miércoles, 11 de abril de 2012

Edén interrumpido de Carlos Sisi


Edén interrumpido es la nueva aventura del escritor malagueño Carlos Sisi conocido por su trilogía de Los Caminantes que se ha convertido en todo un icono del género zombi.
Supongo que Carlos Sisi tenía ganas de demostrar que no solo de zombis vive el hombre y por ello se ha embarcado en este proyecto de novela electrónica dándole así su apoyo e impulso a los eBooks a un precio muy competitivo (0,99 €).
Tengo que decir que simpatizo totalmente con el formato de novela corta (o relato largo) que nos presenta Sisi al estilo de lo que hace la francesa Nothomb y con la máxima de corto pero intenso.

Y eso es lo que podréis encontrar en las noventa páginas de Edén interrumpido, una historia de lo más cotidiano que comienza con un ritmo lento y que poco a poco vamos intuyendo que se va a complicar, y de que manera.
Carlos demuestra que no hacen falta grandes demostraciones literarias para entretener al lector y aún diría más, para hacer llegar un mensaje (del que poco puedo decir sin crear spoiler). Creo que la mayor fuerza de la novela está en sus últimas cinco páginas donde el autor nos debela lo que realmente le ha llevado a construir toda su argumentación. Considero que el final es lo mejor de la novela y ya sabéis que quiere decir eso, que te quedas con ganas de más. Esa es una de las ventajas de las novelas cortas, que te quedas con ganas de más y de ahí mi apoyo.

Edén interrumpido se podría englobar en las historias de terror, de ese terror que te va embadurnando el cuerpo sin darte cuenta y del que no te puedes despegar hasta finalizar la lectura.
Las vivencias de Daniel nos llegan al corazón como si fueran propias. Carlos Sisi consigue que el lector sienta que nadie está a salvo de vivir lo que hace vivir a su personaje Daniel. Nos hace casi soñar con el retumbar de unos ladridos.
A mí ciertamente me ha hecho preocuparme bastante, pues creo que lo que nos cuenta el escritor es más normal de lo que parece y no tengo ganas ni de imaginármelo, incluido su buen final. ¿Cuántas personas habrán pasado por casos similares de total indefensión e injusticia? ¿Cuántas personas estarán tratándose por problemas psicológicos por escenas similares?

Y como conclusión, creo que es bueno que los escritores se reinventen y no se encasillen en un género literario en concreto. Quizás sus fans más acérrimos no lo vean como yo, pero creo que tenemos que felicitarnos por descubrir a un Carlos Sisi valiente que se atreve con todo, sin dejar de lado el sufrimiento de sus personajes.
Publicar un comentario