero. Seguro que ellos lo entenderán.

Estoy conociendo a algunos de esos escritores noveles y me estoy sorprendiendo del talento que correr por las plumas de todos ellos. Es lo que tú dices, la maldita crisis hará que se tarde un poco más en conocerlos. ¿Qué hubiera sido de todos ellos sin la crisis? Pues estoy convencido que casi todos estarían en grandes editoriales vendiendo lo que no está vendido.

Estamos casi acabando el café. Es una lástima que siempre estemos subyugados al tiempo. Sé que nos hemos dejado muchos temas por tocar, pero estoy convencido que tomaremos muchos más.

La última pregunta yo creo que es para nota por su dificultad, o como mínimo a mi me lo parece.
¿Te has parado a pensar alguna vez por qué escribes, para quién escribes, y hasta dónde te gustaría llegar?

Gervasio: En mi humilde opinión, la pregunta es para nota porque muchos confunden el placer que les produce el hecho de escribir con la introspección y el ensimismamiento. Escribir tiene mucho de eso, de hurgar en uno mismo en busca de pasiones, de miedos o deseos. Pero también tiene mucho de alteración o de mostrarse a los demás. Al escribir, has de buscar en ti. Pero has de hacerlo para que lo que muestres en tus textos sea auténtico, para que sea lo que de verdad querías mostrar.
Perdona. He soltado un rollo para decir que escribo para los demás. Lo que busco es ser leído, contar una historia y que la gente disfrute con ella. Simplemente. Es fantástico cuando, en el sentido más amplio de la palabra, conmueves a alguien con los pequeños mundos que has creado. Eso es lo realmente bonito de escribir: Crear emociones en los demás.
En cuanto a mis aspiraciones, pues hombre, temo no ser demasiado original. Me gustaría poder vivir de esto algún día. ¡Incluso hasta pervivir, jejeje! Sé que es muy difícil, claro. Y que tan solo algunos afortunados lo consiguen. Pero no se me ocurre un medio de vida más bonito. Supongo que seguiré escribiendo por vocación, publicando algún relato por ahí y matando el gusanillo con alguna novela inadvertida. Pero al menos seguiré.
Creo que es la mejor conclusión. Si no alcanzas a ser leído, al menos siempre puedes escribir y disfrutar con ello. Y siempre, claro, intentar que lo último que has escrito sea lo mejor que nunca hayas escrito. Pelear por eso y no perder la esperanza.

Bueno, disculpa el rollo. Cuéntame algo de tus esperanzas. Imagino que habrás puesto muchas en el nuevo lanzamiento de "Bajo el eucalipto" en Amazon, ¿no?

David: Pues no, ninguna, jajaja. La culpa la tienes tú y el café que nos estábamos tomando.
"Bajo el eucalipto" ya tuvo su momento. Lo único que he querido es que, de alguna forma, quedara constancia de lo que hice. Ha sido más una cuestión romántica que una cuestión comercial o monetaria. Ya digo en la entrada de mi blog donde publicito el lanzamiento que no espero vender ninguno. No importa. Lo importante es que está y que seguirá estando.

Gervasio, ha sido un placer charlar contigo. Creo que podríamos estar charlando hasta que nos llevaran de urgencias por la subida de tensión provocada por el exceso de café.
Es muy grande que casi dos desconocidos puedan charlar así, si más de todo aquello que les gusta.

Lo dicho, un placer y espero tomar más cafés contigo. Ya me avisas cuando publiques todas esas novelas y le dedicaremos la entrevista adecuada a cada una de ellas.

Gervasio: Lo mismo digo. Muchísimas gracias por la invitación y por permitirme que me haya explayado a mis anchas. Ha sido un verdadero placer. Y tranquilo que te tendré informado.

sábado, 12 de noviembre de 2011

Club de lectura de novela negra "@Clubnoir_"


Hoy os quiero presentar esta novedad que me parece del más interesante.

@ClubNoir_ es un grupo de twitter de reciente creación donde se pretende activar un club de lectura de novela negra.
La idea es que cada mes se lea un libro y se comente entre los seguidores del grupo.

