martes, 15 de mayo de 2012

Una forma de vida de Amélie Nothomb

Desde hace años sigo las andanzas literarias de Amélie Nothomb  y no entiendo como aún me puedo sorprender ante la sensación de querer saber más de la historia al acabar de leer sus novelas.
Me ha vuelto a suceder. Es la reina del dejar con la boca abierta y hacer que el público patalee pidiendo un tema más. Pero no la vamos a cambiar por mucho que se lo digáis. Tiene muy claro el número de páginas que quiere escribir y de ahí no se pasa ni una, y yo la aplaudo por eso. Siempre he dicho que es mucho mejor poco y concentrado que mucho y disperso. ¿Cómo sería una novela de Nothomb de 300 páginas? Creo que es una magnífica pregunta para abrir debate.

¿Y qué nos presenta Nothomb en su nueva novela? Pues creo que una pequeña pieza más del puzzle de si vida y que tanto nos gusta leer a sus seguidores. Esta vez descubriremos que se pasa bastantes horas al día leyendo las cartas de sus admiradores y que, la mayoría de las veces devuelve respuesta.
A mí me ha sorprendido un poco el tema, y no sé si dedica tanto tiempo a leerlas y más a contestarlas. Me está picando tanto la curiosidad que estoy por enviarle una para comprobarlo, pero casi prefiero creérmelo y disfrutar de la imagen que nos nuestra en la novela.

La novela tiene dos trasfondos importantes a mi entender. El primero, una crítica brutal a la sociedad americana por sus costumbres alimentarias y por no dejar de engordar, aunque también se podría aplicar al resto de la sociedad desarrollada; la segunda, a la política exterior americana en el caso de Irak. Pero no os asustéis; no entra en detalle, aunque deja ir algunas perlas.
Supongo que otro de los ejes podría ser el suyo propio, no ya desde la imagen epistolar, sino de la suya propia al enfrentarse a la obesidad, aunque ella sigue defendiendo que lo que escribe es una autobiografía ficticia.

“Yo tuve anorexia desde los 13 años hasta los 21. Es normal que dure mucho tiempo. Por suerte me curé completamente, y es el único mensaje de esperanza que puedo dar a la humanidad.”

Pero lo realmente importante en Una forma de vida, es eso mismo, no ya el criticar la forma de vida de algunos, sino aquello que provoca esa forma de vida y de la que muchos no pueden escapar.

“La literatura puede ayudar mucho a entender el sentido de la vida, aunque no sé si la mía lo hace. El humor, la pirueta, nos salva casi siempre”

En Un forma de vida nos volvemos a encontrar a esa Amélie grotesca, de humor irónico, crítica, políticamente incorrecta, directa, sincera, ácida, y con ese estilo inclasificable que es lo que más admiro de ella.
En definitiva, una recomendación de lectura para seguidores y, porqué no, para los que no la hayáis leído nunca. Quizás una forma más ligera de acercarse a una magnífica pluma. No os aconsejo hacerlo desde Cosmética del enemigo ya que sería vuestra perdición. Tendríais que buscar tiempo para comenzar a leer todo lo que ha escritor Amélie, como me pasó a mí.

Os dejo con algunos tweets que fui publicando bajo el hashtag #Nothomb mientras leía la novela (@2davidgomez). Creo que os pueden servir como acercamiento a ella:

Lo peor no es el esfuerzo de andar, es la mirada de los demás. La epidemia de obesidad aún no ha disuadido de mirarnos

Todo escritor lleva un estafador dentro. La estafa como el violín requiere perfección.

La mentira sólo me ofusca si perjudica a alguien

Detrás de toda obra se esconde una pretensión enorme, la de exponer tu visión del mundo.

Un artista que no duda es un individuo tan agobiante como un seductor que se cree en tierra conquistada

Estoy bastante orgulloso de mi última victoria: ya no quepo en los carros de combate. La puerta es demasiado estrecha para mí.

Dicen que hay que comer para vivir. Nosotros comemos para morir. Es el único suicidio que tenemos a mano

Nuestra gula puede llevarnos a hacer cualquier cosa. La comida es una droga y resulta más fácil traficar con donuts que con coca

¿Un cuerpo obeso está vivo? La única prueba de que no está muerto es que sigue engordando. Ésa es la lógica de la obesidad



Publicar un comentario