lunes, 30 de enero de 2012

Texturas del miedo de Ignacio Cid Hermoso


Hará más de un mes que llegó Texturas del miedo, de Ignacio Cid Hermoso, a mis manos, pero no me atrevía a afrontar su lectura después del comentario que me envío por correo un amigo que decía: “yo hace tiempo que lo tengo y me veo incapaz de hacer un reseña. Me gusta tanto la forma de escribir de Ignacio que tengo miedo a quedarme corto y no saberlo expresar como se merece”.
Supongo que entenderéis que lo dejara reposar y buscara el mejor momento para sumergirme en sus páginas. Su lectura y reseña se convirtió en un reto viniendo la frase de donde venía, otro gran escritor con una pluma brutal para el relato y que hace pocos meses demostró que la novela se le da igual de bien.

Ignacio Cid tiene un curriculum envidiable en el mundillo de los concursos de relatos. No siempre A quiere decir B, pero algo tendrá que ver, y más en el caso en cuestión. Os puedo asegurar que A quiere decir B, pues Ignacio tiene una pluma superior para transmitir una atmosfera de tensión, de miedo, de terror.
No todos los relatos me han enganchado por igual, debo decirlo, pero es complicado que una antología tan completa y con un buen número de relatos y páginas pueda conseguirlo. Pero sí que ha conseguido que el conjunto sea bueno y que tenga momentos (relatos) de sombrero de copa.

Ignacio Cid es un escritor con mayúsculas. Se nota en cada frase, en cada palabra, el trabajo que tiene detrás. Os podría poner mil y un ejemplos de lo que digo, pero para aquellos que os enfrentéis a su lectura, recomiendo que no sea antes de dormir, os quisiera decir que os fijarais en como empieza sus relatos, en la fuerza del texto, en lo que no dicen sus palabras, en como crea la atmosfera de la historia con tan pocas líneas.
Leer un relato de esta antología es como degustar un buen plato lleno de pequeños matices que te van inundando el paladar de sabores que completan una obra de ingeniería.

Y mientras vas leyendo tienes una sensación de desgarro emocional, de querer decirles algo a los personajes, de saltar al libro para poder ayudarlos. Son relatos que se pueden vivir con los cinco sentido, y eso se consigue con las palabras justas, con el trabajo de repasar una y otra vez el texto, abriendo el corazón y el alma en cada párrafo. Ignacio Cid también lo consigue, al igual que lo hizo antes Darío Vilas en su Piezas Desequilibradas. Relatos a flor de piel, o quizás sería mejor a terror de piel.

Podría escribir ahora de cada uno de los trece relatos que componen la antología, pero creo que es mejor que lo descubráis vosotros mismos, aunque sí quisiera dejar algunos apuntes.

Una antología así debía tener un buen prólogo, y creo que Juan Ángel Laguna Edroso, hace un trabajo genial. Os he de confesar que antes no me gustaban nada los prólogos, pero últimamente veo que los prologuistas se lo trabajan tanto, que el mismo prólogo es un relato más, una historia más de las antologías.
Si os sumergís en el océano de Ignacio Cid encontraréis una buena reinterpretación del cuento de Hansel y Gretel en el relato que abre la antología. Supongo que al ser el primer relato que leía del autor me ha golpeado con más fuerza que los otros, tanto, que lo leí antes de irme a acostar y no dejé de soñar toda la noche con él y sus adjetivos. La sombra de Lovecraft es alargada.
Tampoco se corta al tratar el tema de la educación de los hijos, pero sobre todo, en el tema de la educación emocional de los padres (y eso me ha encantado).
O una genial revisión de la filosofía del cuento de la Caperucita Roja.
O como un simple juego del escondite se convierte en un relato de suspense, tensión y pánico.
También trata el tema de la deshumanización del mundo mediante la utilización de las nuevas tecnologías. O el miedo en sí:

“La locura es un lejano barco que sólo puede otear aquellos que miran a través del catalejo de la cordura”.

Y para cerrar la antología un acercamiento a “El proceso” de Kafka que se acaba convirtiendo en una metáfora del arte de escribir y del amor que siente el escritor por sus criaturas: sus relatos.

Un libro totalmente recomendado. Un autor a descubrir, a conocer, pues estoy convencido que no será el último libro de Ignacio Cid, como también estoy convencido que más pronto que tarde no sorprenderá con una novela y no sería bueno que nos pillara en fuera de juego.

jueves, 26 de enero de 2012

Concurso de lectura con premio viajero


El otro día pude leer una curiosa convocatoria a un concurso en el blog de Carmina, de de tinta en vena, y me ha parecido conveniente compartirlo también con vosotros.

Pero antes, un pequeño comentario.
Cada día se lo curran más los editores para poder subir el número de ventas de sus libros. Algunas de esas estrategias me parecen demasiado agresivas y por eso prefiero no hablar de ellas. La que os presento me ha parecido de lo más divertido, ingeniosa y con un suculento premio.

Y ahora copio del blog de Carmina lo que nos contaba:

Se trata de leer un libro, El efecto Starlux de Juan Ballester, y de ser valientes y vencer nuestros miedos, enviar un comentario que tampoco hace falta que sea larguísimo con nuestras impresiones. Más o menos lo que hacemos casi a diario, aunque una servidora no, en nuestros blogs. No tienes ninguna excusa para participar si todavía no tienes creado el tuyo, porque tienes que enviarlo a la editorial, no publicarlo, y no es requisito indispensable tener un blog.

El premio es suculento y en esta época en que todos vamos un poco cortos, un viajecito por todo el morro, a quien no le viene bien?. Y todo por leer un libro, hacer un comentario sobre él y participar en un concurso. Los cuatro finalistas se llevan un fin de semana en Peñíscola, donde se celebrará la gala, en la que el jurado elegirá la opinión ganadora, y si por casualidad es la tuya, puedes elegir un viaje a cualquiera de los países que menciona el libro. No diréis que no es tentador verdad?

Yo tengo decidido participar, el no ya lo tengo, y leer es un vicio que no se cura con ninguna medicina, así que escribiré mi comentario e intentaré lucirme, que no siempre lo consigo. Os dejo las bases por si os animáis

BASES

1.- El lector ganador de este concurso podrá viajar a un país que aparezca en la novela (el que él
elija) dentro del año 2012 sufragando Arola Editors los gastos hasta un máximo de 4.600 euros.

2.- Puede participar toda persona física mayor de edad, debiendo enviar a la web (www.elefectostarlux.com) un comentario libre, de 100 a 999 palabras, sobre la novela EL EFECTO STARLUX antes del 31-03-2012.

3.- Los comentarios serán anónimos y no pueden participar lectores parientes hasta el cuarto grado de los miembros del jurado u organizadores.