Las reglas del club son las siguientes:

Regla 1: Este es un espacio en continua construcción y en el que las reglas las ponemos entre todos y todas.
Regla 2: En principio, y hasta ver cómo funciona el invento, cada cual se marca el ritmo de lectura y de los comentarios.
Regla 3: Se intentará que la lectura del libro comience el día 15 del mes en cuestión, hasta el 15 del siguiente.
Regla 4: Al empezar a leer el libro mensual se abrirá la encuesta del mes siguiente. Se propondrán libros mejor que autores.
Regla 5: Ni que decir tiene que se evitarán, bajo pena de arresto, los Spoilers.

Como veis son reglas muy genéricas y un poco embrionarias que no acaban de dar pista sobre lo que se debe hacer en el club.
Yo supongo que lo que se pretende es hacer una lectura conjunto e ir dejando comentarios en el grupo. Si además te gusta reseñar y tienes espacio para hacerlo, pues mejor que mejor.

En definitiva, crear un grupo de apoyo a la novela negra y donde los fans del género, como yo, podamos disfrutar con otros fans del género.


Para la primera lectura se propusieron 5 títulos y el elegido para la primera lectura fue “Cosecha roja” de Dashiell Hammett.
No he leído nada de él, pero sé, como muchos de vosotros, que se trata de un clásico del género. Así que supongo que funcionará bien la cosa.

Yo de momento voy a ver si lo encuentro y puedo leerlo, aunque tengo demasiadas cosas que leer.

La lectura comienza el próximo martes 15 de noviembre.
Espero veros por allí, o en caso de que haga la reseña, de veros por aquí.

viernes, 11 de noviembre de 2011

Momento #24: sobre lo absurdo de las guerras y la TV


"Desde que la televisión entró en las casas, todos se habían acostumbrado a comer pan con cadáveres. […] no había ninguna cadena de televisión que no retransmitiera imágenes de cuerpos destrozados, maltratados, quemados, martirizados, de hombres, mujeres, ancianos y niños, asesinados imaginativa e ingeniosamente en algún lugar del mundo.
Porque no pasaba ni un solo día sin que en algún lugar del mundo hubiera una guerra que mostrar a la urbe y al orbe. Y tú veías a personas muertas de hambre que no tenían ni un céntimo para comprarse una barra de pan, disparando contra otras personas, igualmente muertas de hambre, con bazukas, Kaláshnikov, misiles, bombas, armas todas ellas ultramodernas que costaban mucho más de lo que costaría comprar medicamentos y comida para todos."

Extraído de “Las alas de la esfinge” de Andrea Camilleri.

jueves, 10 de noviembre de 2011

"Eva", cuando el drama y la ciencia-ficción se dan la mano

“Eva” es la opera prima de Kike Maíllo y es la primera película de robots producida en España, lo que le dio una gran relevancia en el Festival Internacional de Cine Fantástico de Sitges, celebrado recientemente.

Y no sé por donde empezar, pues después de ver la película y de reflexionar un poco, tengo sensaciones encontradas.
Creo que la película está bien, pero que se podría haber llegado un poco más lejos. Tengo la sensación de que se quedaron a medio camino de algo realmente mágico, y de ahí mis sensaciones.
Me explico.
Creo que “Eva” tiene un problema de construcción inicial. El film ha sido escrito a ocho manos y, según he podido leer, ha sufrido varios remontajes, eliminando toda una serie de flashbacks que explicaban la juventud de los protagonistas. Eso hace que la película se quede corta para poder explicarlo todo, y que el espectador tenga la sensación de que el final se acelera y de que un tren de carga sin control pasara por encima del clímax que se empezaba a vislumbrar, rompiéndolo en mil pedazos.

