martes, 31 de julio de 2012

Descarga gratuita Lluvía de castigo de Luís Bermer



Ya sabéis, lo que seguís mis entradas asiduamente, que Cruce de Caminos tiene vocación de apoyar a los autores menos conocidos y que, por supuesto, tengan un valor añadido como es el caso del escritor Luís Bermer protagonista de una de las primera charlas de mi sección Un café con… (Aquí)

Corría el mes de septiembre cuando Luís Bermer, publicó su última entrega de la apasionante novela corta (por entregas) “Lluvia de castigo”.
Ya por entonces prometió que, junto con varios ilustradores, realizaría una versión ilustrada de la novela para promoción de los ilustradores de forma totalmente gratuita.

Pues ya la tenemos aquí y la verdad es que los dibujos son una gozada y no sólo eso, como ya dije en su día, el texto es muy bueno y merece ser leído.

Los ilustradores que acompañan a Bermer en esta aventura son: Azramari, Italo Ahumada, Andreu Romero y Nemesis,

Para que os hagáis una idea de las ilustraciones dos ejemplos: la portada de Azramari y uno de los portfolio realizado por Nemesis.

Como soy curioso he visto que Nemesis publicaba una entrada al respecto de su ilustración y me ha parecido muy interesante ver como se ha inspirado y de ahí que os deje el enlace (aquí).

Pues ya lo sabéis, a disfrutar de una buena novela corta y sus ilustraciones.

http://www.amazon.es/gp/product/B00TZ9EX0A/ref=as_li_ss_tl?ie=UTF8&camp=3626&creative=24822&creativeASIN=B00TZ9EX0A&linkCode=as2&tag=crucdecami-21

Otras publicaciones del autor:

Horrores del mañana
Cortadles la cabeza

miércoles, 25 de julio de 2012

La bella bestia de Alberto Vázquez-Figueroa



Alberto Vázquez-Figueroa es un autor que siempre me ha gustado y a los que muchos no se acercan por considerarlo un escritor de segunda clase.
Yo no voy a ser quién defienda el trabajo de Vázquez-Figueroa, pero en pocas palabras, creo que es un autor comprometido con la sociedad en que vivimos y que siempre intenta hacer llegar mediante sus novelas sus pensamientos (lo que algunos llaman moralejas, aunque no creo que el autor tenga esa intención.).
Por todo ello, creo que las novelas de Alberto tienen un valor añadido que se le tendría que reconocer y si a eso le añadimos que domina como nadie el arte del entretenimiento, creo que sus novelas merecen ser leídas.

Y centrándome un poco más en la novela que nos ocupa, La Bella Bestia, publicada por Ediciones Martínez Roca, abre una página de la historia desconocida para mí y eso que me gusta leer bastante sobre lo acontecido en la Segunda Guerra Mundial, pero siempre queda un terrorífico personaje más del que no conocemos sus fechorías.
Irma Grese era conocida como “Ángel Rubio de Auschwitz”, “La perra de Belsen” o “La Bella Bestia”. Nadie pudo creer que una mujer tan bella, de tal dulzura y coquetería, fuera capaz de hacer lo que hizo. Incluso en el juicio sumadísimo que le hicieron, y que sentó las bases del más famoso de los juicios de la era moderna (el juicio de Nuremberg), su mirada perturbaba a los asistentes; los niños coreaban su nombre a la entrada de la sala; era toda una estrella mediática.

Irma Grese

Vázquez-Figueroa nos acerca a este perturbado personaje mediante el relato de una de sus esclavas, en su definición más amplia (del hogar, sexual,…) Utiliza el formato entrevista para ir desgranando, poco a poco, todo el horror vivido por la protagonista al lado de La Bella Bestia.

Es una novela ágil, rápida, casi sin momentos de pausa, y con pocas subtramas. Creo que el autor pensó que con la Grese era más que suficiente para captar la atención del lector.
Si alguna de esas subtramas se tiene que tener en consideración es la del entrevistador, un editor con ciertos problemas para encontrar buenos libros y sobre todo para encontrar negros que los escriban. Alberto aprovecha para reflexionar sobre el futuro del libro digital, sobre el futuro del mundo editorial en general.

Una de las pocas pegas que le pondría es que se me ha quedado un poco corta en la parte central, en su nudo, cuando La Bella Bestia entra en acción. Quizás era demasiado horror el que hubiera tenido que explicar, o las escenas hubieran herido demasiadas sensibilidades y de ahí que no ahonde más de lo necesario para saber sobre el personaje. Creo que, en cierta forma, se aleja del lector envolviendo la historia en un halo de frialdad al que no estoy acostumbrado con este autor. Pero ello no impide que podamos disfrutar de dicha novela, simplemente, que cuando uno a leído lo que ha leído de Alberto quiere lo mismo o más. (Maldito lector exigente)

Una de las mejores cosas de la novela es su final. Sus últimas páginas son como la guinda en un pastel. Sin ese final mi valoración hubiera podido ser diferente, pero él me hizo tener ganas de saber más sobre malvado personaje.