4.- Los miembros del jurado valorarán individualmente cada comentario de 0 a 100 y pasarán a la final los cuatro que más puntos sumen de dos de los tres jueces, eliminando la puntuación mayor.

5.- Los cuatro finalistas recibirán en su domicilio una selección de grandes vinos blancos y tintos
de Clos Montblanc (patrocinador del concurso) y un sobre con los vouchers para hospedarse en la Hostería del Mar de Peñíscola y asistir a la final en el castillo de Peñíscola.

6.- En la antigua sala capitular del Papa Luna, los nominados leerán sus comentarios y durante
una solemne velada con copas y canapés que tendrá lugar el tercer sábado de abril el jurado
colegiado en decisión razonada designará al ganador.

7.- El jurado estará presidido por Don Miguel Catalán González (crítico literario, filósofo y profesor de Ética) y compuesto por Don Alfredo Álvarez Alcolea (abogado y escritor) y por Don
Joaquín Alcover Sampedro (lector). Contra su fallo no cabrá apelación.

8.- Estas bases han sido depositadas ante el Ilustre Notario de Tarragona Don Martín Garrido Melero (Acta 2036/2011).

Yo no crea que participe. Tengo demasiados libros por leer, pero a lo mejor os interesa a alguno de vosotros. Ya me lo contaréis y si lo hacéis: Mucha suerte.

miércoles, 25 de enero de 2012

El asesino mediático de Lourdes Fernández


“El asesino mediático” ha sido seleccionada por el Proyecto ARCE del Ministerio de Educación, que tiene por objetivo el fomento, totalmente loable, de acercar la lectura a los jóvenes.
Vivimos momentos difíciles, también en el mundo editorial, y creo que es una buena apuesta publicar novelas que puedan enganchar a los jóvenes a la cultura. Cada día más, vemos como los adolescentes se apartan de los libros. Quizás sea un problema de los adultos que no incentivan con su ejemplo. Quizás sea que cada día tenemos más reparos en coger un libro, y hacer el esfuerzo, para muchos, de leer. Pero lo que no podemos decir es que no existen buenas novelas que leer.
Y de ahí el mérito de esta publicación por el riesgo que conlleva al estar dirigida a un público bastante específico y selecto con su tiempo libre.

Estuve viendo el resumen de la presentación del libro y en ella escuché como se decía que la novela pretendía ir más allá. Quería romper esa barrera del libro juvenil para abrazar el mundo adulto, o lo que es lo mismo, ser una novela crossover.
Tengo que reconocer que a mi me ha costado mucho ponerme en esa tesitura. Creo que el lenguaje utilizado es demasiado juvenil y eso me ha pesado mucho durante toda la lectura. También creo que muchas de las situaciones son las típicas de adolescentes que ya interesan poco a los adultos (o quizás yo sea un perro verde), aunque también me ha podido pesar mi profesión, y de ahí que me haya aportado poco las continuas escenas en las aulas.
Tampoco me ha gustado la reiterada utilización de las mayúsculas para simular las subidas de tono o los gritos, o los botellones organizados, aunque vigilados por el propio ayuntamiento de Málaga (donde está ambientada la novela).
Esto no quita que pueda hacer sonreír a los adolescentes. Estoy casi convencido de ello, y de ahí que considere que como novela juvenil valga la pena.

Me ha sido difícil escribir esta reseña por eso mismo, por lo alejado que me he visto de la trama, por lo tarde que ha llegado lo que esperaba cuando leí la sinopsis que tanto me cautivó.
Esperaba que la investigación del “Estrangulador de la Bufanda Azul” me presentara a sus protagonistas como auténticos detectives tras las pistas, pero creo que llegan tarde para mí (como adulto y amante de la novela negra).
Me hice muchas ilusiones al saber que existía un mundo paralelo: Eldonor, y tenía unas ganas locas de visitarlo y conocer a sus habitantes, y llega, pero casi al final. Supongo que me he perdido muchos detalles al no leer la primera parte de la trilogía “El Club de los Detectives Incomprendidos” que fue todo un éxito en su día. Quizás sí se puedan leer de forma independiente, pero yo he notado que me faltaban datos, que me encontraba como oxidado en la lectura.

Y todo ello no quita que el mundo que luego se nos presenta sea mágico; que los personajes sean entrañables; que la forma de entrar a ese mundo, así como alguno de los personajes, nos recuerde a la gran “Alicia en el País de las Maravillas” de Lewis Carrol; que incluso podamos pensar en el Fuyu de “La historia interminable”; o en las mismísimas “Crónicas de Narnia” cuando nos enteramos que los niños protagonista de la novela son Reyes en Eldonor; y, como no, que nos deleitemos con las continuas referencias a la saga de “Harry Potter” (y no es de extrañar, pues Lourdes Fernández es una asidua articulista de “BlogHogwarts” un fansite de Harry Potter para jóvenes). Creo que ahí sí la novela consigue su objetivo, enganchar a muchos jóvenes lectores habidos de saber más sobre los personajes de la novela y su similitudes con lo anteriormente explicado.

Otro punto a favor de su lectura es el humor. Genial el conejo travieso que quiere hacerse amo del mundo, a los pequeños dragones que comienzan a revolotear por la cocina. Brutal el Don Quijote, sí habéis leído bien, que se encuentran al pisar Eldonor, y que les ayudará de una forma un tanto curiosa, o un misterioso vampiro de nombre Eduardo Culleone.
También me han gustado mucho los nombres de los capítulos. Por ejemplo: “El gato que quería estudiar ESO” o “Pero ¿por qué hay un dragón en el azucarero?

En definitiva, creo que una correcta novela juvenil, sencilla, entretenida, rápida de leer, y con muy buenas pretensiones.
Yo lo primero que haría si tuviera hijos es comprarles la primera parte, para que no se perdieran ningún detalle.


lunes, 23 de enero de 2012

El bebedor de lágrimas de Ray Loriga


Ray Loriga ha intentado reinventarse con su última novela “El bebedor de lágrimas”, su primera incursión en el terreno de la novela juvenil. Pero, ¿era necesario dar ese paso?
Amado y odiado a partes casi iguales, Ray Loriga saltó a la palestra literaria con su primera publicación “Lo peor de todo”, que obtuvo el beneplácito de la crítica y que fue publicada en casi toda Europa como ejemplo de lo que se llamó “Generación X”.
Un año más tarde su novela “Héroes”, inspirada en el rock y cuyo título procede de un disco de David Bowie, le acercó a lo que se denominó Beat Generation. Como podéis comprobar, Loriga es un escritor inquieto y con necesidad, por lo que parece, de no estancarse, aunque no sé yo si este nuevo cambio le reportará más aplausos que pitidos en una arriesgada apuesta, no exenta de dificultades.
No quiero pensar mi por un momento que Ray Loriga se ha querido subir al carro de lo “Crepuscular” pero a la española, no, me niego a pensar en eso, pues si fuera así, creo que habría desperdiciado mi precioso tiempo. Tan sólo quiero pensar que no se ha acabado de sentir cómodo en su nuevo rol como escritor y la cosa no ha acabado de cuajar bien. O la explicación sea más romántica. Creo que leí en una de esas entrevista de presentación del libro que Ray le dijo a la entrevistadora que: "tenía ganas de que su hija lo pudiera leer". ¿No os parece bonito? A mi me lo parece y mucho. 