Otro punto a reseñar, dentro de ese quedarse a medio camino, es que el drama no acaba de fluir frente a la ciencia-ficción, ni viceversa. Es como una amalgama de conceptos que no se dejan respirar, y si encima le añadimos que los protagonistas del triangulo amoroso son más soso que el agua, todo va decayendo. Por poner un ejemplo: existe una escena en un baile que se podría producir en una fiesta de final de curso de primaria. Creo que se les podría exigir un punto más grande de madurez a los personajes (y no quiero seguir contando para no provocar un spoiler, pero la continuación es casi cómica).
Supongo que en un principio primó la reflexión sobre la coexistencia de robots y personas, pero poco a poco se fue decantando por el drama familiar y amoroso. Si tenemos en cuenta lo anteriormente dicho, todo se va diluyendo conforme van pasando los minutos, siendo totalmente diferentes los objetivos primeros con los últimos.

El mundo futurista que se nos presenta es como mínimo peculiar. Los coches parecen los de “Cuéntame”, los edificios de la antigua Rusia, los pubs irlandeses de toda la vida, y en medio de todo ello, la convivencia entre robots y humanos es totalmente normal.
A destacar el gato robot. Me ha parecido entrañable. A no destacar los robots del inicio de la película. No me han parecido nada creíbles. Parecen sacados de una película de serie B japonesa.

Y eso que he dicho que  la película está bien.
Por eso no quisiera acabar la reseña dejando una sensación negativa de la película. Creo que Claudia Vega, EVA, es la que hace que el film apruebe. Hace un personaje genial; es una niña con mucha personalidad; vivaracha; atenta; totalmente creíble y donde cada mirada nos deja atrapados en lo que vendrá.
En su conjunto, “EVA” es una película entretenida, con algunas reflexiones interesantes y con buenos momentos, aunque pueda producir sensaciones encontradas para los espectadores más exigentes.
Me gustaría que “Eva” sirviera de puerta para que otros directores y guionista dieran el paso de apostar por la ciencia-ficción en un futuro no muy lejano.



miércoles, 9 de noviembre de 2011

Presentación y concurso de "Instinto de superviviente"


La nuevas tecnologías nos están abriendo el camino para realizar cosas antes impensables, como la presentación de una novela vía facebook.

Pues sí, Darío Vilas da un paso más en este terreno y el jueves día 10 de noviembre a eso de las 15:30, presentará su nueva novela “Instinto de Superviviente” (reseñado aquí hace unos días) vía facebook.


Además de charlar y hacerle preguntas, en un momento dado, se ha anunciado que el autor hará una pregunta y el primero que la responda tendrá como obsequio una copia del libro.

Pero ahí no acaba todo. También se tiene previsto hacer más sorteos, está vez de la antología “Imperfecta Simetría” escrita por Darío Vilas y Rafa Rubio en la que se ofrece más información sobre una de las tres ciudades ficticias en las que se ambienta la saga iniciada con "Instinto de superviviente".

Creo que merece la pena pasarse y participar, si es que podéis, pues en mi caso estaré trabajando y me será imposible.

Os dejo el enlace para que os podáis inscribir. Y nada, si ganáis algo y ha sido gracias a esta información, me haría ilusión que me lo contarais.

Inscripción al concurso y presentación

lunes, 7 de noviembre de 2011

Un café con Filthy Sally


Filthy Sally es el nombre artístico de la cantante y compositora Sonia Flores con la que hoy hemos quedado en el café de Cruce de Caminos.
Pero antes de empezar unos enlaces de interés por si la queréis conocer mejor después de la charla.

Myspace de Filthy Sally: su casa musicalmente hablando. Donde podréis escuchar alguno de sus temas.

Filthy Sally en Facebook: por si os convence y queréis seguir las últimas noticias sobre la cantante. También tiene enlace a su myspace para escuchar algunos de sus temas.


David: Hola Sonia. Lo primero darte las gracias por venir al café a charlar un ratito conmigo.
Hace tiempo que no te vemos sobre un escenario. Supongo que te has cogido un descanso después de los bolos de presentación de tu primer disco New Wave. Me surgen varias preguntas, pero la primera, y la que supongo todos tus fans tienen ganas de saber es, ¿algún concierto a la vista?

