miércoles, 17 de octubre de 2012

Novedad literaria: Victus de Albert Sánchez Piñol


Soy un fan de Albert Sánchez Piñol desde que me cautivó con su primera novela La pell freda (La piel fría).
El remate lo dio con su gran novela Pandora en el Congo que me enganchó desde la primera a la última página. Tenía más de 600 páginas y fue de esas novelas que se te hacen cortas.

Así que cuando el otro día lo escuché hablando por la radio de su nueva novela Victus no dejé de decirme que la quería leer.
La entrevista fue genial, quiero felicitar al equipo de RAC1 y en especial al programa Versió Original por apostar por este tipo de entrevista y hacer que la literatura nos entre por los oídos.

Además, Victus llega en un momento muy especial por todo lo que está sucediendo en Cataluña y por el tema que trata la novela, la guerra de Sucesión española, un conflicto que se puede considerar como la primera de las contiendas mundiales y que termina en 11 de septiembre de 1714 con el apocalíptico asalto a Barcelona, derrota que supuso la supresión de sus fueros y que hoy, casi 300 años después, se vuelven a reclamar.

«¡Lo contaré todo! Cómo jodieron al general Villarroel, cómo derrotaron nuestras victorias. Porque, hasta ahora, de aquella guerra solo he oído las versiones que vienen de arriba o del enemigo.»

En la página web de la editorial La Campana podemos encontrar:

VICTUS es un derroche de información y rigor histórico al servicio de un relato ágil, potente y desenfadado, con una dicción rabiosamente contemporánea que nos lleva de Francia a Barcelona pasando por Madrid, Toledo, Tortosa o las batallas de Brihuega y Almansa. Y es también una obra sobre la Barcelona irreductible de 1714, que sufrió un asedio desigual de trece meses y el bombardeo de más de treinta mil proyectiles.

VICTUS cuestiona las versiones oficiales de ambos bandos y cede la palabra a los auténticos protagonistas de la historia, desde la figura inmensa de Villarroel, el general que defendió la capital catalana con lágrimas en los ojos, hasta los civiles y soldados anónimos de todas las naciones que lucharon a un lado y otro de las murallas.

Pero, ante todo, VICTUS es un festín literario de primer orden que se devora del modo en que siempre se han devorado las grandes obras, como lo demuestra el que antes de su aparición ya se hayan vendido los derechos al ruso, el alemán, el holandés y el francés.

Pues nada, que ya os contaré en twitter (@2davidgomez) y en goodreads como va la lectura y culminaré con su reseña.

Si queréis saber más: Victus en La Campana
Publicar un comentario