Pero entremos en materia.
Presentaron a “El bebedor de lágrimas” como la novela que iba a revolucionar el mundo de la literatura juvenil y que además daría un paso de gigante en el mundo de la novela crossover (término que he tenido que buscar: novela que tanto puede gustar a jóvenes como adultos). Se tendrá que comprobar lo primero, pero lo segundo yo creo que lo consigue.

“El bebedor de lágrimas” es una historia con regusto a antiguo. Intenta parecer una novela gótica, con su leyenda, su ambientación oscura y tétrica, personajes de incierto pasado y que parecen guardar algún que otro secreto, con un asesino, su correspondiente detective y la madre de este. Lo tiene todo, pero a mi no me ha convencido lo más mínimo. En ningún momento me he podido imaginar los escenarios. No he sentido el perfume a Guiness de la taberna, ni se me ha hecho creíble esos primeros días universitarios donde todo son fiestas para emborracharse y jóvenes ligeras de ropa que parecen desesperadas por hincarle el diente al primero que se lo pida, y sin olvidar los camellos (tiene gracia quién son los camellos) que inundan dicha universidad de drogas.
Creo que todo está llevado al extremo y que la goma que lo soportaba ha cedido.
Creo que Loriga ha intentado mezclar lo actual con lo antiguo aportando su prosa desenfadada y que la mezcla no le ha quedado del todo homogénea. Intenta dar algunas explicaciones durante la novela para hacer más creíble todo el entorno, pero como he dicho antes, conmigo no lo ha conseguido.

Amante como soy de la novela negra, tampoco puedo pasar por alto lo que me han parecido dos fallos graves en la trama y que tienen que ver con la resolución del caso y con el desenlace final de la novela. No quisiera comentarlos, pues es material muy sensible. Tan sólo quiero que estéis atentos y os deis cuenta que inventa dos artificios para poder enlazar/solucionar un par de situaciones.

Además, la pareja policial formada por el detective y su madre, no tiene desperdicio. Al principio me parecieron graciosos, pero a medida que avanza la novela y sus intervenciones, esa gracia se ha difuminado. No me han convencido nada y era la parte que más me había enganchado y motivado para no dejar la novela sobre la mesita de noche.

Y llegamos al final, que tenía todas las papeletas de ser un final de lo más trágico y se convierte en un final del todo surrealista, hasta el punto de tener que retroceder páginas por si me había perdido en algo. Creo que de nuevo vuelve a utilizar artificios, con no muy buen tino, para solucionar un problema que se le había generado: como acabar.

En definitiva, no siempre los libros te cautivan y no siempre se puede escribir una reseña positiva de todos los que te lees.
Lo dejo en vuestras manos.

miércoles, 18 de enero de 2012

Mar Muerto de Brian Keene


Mar Muerto es la tercera novela de Brian Keene publicada por Dolmen Editorial (El alzamiento y La ciudad de los Muertos fueron sus anteriores publicaciones). No he tenido la oportunidad de leer ninguna de ellas, pero creo que no es necesario hacerlo para poder disfrutar Mar Muerto, aunque por los comentarios que he visto, son recomendables.

En cada nueva lectura de temática zombi intento buscar aquello diferenciador, ese ingrediente que la haga diferente. Quizás mi bagaje como lector zombi no sea todo lo amplio que se puede esperar para denotarlas; quizás para mí sean diferentes al no leerlo todo. Ya me disculparéis si me equivoco, pero quisiera anotar algunas.

La primera que me ha sorprendido ha sido que el protagonista, Lamar, sea un negro y gay. Cuando lo leí pensé que no tendría ninguna importancia en el argumento de la novela y que sería un mero artefacto decorativo, pero no ha sido así. El autor se apoya en ello para argumentar ciertos pasajes de la novela e incluso lo utiliza en el final del libro, donde me ha robado una sonrisa en un momento que no se lo merece.
Otro aspecto diferenciador ha sido lo que llama el autor, La Venganza de Hamelin. Me ha hecho sonreír al recordar el cuento que no dejaba de escucha de niño. Las ratas han vuelto para vengarse; se han despertado dejando las catacumbas donde las encerró el flautista; y están hambrientas. Serán ellas las que propagarán el virus que convierte a casi toda la población mundial en zombis, y no sólo eso, sino que también los otros animales se convierten en zombis, cosa que no había leído hasta ahora, o tan sólo había sido apuntado. En este punto no he podido dejar de sonreír al imaginarme una vaca zombi o una cabra zombi. Como podréis comprobar, que los animales se conviertan en zombis será un hecho capital para el desarrollo de la trama.

“El instinto de supervivencia es un hijo de puta”, repite una y otra vez Lamar durante toda la novela, y casi al final añade, “Pero la evolución lo es más”. Ahí lo dejo.

La novela tiene un inicio trepidante, donde la sangre y las vísceras no dejaran de salpicar al lector. Podría decir que es la más gore, del género, que he leído hasta el momento y más cuando Keene no escatima ningún recurso literario para explicar cada uno de los pasajes con detalle. En Mar Muerto no existe felicidad, tan sólo la muerte y la destrucción. Pero por suerte, no todo es gore, sino un servidor no habría acabado su lectura. Mar Muerto es mucho más, como intentaré explicar en los próximos párrafos.

En ese inicio conoceremos a Lamar, y asistiremos a su encuentro con dos niños huérfanos, Malik y Tasha, que se convertirán, junto a él, en protagonista de la novela.
Tengo que reconocer que se me ha hecho un poco larga esa primera parte y en algunos casos podría provocar el decaimiento. Pero resistid en su lectura, pues las emociones realmente fuertes vienen en lo que considero, la segunda parte, a partir de que los tres protagonistas se suban a un viejo buque Guardacostas.
Haciendo un poco de documentación para realizar esta reseña, he encontrado un dato que podría explicar que esa primera parte sea, o parezca, excesivamente larga. Es una dato curioso. Por lo que parece, la novela se publicó por primera vez en Reino Unido en 2007 y se hizo en bolsillo, para después pasar al formato tapa dura. Fue en esa segunda edición donde la relación entre Lamar, Tasha y Malik se modificó y se amplió. Quizás sea eso lo que he notado.