Sonia: Pues verás, sí que me cogí un tiempo libre para poder componer canciones nuevas y desconectar un poco, pero lo cierto es que ya tengo ganas de volver a hacer conciertos. Me gusta el calor del público y la sensación de adrenalina cuando estás tocando.
¿Y tú qué? ¿Algún libro a la vista?

David: Pues tengo algunas ideas pero sin concretar ninguna. Ahora estoy metido de lleno en la creación de un par de relatos para poder presentarlos en algún concurso, pero sin demasiadas pretensiones.

Normalmente compones en inglés. ¿Tienes pensado componer algún tema en castellano?

Sonia: Las letras en castellano me salen según el día. Sin ir más lejos hoy he compuesto una en castellano. No me he parado a pensar si tenía que ser en inglés o en castellano, aunque tienes razón al afirmar que la mayoría de mis letras son en inglés.

David: ¿Y de qué va la nueva canción si no es mucho pedir?

Sonia: Es una cosa diferente. Supongo que mi estado anímico me pedía hablar de fantasmas, pero no de fantasmas que atraviesan las paredes, sino de fantasmas de carne y hueso.
Estoy contenta de cómo ha quedado.

David: A ver si pronto la podemos escuchar.

Sonia: Yo también, jejeje. Y por cierto, ¿conoces algún fantasma de esos de carne y hueso?

David: Pues sí que conozco a algunos, pero prefiero prescindir de ellos ya que su compañía puede provocar situaciones de esas donde no me siento cómodo.
Hablemos de tu primer disco, New wave, publicado en 2010. ¿Cómo fue todo el proceso de grabación? ¿Te costó decidir que temas ibas a incluir y cuáles no?

Sonia: Pues fue un proceso lento pero que valió la pena. Empezamos a principios de verano del 2009, ya que aprovechamos que vino de visita desde Madrid mi amigo Jorge para grabar unos violines que tenía unas ganas locas de incluir en el disco. Fue una lástima que tuviéramos poco tiempo, pues es un gran artista y me hubiera gustado incluir algún violín más.
Luego tuvimos una pausa y retomamos el tema en octubre, donde hicimos una primera grabación en casa de mi amigo Gabriel que tiene un pequeño estudio. Y creo que fue pasado febrero cuando pude escuchar el primer master del trabajo.
Durante todo ese proceso pasas muchos nervios porque quieres que quede bien y cuidas hasta el último detalle. Aun así, nunca me siento satisfecha del todo. Soy un poco perfeccionista, lo admito, no lo podría negar.
Sobre los temas que quería incluir en el disco, desde un inicio lo tenía claro. Lo que más me costó fue el orden. Estuvimos toda una tarde cambiándolo, y no fue hasta que sentí el master donde quedé convencida de la elección.

David: ¿Tan difícil es decidir el orden?

Sonia: Pues es la clave de todo. Tienes que pensar que un disco es una historia. Tiene un inicio, un nudo y un desenlace.

David: Como las novelas.

Sonia: Claro, como las novelas. Y tú bien sabes que no es lo mismo comenzar por un sitio que por otro. En la música pasa igual. Se tiene que tener especial cuidado en el orden de las canciones.

David: El otro día publicaste en el blog de tu myspace que habías sonado en las ondas argentinas. Para que no se pierdan el lector de la charla, explicaré que es un programa que se emite desde Buenos Aires y que utiliza los myspace de los grupos para generar sus contenidos. Ahora, dicho esto, te quisiera preguntar: ¿no te parece una intromisión que alguien haga un programa a partir de las canciones que la gente tiene colgadas en su myspace? ¿No crees que se debería pedir permiso para poder hacerlo? Y voy más allá. ¿No crees que en caso de generar algún beneficio se tendría que repartir entre los artistas?

Sonia: Creo que el myspace es público y lo utilizamos como plataforma para publicitarnos, para que nos escuchen desde todo el mundo y nos puedan conocer. Por tanto, si se hace un buen uso de mis canciones es fantástico. En definitiva es publicidad gratuita. Y no creo que, en este caso, generen ningún tipo de beneficio. Yo sigo pensando que es bueno que te escuche cuanta más gente mejor. Ya que cada semana pincharan algunas de mis canciones.

