lunes, 28 de mayo de 2012

Hamelín de Ángel Luis Sucasas



Hasta hoy no había leído nada de Ángel Luis Sucasas (Pontevedra, 1984), pero por lo que parece, la cosa viene de lejos y tiene camino para rato, pues Ángel Luis es un escritor que se arriesga con las formas como demuestra en su novela corta Hamelín, nominada en la categoría de novela corta en los premios Cultura Hache 2012 que próximamente se otorgarán, y eso hace que su lectura tenga un valor añadido que muchos sabrán agradecer, sobre todo los lectores habidos de nuevas formas, de nuevas experiencias.
Como decía, el autor se desmarca de esteriotipos y desde sus primeras páginas marca un estilo propio, aunque debo de confesar que me ha costado un poco meterme en la novela por lo diferente de su prosa, pero al final entras de lleno. Y he releído su inicio un par de veces por la imagen del escritor en la fantasmagórica ciudad Threshold, es una de las cosas que más me han gustado. Supongo que es un defecto profesional. Siempre me gustan las historias que hablan de escritores y la búsqueda de la inspiración, de las historias y como las llevan a cabo, o no.

Hamelín es su primera novela, pero antes había publicado centenares de artículos, reseñas y críticas en el conocido portal Scifiwold, del que es administrador, así como redactor y editor de la revista de cine fantástico que lleva el mismo nombre. También ha publicado relatos y cuentos bajo el seudónimo Manheor. Por todo ello, no es un desconocido para muchos y con Hamelín abre las puertas de su casa literaria para que muchos más lectores puedas saborear sus historias, de la mano de la editorial 23 Escalones.

“Algo empezó a palpitar tras el ojo pintado. La tersa tez se abombó. Laura chilló, pateó, retorció sus muñecas, tratando de liberarse. Pero sus muñecas estaban bien aseguradas con las esposas al cabezal de hierro. La combadura se rajó por la mitad. Hilillos de sangre resbalaron por su rostro. Laura se convulsionó brutalmente para arrancar el barrote al que se ceñían las esposas. Tenía que acabar aunque fuera a arañazos con aquella horrible sensación. Y, al fin, emergió.”

No podemos negar que en Hamelín encontramos retazos de otras novelas, o mejor dicho, imágenes que nos hacen trasladarnos a esas novelas. Creo que el propio autor ha hecho un viaje a su pasado, a esas imágenes que le marcaron: ratas, flautistas, sueños, pesadillas, King, Peter Pan, cazadores de fantasmas, niños perdidos, el hombre del saco, el conejo blanco, o la misma Alicia, todo ello mezclado cual Tapias para obtener un resultado sobrecogedor y sorprendente.
En palabras de mi compañero y escritor Víctor Morata:

“Hamelín es una melodía de terror psicológico y sobrenatural, que explica lo suficiente y deja intuir todo lo demás con sutileza y buen hacer.”

Ángel Luis Sucasas ha sido un buen y grato descubrimiento, un joven escritor a seguir y que seguro que nos dará más de una alegría literaria.


Publicar un comentario