Es en esa segunda parte donde Keene demuestra que es un buen contador de historias. La trama se llena se subtramas con cada uno de los supervivientes que se encuentran atrapados en el barco. Es ahí donde el buen lector empieza a disfrutar de verdad de la novela.
El mundo como lo conocemos ha desaparecido. El barco simboliza el nuevo mundo. Se tienen que marcar nuevas reglas y ello creará disputas entre los supervivientes.
Conoceremos al profesor William que nos introducirá en una interesante conversación literaria sobre el concepto de los arquetipos: el héroe, el guerrero,…, que me ha parecido de lo más interesante.
Otro pasaje interesante es cuando William y Lamar hablan sobre el inconsciente colectivo (que he convertido en Momento para el blog y que publicaré en breve):

-¿Y usted, profesor? ¿Qué le mantiene en marcha?
-¿Yo? –se rió en voz baja. –Creo que soy como muchos otros. Creo que seguir luchando porque un elemento de nuestro inconsciente colectivo exige que lo hagamos. Incluso a mi edad.
-¿Qué es el inconsciente colectivo?

Los personajes de Keene son utilizados para incorporar su crítica o visión personal sobre la sociedad actual. Aborda el tema del racismo, de la homofobia, creo que de forma muy sutil, pero interesante, como también critica los protocolos de seguridad y actuación de la EEUU en casos tan recientes como el 11S o el Katrina, aprovecha para hacerle un homenaje-guiño al cómic de The Walking Dead haciéndolo salir y utilizado por los niños como entretenimiento y guía, o el concepto de familia entre otros. Es lo que se podría considerar: el valor añadido.

Keene también nos sabe poner al otro lado del espejo cuando nos preguntamos si los supervivientes son mejores que los zombis sedientos de sangre. Es esos momentos cuando el lector que se puede poner en la piel de los personajes y hacer un viaje de introspección hacía su propia alma, lo que alguna otra vez he llamado: El que haría yo.

En Mar muerto también se platean preguntas como: ¿Pueden evolucionar los zombis? ¿Son capaces de aprender? ¿Mantienen algún tipo de instinto maternal? Es ahí donde pienso que el género zombi no deja de evolucionar, novela tras novela. ¿Hasta dónde? Yo no tengo la respuesta, pero tengo miedo que se le pueda escapar de las manos.

En definitiva, una novela de lectura recomendable para los amantes del género zombi: rápida, absorbente, interesante, inteligente en muchos momentos, novedosa en muchos otros, y con un final que casi me hace llorar. Keene sabe llevar al lector a ese punto donde se encuentra indefenso, desalmado y apretar el gatillo del punto final.

“El instinto es un hijo de puta. Pero la evolución lo es más”

lunes, 16 de enero de 2012

Momento #28: sobre la histeria colectiva



"Millones de individuos, una masa frente a sus ordenadores y sus televisores o pegados a sus teléfonos móviles. En cierta medida, aquélla era la forma más moderna y peligrosa de la histeria colectiva: un grupo gigantesco de humanos con las mentes conectadas a través del mundo de la imagen. Una locura moderna de la que nadie puede escapar"



Extraído de "El síndrome E" de Franck Thilliez

jueves, 12 de enero de 2012

Cocina rápida para tortugas 2 de Pepe Serrano



En los tiempos que corren es de agradecer que tanto un escritor como una editorial se embarquen en la aventura de escribir y publicar cuentos para niños, aunque dicen las encuestas que es de los pocos mercados que están aguantando más el tirón de la crisis.

“Cocina para tortugas 2”, como bien indica el título, es la segunda entrega de los cuentos creados por Pepe Serrano, con las bellas ilustraciones de Mar Villar, para niños.
Nunca está bien etiquetar las cosas. Muchos de nuestros malos entendidos o malos rollos vienen por ahí, al etiquetar, pero de alguna forma tenía que presentar esta novedad de la editorial Nalvay, y si bien es cierto que el contenido está pensado para niños de entre 6 a 8 años, creo que podría abarcar un público más amplio.

El libro está pensado como un recetario: primeros, segundos y postres. Las recetas (cuentos) tienen una estructura muy peculiar, una forma de ser contados paso a paso, muy didácticamente.
Mientras los leía me podía imaginar perfectamente a un padre/madre junto a la cama de su hijo/a, leyendo pausadamente uno de los cuentos y haciendo alguna explicación extra a partir de la ilustración.
Creo que esas metodologías se tienen que seguir incentivando y de ahí que me agrade que exista nuevo material para poder llevarlas a cabo.


A destacar el cuento que abre la publicación, donde se nos explica lo que es un “Bibliorante”. No os contaré que es, pues una de las gracias es descubrirlo, pero me ha parecido una idea genial a partir de la cual se puede hacer un buen trabajo/juego con vuestros hijos/as, pues ya sabéis que la mejor forma de enganchar a estas nuevas generaciones en la lectura es dando ejemplo, que nos vean leer, y luego incentivar su lectura como si fuera un juego. “Cocina rápida para tortugas 2” puede ser un buen libro para conseguirlo.

¿Qué historias podréis encontrar?
La de una peculiar máquina del tiempo; la genial rebelión de los pimientos; o la niña que aprendía matemáticas de forma especial; la de un ladrón de guante blanco; la de una empresa de mudanzas también especial; la de un príncipe azul que no es tan azul como el quisiera; o la de un cuento que no quería ser cuento; o la forma de no contar un cuento; y muchas más recetas en el menú del “Bibliorante”.

Y para finalizar dejar apuntado que la primera entrega del libro tuvo una estupenda acogida por parte de lectores, padres y educadores, tanto que fue incluido en la biblioteca escolar básica recomendada por el Servicio de Orientación a la Lectura, dependiente del Ministerio de Cultura.

miércoles, 11 de enero de 2012

Árida y El Colono

Nunca tenemos el suficiente tiempo para leer todo aquello que quisiéramos leer, pero eso no es excusa para apoyar buenas iniciativas como las de Andreu y Juan.
Cada uno en su respectivo blog están publicando lo que se denominaría: un relato por entregas, y como ya he hecho otras veces, os quiero invitar a hacer un hueco en vuestras lecturas para seguirlas, pues las dos merecen la pena.


Árida ya va por su entrega 7, y se podría decir que con ella se cierra la primera parte de lo que es una buena historia de personajes situados en el imaginario mundo de Árida.
Creo que hará las delicias de los amantes de las historias con perfume a western, aunque también para todos aquellos que le guste la mezcla con toques de ciencia-ficción. Además, Andreu es un maestro a la hora de crear nuevos mundos, nuevos artefactos, nuevos animales, y todo ello regado con toques de humor y muchas escenas de acción.
Yo me he leído las 7 entregas y he pasado un buen rato.