David: Hasta cierto punto estoy de acuerdo contigo, pero se tiene que tener cuidado con este tipo de cosas, pues ellos (no digo que en ese caso sea así), pero se podría dar el caso de que si consiguieran beneficios a partir de tu música y que tú no te pudieras beneficiar de ello. A eso me refería con la pregunta. Y también se podría dar el caso que alguna radio lo hiciera sin pagar ningún tipo de canon, aunque supongo que nos estamos embarrando en un tema que puede llegar a aburrir a los que te siguen.
Si te parece, cambiemos de tema.

Sonia: Casi mejor que sí.

David: Sigamos hablando de tu disco, que lo hemos dejado un poco de lado. New wave parece una declaración de intenciones, pero quizás tus seguidores quisieran saber algo más sobre ese título, y sobre las canciones que lo componen.

Sonia: New wave hace referencia al título de una de las canciones del disco. Significa nueva ola. El mensaje es claro: "empezar de nuevo". Otra lectura que yo le hago es: “nuevo cambio”. Eso es lo que intenta transmitir este disco. No sé si lo habré conseguido, pero esa es la intención. Muchas de las canciones hablan sobre el cambio y sobre pasar página. En ningún caso significa que Filthy Sally comienza de nuevo, ni que cambia. Y para que lo entiendas mejor. Blue, una de las canciones que más he tocado en directo, y que más me piden, la escribí hace más de diez años, pero encajaba perfectamente con la idea que te he comentado, con empezar de nuevo, con darle la vuelta a la página.
Por cierto, este café está buenísimo.

David: Pues sí, el café y la charla.
Antes hemos hablado que estás componiendo nuevas canciones y que algunas son en castellano, pero la mayoría de tus letras son en inglés. Quisiera ahondar sobre el tema. ¿Qué te lleva a componer en inglés?

Sonia: Las palabras son mas cortas en inglés. Y tienen mucho ritmo, o se les pueda dar mucho más ritmo.
El inglés es una opción como otra cualquiera. Estoy abierta a todos los idiomas, pero supongo que la influencia de la adolescencia pesa. Desde que tengo uso de razón he escuchado música en inglés, y eso me ha influido mucho tanto a nivel melódico como a la hora de componer mis letras.

David: Siempre siento curiosidad por conocer los procesos creativos de los artistas. No podrías explicar un poco cuál es tu proceso creativo.

Sonia: Pues como toda persona que intenta escribir, pintar, componer...hay que buscar el momento adecuado y tu espacio. Eso es sobre todo importantísimo. Cuando estoy en ese punto mágico de inspiración me encierro en mi estudio y no puede molestarme nadie o se va todo al traste. Incluso apago el móvil para que nada ni nadie me despiste.
Otra de las cosas que hago y que me gusta mucho es componer con poca luz para crear un ambiente más cómodo e íntimo.
Y otra curiosidad es que muchas veces me salen canciones desde el suelo o que desde la cama o la silla.
Filthy Sally, música para soñar

David: Tiene que ser complicado eso de tocar la guitarra desde el suelo. Me lo podría imaginar, pero prefiero no hacerlo para no reírme. Está claro que cada uno tiene sus fetiches a la hora de crear.
Pero sigamos hablando de inspiración ¿Te has despertado alguna vez en medio de la noche porqué una melodía no te dejaba dormir?

Sonia: Casi nunca me levanto por las noches. Me cuesta mucho, incluso por las mañanas, jejeje, pero he de reconocerte que sueño muchísimas veces con melodías, pero me cuesta recordarla al despertar. Días más tarde, incluso meses más tarde, esos sueños se reavivan y se dispara una alarma en mi interior. Es entonces cuando empieza la búsqueda de nuevas canciones, y como digo, algunas inspiradas en esas tenues melodías soñadas.
¿Y tú que tal duermes? ¿Sueñas con ovejitas?