El Colono acaba de iniciar su andadura. Según Juan, tendrá 22 entradas. De momento vamos por la primera, y se prevé que cada lunes y jueves tengamos una nueva entrega. A mi me ha enganchado mucho el primer capítulo.
También es un relato de aventuras en un nuevo mundo, y como indica el título, éste será colonizado por el protagonista al que seguro que le pasarán mil y una. Por lo que he podido leer, tendrá toques de ciencia-ficción, algunos momentos para el humor, y sobre todo la buena mano de Juan, del que también os aconseje leer en su día: El poder.

Y sin más, os dejo con los enlaces al primer capítulo de las dos historias, y como no, espero encontrarme con alguno de vosotros en los comentarios.


martes, 10 de enero de 2012

El síndrome E de Franck Thilliez



Primera reseña del año, y que mejor forma de comenzar que con una gran historia y de un autor totalmente desconocido para mí.

Siempre me ha gustado iniciar una saga desde donde se tiene que comenzar: por el principio, pero “El síndrome E” fue un regalo y desconocía que este no era el primer libro de la saga (el primero lleva por título “El ángel rojo”). Eso no ha sido impedimento para seguir la historia a la perfección, pero sí para motivarme a leer esa primera entrega, ya que me he quedado como ganas de saber sobre el pasado del comisario Franck Sharko (curioso que el protagonista tenga el mismo nombre que el escritor). También he podido averiguar que existen diferentes libros no traducidos, anteriores a este, donde en uno de ellos se presenta a la teniente Henebelle, diríamos que la antagonista de Sharko en la novela.

“El síndrome E” es de esos libros con muchas páginas, pero del que no te puedes despegar. Su buen ritmo narrativo es cautivador. Un capítulo te lleva a otro de forma rápida, y en cada salto que damos, vamos conociendo más datos sobre el caso que hace que el lector quiera continuar y no pueda apagar la luz de la mesita de noche, llevándose algún que otro codazo de la compañera.

Otro de los puntos destacados de la novela es la fuerza de sus dos personajes principales, Sharko y Henebelle, que inician sendas investigaciones por separado que confluirán en una sola, provocando el encuentro entre los personajes. Será a partir de ahí donde se cree una atmosfera de tensión sexual entre los ellos al estar muy necesitados de compañía y ver en el uno lo que le falta al otro. Creo que ese juego engancha mucho a los lectores, pues a parte de crear el deseo de saber si llegaran o no a algo, hace que sea una excusa perfecta para presentarnos escenas del pasado de ambos en ese conocimiento mutuo que se produce en todo cortejo. Quién no recuerda a Bevilacqua y Chamorro, los guardia civiles de Lorenzo Silva y los buenos ratos que nos hacen pasar, o la Montalbano-Livia de Camilleri. Creo que la pareja de Thilliez puede tener futuro literario.

La humanidad de sus personajes es otro de los puntos fuertes del libro. Toda novela negra o policiaca que se precie tiene que cuidar mucho ese aspecto para que el texto no se convierta en un pasa páginas tras un malhechor. Como siempre digo, lo de menos es el caso, aunque aquí la historia que nos presenta Thilliez tiene miga y de la grande. Mientras iba leyendo me iba frotando los ojos pensando si estaría basada en hechos reales o no, y por lo que parece, sí, está basada en hecho reales y probados.
Las proporciones de los descubrimientos son de aquellos que no te deja indiferente. La he encontrado tremenda y bien narrada, y os puedo asegurar que no era nada fácil hacerlo, pues es bastante compleja en su resolución final.
También tiene un gran atractivo el cambio de escenarios. Además de la investigación propia en territorio francés, viajaremos a Bélgica (el inicio del caso); pasaremos un cierto miedo al caminar por los suburbios de El Cairo; y nos echaremos las manos a la cabeza al conocer lo que se cocía en el Quebec de los años cincuenta.

En “El síndrome E” podremos encontrar el perfume de “Asesinato en 8mm”, o la escena de la tortura del Karl de “Perdidos”. ¿Se inspiraría el guionista de “Perdidos” en los métodos que intentaban provocar “El síndrome E”? Es una pregunta que me hecho.
Como podéis ver la mezcla entre thriller y novela policiaca ha funcionado.
También podremos vivir la esquizofrenia de Sharko, perseguido por los fantasmas de su pasado, sus visitas al psiquiatra y el bien que le hará conocer a la teniente, al igual que a la teniente conocer al comisario y ver que existen otro tipo de hombres en el mundo. Con todo y con eso, Sharko continúa siendo un policía elegante, inteligente y sobre todo obstinado y de ahí que confíen en él para informar, que no resolver un caso tan complicado. Sin embargo, el comisario se irá involucrando gradualmente en el caso hasta que no pueda salir sin resolverlo y más cuando lo que está en peligro es la vida de Henebelle y la suya propia.

Y todavía no he dicho nada sobre propio síndrome E. ¿Qué es el síndrome E? ¿Cómo se provoca? ¿Estamos expuestos a él? Para saber algo más tendréis que leer la novela. No os dejará indiferente, pues si explicación es totalmente creíble, diría que incluso palpable.

Y llegamos a otro momento estelar, el final. Tan sólo os puedo decir que acaba de forma súbita y que os dejará con el corazón en un puño. Por lo que parece, no tendremos que esperar mucho para poder leer su continuación “Gataca”.
Yo os puedo asegurar que la leeré, pues el poso que me ha dejado “El síndrome E” tardará en borrarse.

viernes, 6 de enero de 2012

Momento #27: sobre el síndrome de Diógenes emocial



Hoy el Momento no está extraído de ningún libro. Es un de sabio que hace tiempo conocí en tusrelatos y con el que he intercambiado comentarios, opiniones y proyectos inconclusos.










"Por otra parte yo soy de los que piensa que cuando alejas a una persona de tu camino estás obligado a cambiar. No nos queda otra que huir hacia adelante, pero si queremos avanzar lo que se quedó atrás ya no es nuestro, ya no somos nosotros. Esos pedazos que arrastran no debemos reconocerlos y si ellas se empeñan en mostrarlos como piezas perdidas de un viejo puzzle (algunas mujeres son así), dejemosles que intenten montarlo a ver que pasa. Regalemos nuestro pasado, porque solo debemos llevarnos nuestra experiencia. Porque como alguien dijo, hay algo peor que un síndrome de Diógenes material y es un síndrome de Diógenes emocional."