David: Yo tengo un mal dormir. Me cuesta llegar a la fase rem del sueño. Las ovejitas no son precisamente las que me sacan el sueño. Puedo dormir cuatro horas buenas, pero cuando siento el clic, ya no puedo dormir profundamente. Y eso me sucede casi todas las noches.

Sonia: Eso no tiene que ser bueno.

David: Seguro que no, pero es así.
Y ya casi para ir acabando. Todo músico tiene algunas canciones, a parte de las suyas, que le son más importantes que otras. ¿Me podrías decir tres o cuatro canciones claves en tu vida? Si quieres no nos cuentes el porqué si es demasiado personal.

Sonia: Primero que quisiera comentar tres de las mías, por aquello de que conozcan mejor mi música.
Tengo tres canciones claves. Se han compuesto en diversas épocas/etapas de mi vida y por tanto, en diferentes situaciones con lo que podríamos tener una pequeña radiografía de mis estados de ánimo y vivencias.
La primera sería Blue que estaría enmarcada en el final de mi adolescencia y de los sentimientos que viví.
La segunda, Everything will be ok. El título es optimista y trata de animar a un amigo.
Y por último Invaded. Es una canción que le encanta a una persona querida así que cada vez que la canto pienso en esa persona. Además, es de las que más aceptación está teniendo de mi disco, después de Blue.

Y si tuviera que elegir canciones que no son mías. Uf, es muy difícil, pero por jugar, te diría que “Jeremy” de Pearl Jam; You do something to me de Paul Weller y cualquiera de Johnny Cash. Pero ya te digo que es muy difícil para mí decidirme por unas u otras.

David: Te agradezco el esfuerzo que has hecho. Y ahora sí para acabar. ¿Qué le aconsejarías a alguien que quiera empezar en esto de la música?

Sonia: Pues no me gusta aconsejar así que tan solo les diría algo así como Let's go a lo Ramone. Y en fin, que sean ellos mismos y que disfruten con lo que hacen.

David: Pues gracias por esta charla, ha sido todo un placer y espero que sirva para que más gente pueda llegar a tu música y conocer lo que haces.

Sonia: Gracias a ti. Ha sido muy divertido.

-----------------------------------------

Y para seguir descubriendo a Fithy Sally, os dejo los enlaces a anteriores publicaciones en este blog.

Un relato a partir de la letra y música de Blue

La promoción que se hizo del disco

------------------------------------------
Y con el video de su canción "Everything will be ok"

jueves, 3 de noviembre de 2011

Delirios de un hambriento


Hace 8 días mi amigo Andreu Romero ha inaugurado un nuevo blog que lleva por título: 66 Días: Crónica de un gordo al borde del precipicio.
Y como no, os invito a que os paséis por él y que sigáis las peripecias de Andreu que, como siempre, con su mejor humor negro, de quitará un poco de dramatismo a la cosa.

Es un blog de inicio y final. No es un blog a la usanza. Tiene fecha de caducidad como se anuncia en él (1 enero 2012).

En su primera entrada decía esto:
“Hoy me he levantado, harto de todo, y me he pesado.
Me he pesado y me he asustado.
No diré lo que peso por vergüenza (con el paso de los días lo diré, pero aún no), pero tengo más tetas que muchas mujeres.
Eso se acabó.
Hoy empiezo lo que yo llamo el "Régimen Draconiano" “.

Pues ya sabéis de qué va la historia.

Su entrada 8 me ha parecido muy divertida, y me ha recordado algunos pasajes vividos. En el comentario a la entrada se lo he explicado, pero también quisiera explicarlo aquí a modo de prólogo del blog.

Y dice Andreu: “Es un hecho comprobado: pasados varios días del inicio del régimen intensivo, el cuerpo activa las defensas psicológicas: hostilidad pasajera (como ayer), y lo mejor: sueños extraños y pesadillas. Esta fase me gusta, porque así mi vena literaria puede volver a alimentarse.”