De Vicente Salinas como comentario al Momento #25: sobre las ex-novias

miércoles, 4 de enero de 2012

Momento #26: sobre la terapia en la peluquerías


Buenas Caminantes,
He estado unos días desconectado del mundo, que no de la lectura, y me será casi imposible ponerme al día, pero lo intentaré.
Dicen que no será un buen año, pero creo que nosotros podemos hacer alguna cosilla para que sea mejor. Desde nuestro blog tenemos que seguir publicando con ilusión, compartiendo buenos y malos momento, y sobre todo, aprendiendo unos de otros. Ese es en definitiva el motivo de este blog.

Y he querido empezar este 2012 con un Momento que tenía aparcado de mis últimas lecturas del 2011. Creo que es un Momento divertido que provocará alguna sonrisa. Esa es mi forma de desearos un buen 2012.
 

"Sofía, la última visita de la mañana, despide una por una a sus clientas que, al igual que los ciclistas en las etapas de montaña, hacen la goma, simulando marcharse y apareciendo inesperadamente con un cotilleo o un puñado de fotos de las últimas vacaciones. [...]
-Estoy harta de dar consejos. Se psicoanalizan por el precio de un tinte. Esto cada vez se parece más a un consulta de cardiología: solo vienen enfermas del corazón."


Extraído de "Concesiones al demonio" de Óscar Sipán y publicado en la Editorial Nalvay.
Próxima reseña en este blog.

domingo, 1 de enero de 2012

Mis lecturas recomendadas, año a año



He querido recoger todas mis recomendaciones en una sola entrada para que así su acceso sea más fácil y también para que sea mucho más visual con el paso del tiempo.

Está claro que mis recomendaciones se basa en aquello que he leído y que no tiene en cuenta otras novelas.

Y estás son mis recomendaciones:

2015

NOVELA
Una de las mejores lecturas de este 2015 y fue de las primeras reseñas que publiqué.
Destaqué que los personajes eran de carne y huesos, el compromiso social del autor, los colores de la literatura del canario, la credibilidad de toda la historia y ese noir de perdedores que tanto gusta.





Ya sabéis que siento debilidad por el vigués, pero no por ello soy menos objetivo, al contrario. La novela más madura de Darío Vilas, aunque si olvidarse de su estilo conciso, directo, perturbador por momentos, con sus frases afiladas como cuchillos que van cortando la historia en pequeñas láminas y que le dan el ritmo adecuado a la narración cual bombo de batería.




Quizás antes leía muchas más novelas de este corte gótico-negrocriminal. Pero encontrarme con ella ha sido una delicia por lo bien escrita que está y por recordar ese enganche que existía con el género en el pasado. La mezcla perfecta de historia y negrocriminal.






Navona nunca falla. Creo que las dos que he leído están dentro del top. Pienso ampliar mi lectura con dicha editorial.
Y en esta lectura nos topamos con un autor de raza, netamente negrocriminal. Una lectura llena de puñetazos en el estómago del lector; una lectura que nos hace sentir.





Tenía muchas ganas de leer esa combinación entre negrocriminal y mundo zombie que proponía Claudio y la experiencia fue todo un éxito con un genial inicio de novela que deja recorrido para seguir explorando.

Que decir que no se haya dicho ya. Una novela que, en muy pocas páginas, consigue retorcerte las tripas y las entrañas.
Sería mi apuesta narrativa fuera de lo negrocriminal de este 2015, aunque fue publicada a finales de 2014.
Lectura que hace sentir.





Menuda forma de acabar el año Alrevés Editorial con una novela de altura.
Una novela fresca, gamberra, desinhibida, con un fuerte componente de humor negro, rebelde, con un punto azul de tristeza y uno negro de perdida, de perdedor y con el espíritu de Tarantino recorriendo sus páginas.

Es mi apuesta en autopublicación. Fue la primera lectura del año. Estaba en NY disfrutando del fin de año y me sentó muy bien. Javier Cosnava despliega todos sus recursos mágicos para ofrecernos una sensacional novela y hacernos disfrutar de la ficción histórica con mayúsculas.




Antologías
La más redonda de las antologías que he leído. Disfruté como hacía tiempo no lo hacía de unos relatos y los mejor, con pocos no conecté.
Premio Diputación de Jaén de escritores nóveles 2014, pero publicada en 2015, una de esas lecturas que se leen a pocos para no acabar con lo bueno.




La última de mis lecturas y sabía que me iba a sorprender, pero no tanto como lo ha hecho.
Frases como disparos, cortas, directas, al corazón, que deja poco respiro al lector; con esa habilidad por ahondar en la herida de los perdedores y hacernos sentir su desgracia. Quisiéramos gritar mientras leemos.
Un paseo diferente por la navidad barcelonesa.




En catalán
Una novel.la divertida, esbojarrada, enginyosa, àcida, crítica amb Barcelona. Una novel.la de personatges, dinàmica, directa, i molt entretinguda i amb l'accent negracriminal.







Un gran descubriment. Noir rural. Una història molt gamberra amb un personatge esbojarrats. Una novel.la amb un punt d'humor negre. L'autor sap mantenir en tot moment el pols narratiu per crear interès pels final dels personatges.





2014

Tuve que esperar hasta febrero para encontrar una verdadera joya. Una antología de relatos que fue escogida en octubre como finalista del Premio de Cuento Gabriel García Márquez.
«Óscar es un buscador de historias, un hilvanador de cuentos, un detective de los pequeño para convertirlo en grande. Observaréis que la mayoría de sus historias parten o tienen germen en un hecho real, y es Óscar el que las condimenta para darles riqueza y hacer que el plato llegue al consumidor de la mejor forma posible: seduciendo con sus palabras.»

Una novela con mucho perfume, con muchos matices y con un negro genial.
«Que frágiles son las alegrías, tanto como la luz de un neón, un neón de un burdel, la gran metáfora de esta novela, y que veréis aparecer al cerrarse el día, cuando se tienen que pasar cuentas sobre lo realizado y lo que queda por hacer; ese neón que funcionará bien en dos ocasiones, dos fugaces alegría de nuestro chofer, Ramón, y que parpadeará, e incluso se apagará en el resto de las ocasiones pasando de la alegría a la desolación, la soledad, la tristeza en unas pocas horas.»


Por eso mezcla tan bien lograda entre texto y fotografía.
«Existen editoriales que no tienen miedo de publicar aquello en lo que creen, tengan más público o menos público detrás; editoriales donde prima la calidad por encima de la cantidad; editoriales que creen en sus escritores, en sus ilustradores; editoriales que no dejan de sorprendernos arriesgando su patrimonio para abrir caminos dentro de la literatura.»