Delirios de un hambriento

Me meto en la cama. La siento fría, pero supongo que en pocos minutos mi cuerpo atrapará su calor y podré dormir placidamente.
Pero pasan los minutos, y el frío se incrementa.
Tengo escalofríos y empiezo a entrar en una fase de semiinconsciencia, de estar y no estar; de soñar y no hacerlo; de querer escapar de mi cuerpo; de volar y no poder hacerlo.
Hoy he cenado poco. Ninguna razón especial me ha llevado a hacerlo. Simplemente tenía poca hambre.
Al cabo de una hora decido levantarme, bajar a la cocina, abrir la nevera y coger el jamoncito salado que siempre tengo en ella.
Me tuesto dos rebanadas de pan de molde, y no me quemo, ya que estoy completamente despierto.
Un poco de aceite, una pizca de sal, el jamón y a bailar.
Lo degusto con el placer del naufrago que lleva días sin comer.
Me relamo.
Pienso incluso en repetir, pero al final decido no hacerlo y me vuelvo a la cama.

A los pocos minutos, mi cuerpo recupera su temperatura normal y me duermo relamiéndome.

martes, 1 de noviembre de 2011

Instinto de superviviente de Darío Vilas

[Reseña #37_2011] 
[Exclusiva: La primera reseña publicada del libro]

Instinto de superviviente es la primera novela de Darío Vilas y ha sido publicada en la prestigiosa Línea Z de la editorial Dolmen.
El propio autor la define como su obra más ecléctica y a todos los efectos, como un survival horror, una novela de supervivientes en medio de un holocausto zombi. También explica que, para los tiempos que corren, es una novela corta, y es cierto que es así, pero yo opino que, otros las hacen más largas y llenas de paja. A Instinto de superviviente no le sobra ni una página. Se lee de un tirón, provocando, como las buenas salsas, que todos los tonos de las emociones se degusten casi en un mismo instante, provocando una agradable reacción de placer.
Recuerdo la sensación que tuve cuando leí sus últimas páginas; me quedé como embobado; con buen rollo en el cuerpo, como se suele decir; todo ello provocado por la redondez de los extras que incorpora la novela.
En un inicio, como un magnifico prólogo firmado por Javier Pellicer. No es un prólogo a la usanza. Es una historia que nos provocará ciertas incertidumbres, y con ellas entraremos en la novela. Es un perfecto calentamiento para que no nos lesionemos con el intenso inicio de la novela.
Y si el extra del inicio es bueno, los dos extras del final son mejores (y atención, no leerlos antes que la novela, pues contienen mucho spoiler). Creo que sin esos dos extras, la novela sería otra, y no me habría dejado tan buen gusto de boca. El primero es una nota del autor donde nos remarca y explica algunas cosas más sobre la novela, y sobre todo, nos anuncia lo que vendrá (tengo la sensación que aún será mejor); y el segundo, son unas reflexiones, firmadas por Alejandro Castroguer, que enriquecen, y mucho el texto.

Darío en su puesta de largo como novelista, no quiere quedarse atrás y ser uno más que escribe novelas del género zombi. Él quiere aportar su granito de arena, como antes los hicieron Loureiro, Sisi, Mateo, Castillo, Garduño,…, y crea una nueva criatura que llamará mucho la atención. Quizás la primera vez os pase desapercibida, como algo casual, como algo divertido, a la par que curioso, pero estoy convencido que la segunda no será así. A mí personalmente, la nueva criatura me ha parecido más inquietante que los propios zombis.
Seguro que queréis saber más sobre ellas, pero el propio autor se autocensura en las entrevistas para no desvelar nada sobre ella, y no seré yo quién desvele algo que el autor no quiso desvelar. Lo que sí dice es que: “en la cubierta ahí un guiñó a la criatura”. Yo creo que es difícil de percibir, así de primeras, pero una vez la lees, aún le da más importancia al trabajo de Alejandro Colucci, el ilustrador de la portada, que ha hecho, como siempre, un magnífico trabajo.
Otra aportación que quisiera destacar son los retazos de humor que tan sabiamente sabe colocar el autor, y que me ha hecho recordar al mejor humor negro de Andrea Camilleri y su Montalbano. Puede parecer mentira que leyendo un survival horror podamos sonreír; yo lo he hecho, y de ahí el valor que le doy.