La gran revolución literaria de este año no podía faltar en esta lista. No fue ponerse las pilas, fue fundir las pilas.
«Impactado : sigo impactado : y seguiré impactado después de la lectura de una novela tan rompedora, tan transgresora, donde las reglas gramaticales se hicieron para suspender a los chavales de la ESO (pero qué más da si todo está al servicio de la historia) : o quizás sí que importe (pero para los que se quieran cargar la novela) : y es que somos como somos y nos empeñamos en tirar por la borda el trabajo creativo, de buscar lo malo, de mirar para atrás (cuando tenemos que mirar siempre para delante) y dejarnos llevar y disfrutar. Oiga. ¿Qué? ¿Y la novela tiene humor? Eso ahora no toca.»


Genial como siempre Pepe Rubianes, incluso en sus textos.
«Hacía tiempo que no me reía tanto leyendo un libro. Hacía tiempo que no tenía tantas ganas de recitar en voz alta lo que leía. Y ha sido así. En más de una ocasión me he levantado y he tenido la necesidad de recitar lo que leía intentado poner un poco del énfasis que recuerdo de Pepe. Uff, la verdad, es muy liberador. Ya me estoy viendo en esas noches de barbacoa en la terraza hiendo a buscar el libro para recitar algunos párrafos, aunque costará elegir uno, pues son todos geniales.»



Una novela lleno de matices y con una prosa de primera.
«Me gustan las novelas cortas, las novelas que te hacen recordar cosas, novelas que tienen sabor a salón con chimenea, novelas que después de leerlas siguen retumbando en tu cabeza, novelas en blanco y negro con pinceladas de gris, novelas que parecen pequeños platos y que esconden un gran sabor, novelas de buen narrador, novelas con un punto de poesía en las palabras.»
Una de las novelas más esperadas del año y el exitoso debut de Víctor con Destino.
«Más que nunca Un millón de gotas debe servir como una canto a la Memoria, esa que nos tiene que recordar cómo fueron las cosas para que no vuelvan a suceder.
Me encanta que los escritores se mojen. No cabe duda, ninguna, que Víctor es de los que se mojan, de los que no se quedan mirando, es de los que actúan, es de los que le dan sentido a su literatura no solo para entretener sino que existe un compromiso, una intención.»


No lo puedo remediar, Darío Vilas es un autor que siempre me pone las pilas y creo que la publicación de este año tiene algo de fresco, algo de sorpresa, algo de diferencia.
«Si muchas veces creemos que saber el final de las cosas le quita valor a la narración, en este caso es al contrario. Darío sabe hilvanar una rica argumentación para hacernos llegar a dónde ya sabíamos, pero sin darnos cuenta de ello y con sorpresa incluida.»




Puede que no sea una novela perfecta, pero ese perfume a Tom Sharpe me ha puesto las pilas.
«cuando leí que volvía Eva Wilt con La verdad y otras mentiras de Sascha Arango, la curiosidad fue tan grande que no pude resistirme a su lectura. Pero ojo, podría ser muy perjudicial para una novela prometer cosas que luego no vas a encontrar. Por suerte no es el caso. La sombra alargada de Tom Sharpe se distingue a la perfección con homenaje incluido a la muñeca inflable que tanto nos hizo reír en su día, aunque esta es más sofisticada. Otro punto es el nombre del protagonista; supongo que no se llama Henry por casualidad.»

Y este año también quisiera destacar alguna lectura en catalán:

Una novela muy negra que merecería poder llegar a mucho más público mediante su traducción al español.
«Anna Maria Villalonga construeix un relat embriagador a l'hora que pertorbador. La simplicitat del seu inici contraposat amb la profunditat del seu conjunt ens fa caminar sobre l'abisme de la perdició darrera una dona gris que podria ser la nostra pròpia ombra que vol escapar de nosaltres, però que es conjura per fer-nos reviure i sortir de l'amarga rutinària soledat.»



Y como os he comentado, se han quedado muchas novelas de las que he leído a las puertas de esta lista, pero he querido mencionarlas porqué también me han puesto las pilas.
Y son:
2013
Y estas son mis mejores lecturas del 2013 por orden de publicación de reseña:
 

Es la segunda vez que entra en el top un autor al que le tengo mucho cariño y que escribe de una forma muy definida y adictiva.
Esto decía en la reseña:
« En Lantana priman las emociones, la introspección, los sentimientos y todo ello regado con un terror psicológico, atmosférico, terreno donde Darío se siente como pez en el agua y con el que hace disfrutar a sus lectores generándoles ese cosquilleo al leer. »

Creo que siempre que lea una novela de Víctor estará en el top. Es un autor que te llega hasta lo más hondo de tu ser.
Esto decía en la reseña:
« Respirar por la herida es una novela llena de olores que evocan imágenes; es una novela llena de música, una canción para cada uno de los 18 personajes que la componen; llena de pintura y de cómo construir una narración a través del arte de pintar.»
 
 
Una novela negra muy fresca que supuso un gran descubrimiento este 2013.
Esto decía en la reseña:
« La lealtad de los delincuentes es una novela negra, ágil, fresca, rápida, sin florituras, directa al grano, atrayente, cercana,.»
 
  

Otro de los autores que repiten en mi lista y que me gana en cada publicación.
Esto decía en la reseña:
«Creo que lo mejor que se puede decir de Thilliez es que se lo trabaja, que lo tiene todo muy bien planeado antes de ponerse a ello y de ahí que al llegar al final de la novela no nos sintamos defraudados y engañados con ciertos saltos mortales de otras novelas»



He leído varias antologías de relatos, pero como esta ninguna.

Esto decía en la reseña:

« Que cerca de nuestras casas se encuentra el terror.

Óscar Pérez Varela no abre los ojos y nos cuenta que el terror no está tan lejos como nos podríamos imaginar. No advierte que no debemos bajar los brazos, pues cada uno de nosotros puede ser abducido por el horror y llegar a hacer cosas inimaginables»
  


Todo un clásico que me deslumbró y que pude compartir con el escritor Víctor del Árbol por twitter. Toda una experiencia.
Esto decía en la reseña:
« El asesino dentro de mí es una novela intensa de principio a fin, de esas que no dejan respiro, de esas que tienes ganas de saber cómo acabara, pues Thompson no va llevando de la mano por una carretera cubierta de cadáveres y llena de curvas que sortear por Lou Ford, pues a cada paso que da la cosa se va complicado más»

Una novela exponente del buen hacer de las nuevas generaciones de escritores españoles y pequeñas editoriales.

Esto decía en la reseña:

« Ojos de circo es ante todo una novela que trata sobre la búsqueda de la propia identidad; sobre la búsqueda de la felicidad; sobre alcanzar los sueños; sobre los amores que se producen entre juegos en la pubertad y que marcan al niño para siempre, sobre las personas especiales que viven marcadas para siempre; sobre las relaciones impuestas por los padres, ciegos ante las tradiciones y que no ven que pueden frustrar una vida; y como no, sobre la magia y la fantasía.»