Instinto de superviviente es una novela de personajes, donde los zombis juegan su papel, pero se encuentran en un segundo plano. No es la primera vez que me lo leéis. Los muertos vivientes son la cazuela donde se cuece el estofado. No es la carne es sí. Está claro que sin zombis la novela sería otra, quizás una novela negra y de ahí que también pueda enganchar a muchos más lectores.
Estoy de acuerdo con el autor, después de leer sus anteriores trabajo, en que su prosa en Instinto de superviviente es más limpia, más pausada, más convencional, y no con ello de menor valor literario. Darío nos tenía acostumbrados a una gran fuerza en cada frase de sus relatos. Es complicado mantener ese ritmo, esa fuerza durante una novela. Creo que incluso sería contraproducente para el lector que acabaría por dejar la lectura cansado de no tener ningún descanso.

Hemos leído repetidas veces la palabra: instinto. Y es que Darío nos muestra como el instinto nos puede nublar; como lo irracional se puede convertir en racional, en convencional; como para llenar un vacío uno se puede llegar a convertir en un depredador. El instinto aletargado sale a la luz para, de alguna forma, redimir los pecados del pasado.


La novela también contiene algunas sorpresas más. Supongo que se puede explicar, sin que suponga un spoiler, que existe un giro argumental sorprendente a mitad de novela que rompe con los esquemas que el lector se había generado, aunque en el fondo sabía que algo no iba como tenía que ir.
Os puedo contar, que mientras leía pensé que me había vuelto loco. Incluso reculé y busqué las evidencias de mi cordura y encontré las pruebas: No estaba loco. Allí había gato encerrado. Pero no lo pude descubrir hasta, como he comentado, la mitad de la novela. Todo está milimetrado, muy estudiado por Darío.
Ahora lo puedo ver sentado en un butacón, degustando café, y riéndose de mí.

Quisiera seguir explicando cosas, como el guiño que le hace a un “Cansino histórico” muy famoso, pero os lo dejo para vosotros, para no desvelar mucho más.

Y me quedo con las ganas de saber qué personaje es el que salió de forma espontánea, es decir, que el autor no lo tenía dentro de sus planes, y que, como comentó en una de sus entrevistas: “por méritos propios se quedó”. Podría hacer mis cábalas, pero mejor le preguntaré al autor en privado.

Y ya para finalizar.
Creo que cuando acabas una novela y empiezas a pensar en lo que les sucederá a los personajes en el futuro, es una muy buena señal; la novela a calado en el subconsciente de lector. Conmigo lo ha conseguido.
Tengo ganas de descubrir ese nuevo mundo creado por Darío y de nombre Lantana. Tengo ganas, como no, pues viví su nacimiento en primera persona, de pisar de nuevo la isla Simetría. Javier Pellicer ya demostró, en su novela “La sombra de la luna”, la posibilidades que tenía la ciudad de Amalgana (inspirada en Simetria) y el propio Darío junto a Rafa Rubio en “Imperfecta Simetría”, las posibilidades que la isla podría tener. Una isla decadente, y según cuentan las crónica, expulsada de la península por albergar toda clase de corrupción y horror humano; con sus propios diablos, a los que seguramente le sumaremos los muertos vivientes y los diablos de los personajes. Todo un puzzle de difícil engranaje, como asegura el autor en una de sus entrevistas.
El autor también nos avisa de que: “puedo decir que la segunda será una novela muy distinta de Instinto, sin un solo personaje en común, y con un tono y estilo que tienen poco que ver. También será necesariamente más larga. Solo puedo decir que estoy trabajando en ella, y que estoy disfrutando como nunca de cada parte del proceso de creación.”
Así que deberemos esperar a la tercera parte para saber el devenir de los hechos, para saber que les sucede a los personajes de la primera parte.
Allí estaremos y lo contaremos.


Ficha de la novela en la Editorial Dolmen y enlace para poder conseguirla.


Esta reseña fue publicada en exclusiva, hace un día, para  Cultura Hache