Y sí, de nuevo Darío y es que me puede y si escribe novela negra, uff, no lo puedo resistir.
Esto decía en la reseña:
« una novela rápida gracias al trabajado lenguaje de Darío, dura por toda la carga que tiene que soportar, cruda como cuando te metes una leche contra una pared, directa y sin rodeos, muy pulp y transgresora en su narración, gore en algunas escenas, violenta en otras, dinámica toda ella, y lo mejor de todo: que acabas y tienes ganas de seguir leyendo a un autor que se está haciendo grande, si no lo es ya.»

Novela histórica que me dejó noqueado. Fantástica, sublime y con la historia que tiene detrás.
Esto decía en la reseña:
«La bibliotecaria es una lección que debemos aprender en muchos sentidos (no es que la novela sea moralista, al contrario), pero podemos ver como pequeños actos reportan grandes beneficios y que debemos seguir haciéndolos por muy mal que estén las cosas; que no debemos tirar la toalla; que debemos seguir creyendo que hay esperanza.»
 

Todo un viaje al pasado para revivir una especial Casablanca. Ricardo, otro de los grandes descubrimientos del 2013.
Esto decía en la reseña:
« Me gustan las novelas que me sorprenden, las novelas que no esperas que vayan por unos derroteros y van, pero sobre todo me gustan los escritores que no se encasillan en un estilo, en una forma, en una matemática literaria, y se arriesgan cambiando



2012

El inicio de año no pudo ser mejor. En mi primera lectura encontré un filón.
Franck Thilliez ha sido uno de los grandes descubrimientos de este año, tanto, que he leído tres de sus novelas y tengo pendiente la primera de ellas.

Novela negra en estado puro. Personajes con mucha fuerza. Ritmo narrativo cautivador, rápido, atrayente, y con un tras fondo genial.


Este año he leído más antologías de relatos que nunca, pero creo que ninguna con la fuerza y la potencia de Ignacio Cid Hermoso, y como dije en su día: “un escritor con mayúsculas”.
Relatos que se pueden vivir con los cinco sentidos, donde podemos encontrar la sombra alargada del maestro Lovecraft.

Otro gran descubrimiento que me llegó por la radio (este año me ha sucedido varias veces. Que gran medio).
Novela negra de nuevo y con un valor añadido: visitar Guatemala, en la que estuve colaborando con una ONGD hace unos años y de la que guarda un recuerdo entrañable.
Pero no solo eso lo que me cautivó. Creo que el no ser la típica novela negra, y ese grito desgarrado a hacer algo en el país, me llenó el corazón.

EL ESPÍRITU DEL LINCE de Javier Pellicer

Espectacular presentación de Javier en el mundo literario. 
 
Han tenido que pasar varios años, pero cuando llegó, lo hizo con decisión, con talento, con magia.
Estamos hablando de una novela histórica bien trabajada, documentada, con personajes definidos, y enclavada en un periodo histórico poco explorado, lo que le da un valor añadido.
Espero que en 2013 tengamos nueva novela de este gran escritor.

Vuelve a repetir Franck Thilliez en mi TOP, y es que las dos novelas, una continuación de la otra, salieron bastante seguidas.
Entenderéis, que después del subidón que me dio leer El Síndrome E, no me pudiera contener con esta.
El nivel estaba alto, pero no bajo casi ni un ápice en esta nueva entrega.
Fascinante, adictiva, interesante, …
Fue la primera novela que leí de la editorial Alrevés, y me dejó noqueado. Ahora casi no puede vivir sin mi dosis de novedad de la editorial. Pero curiosamente, El café de la luna no es del género negro. 
Es una pequeña joya que siempre te gustará releer. Una novela de personajes, de historias bien contadas, de lo cotidiano y enlazadas para completar la cuadratura del círculo. 
Además con un formato de novela corta ideal, como el café, cortito, pero con gran sabor. Ya estoy esperando su nueva novela, esta vez sí, por lo que parece, del género negro. 

LA TRISTEZA DEL SAMURAI de Víctor de Árbol

No sé si decir que una de las mayores sorpresas del año, y no solo por el placer que me supuso leerla, sino por el cambio que ha supuesto en la vida de su autor, así como el alcance mediático que ha tenido la novela ,dentro y fuera de nuestras fronteras.
Además, tengo la oportunidad de compartir twitter con el autor y descubrir a una persona implicada en los problemas sociales que nos toca vivir.
Novela negra en estado puro, arriesgada, ambiciosa, con personajes sólidos y bien trabajados y placer para los cinco sentidos.
Fue una de mis primeras participaciones en una lectura conjunta. Una experiencia genial y una gran sorpresa, pues leyendo la sinopsis no las tenía todas conmigo.
Novela negra, un grito acusatorio y reprobatorio, donde la acción y su ritmo brutal casi no te deja respirar y por suerte con algunos momentos de humor.
Una genial aportación de una gran escritor. Alejandor Castroguer le da una nueva vuelta de tuerca al género zombi, mezclándolo con otros géneros y haciendo que la mezcla sea consistente.
Una novela dura, explícita, pero con un trasfondo que el autor nos invita a encontrar, El Manantial y sobre todo, a bajar al infierno de los corazones de sus protagonistas.
No os dejará indiferentes.



 
LAS FLORES DE BAUDELAIRE de Gonzalo Garrido
 
No sólo una buena historia, sino que además tiene un valor añadido, un premio para el lector que espero que descubráis.
Una de las lecturas que mejor poso me han dejado, a parte, claro está, del encontrarme de nuevo con un escritor responsable con la sociedad en que vivimos demostrándolo activamente.
Un placer para el paladar lector.




 VICTUS de Albert Sánchez Piñol


Una de las lecturas que más alegrías me ha deparado por la buena acogida de su reseña y por lo que supuso su lectura en el momento convulso que vive Cataluña.
Una novela histórica con mayúsculas y con el toque personal de su autor al que sigo desde sus inicios.
¿Son realmente los héroes los que conocemos? ¿Existieron otros? ¿Qué sucedió exactamente aquel 11 de septiembre de 1714? ¿Se hubiera podido cambiar el curso de la guerra?


2011


1Q84 de Haruki Murakami
















La Voz, Arnaldur Indridason




















Higiene del asesino de Amélie Nothomb












Apocalipsis Z de Manel Loureiro












Ojos de agua de Domingo Villar



















La delicadeza de David Foenkinos




















Cuando Susanah llora de J.J.Castillo
















Instinto de superviviente de Darío Vilas





















Concesiones al demonio de Óscar Sipán