Una lectura totalmente recomendada y más en días de verano: corta, directa, entretenida, en algunos momentos divertida,…,Alberto Vázquez-Figueroa, que más decir.

Os dejo con algunos de los tweets que fui publicando mientras leía la novela bajo el hashtag #BellaBestia. Estoy convencido que os ayudaran a haceros una idea más próxima de la novela.
(Ya sabéis que podéis seguir mis lecturas en directo si me seguís en twitter: 2@davidgomez)

No creo que nunca haya existido un profeta, del bien o del mal, que no le deba la mayor parte de su éxito a sus discípulos.

Los que procuran el bien lo hacen en provecho ajeno. Nadie se cansa de trabajar para sí, pero sí para los demás.

El mal siempre prevalecerá sobre el bien, porque quienes causan el mal lo hacen en provecho propio.

Que fue primero personas de calaña que crearon el nazismo, o el nazismo que los convirtió en calaña.

En Auschwitz, medrar tan solo significa continuar respirando unas cuantas horas más un aire que empezaba a ser pestilente.

La opción era mentir, fingir y adular, que es lo que la gente acostumbra a hacer para medrar.

En ocasiones los hombres se comportan de una forma tan salvaje que más vale vivir en una isla desierta.
  

Irma Grese en el banquillo de los acusados

Y no puedo dejar de mostraros en siguiente enlace (brutal):
Esquela de Irma Grese publicada en 2009 en La Razón


Y por si queréis saber más sobre el personaje real y ver como se la tiene presente hoy en día:
La nazi condenada
Ha nacido una estrella
En memoria de Irma Grese

http://www.amazon.es/gp/product/B0084B5IBI/ref=as_li_ss_tl?ie=UTF8&camp=3626&creative=24822&creativeASIN=B0084B5IBI&linkCode=as2&tag=crucdecami-21




sábado, 21 de julio de 2012

Blogs más influyentes según ebuzzing (Julio 2012)


Ayer me enteré por twitter que existía un ranking de los blogs más influyentes en varios aspectos, y en concreto, en el tema de la literatura.
Sentí curiosidad y entré para ver que blog eran los más influyentes en literatura.
Y luego, no puedo negarlo, como un niño chico puse el nombre de mi blog en el buscador.
Cual fue mi sorpresa al ver que estaba en la lista: posición 3314 de la general.
Pensé que quizás existieran pocos, pero mi sorpresa siguió cuando pude ver que cuando mi blog entró en la lista (noviembre 2009) ocupaba el puesto 86563, así que la cosa parecía que tuviera algo de mérito.
Lo que también pude comprobar es que en diciembre de 2011, Cruce de Caminos ocupó la posición 1096 de blog más influyentes en general.

No sé que tienen en cuenta para elaborar el ranking, pero supongo que no me equivocaré al decir: las visitas, las entradas, los comentarios, los me gustas de facebook, los retweets del twitter,...

Si os hace gracia os podéis buscar. Yo he buscado a algunos amigos de la cafetería y la verdad, están muy bien situados. Buen "trabajo" compañeros.

Y ya para acabar. Que nadie se tome esto como un tema arrogante ni propagandístico. Está claro que uno no hace un blog para estar en una lista, pero lo que no vamos a negar es que mantener un blog requiere de mucho esfuerzo, constancia y tiempo, y no está de más, que de vez en cuando, tu "trabajo" se vea recompensado con alguna buena noticia.

Pues nada, gracias a todos por seguirme, por interesaros y como siempre, si mi blog puede ayudaros en algún aspecto, me sentiré alagado. Yo seguiré caminando (aunque el médico me lo ha prohibido) y espero encontraros en alguno de los Cruces de Caminos.


miércoles, 18 de julio de 2012

El guardián de los niños de Johan Theorin


A Johan Theorin lo conoceréis por su famoso cuarteto de Öland de las que a día de hoy se han publicado tres partes en España: La hora de las sombras, La tormenta de nieve, La marca de sangre.
El guardián de los niños no se encuadra dentro de ese cuarteto. Es totalmente independiente. De ahí que despertara mi interés. Quería descubrir y comprobar de lo que era capaz Theorin fuera de su Öland.

El guardián de los niños es una novela de esas que claramente van de menos a más. La historia comienza un poco lenta. Los capítulos se suceden sin que el lector sepa hacia donde va todo. Os debéis dejar llevar para obtener el premio, ya que pasadas las primeras cien páginas os comenzaréis a dar cuenta que no todo es lo que parece, y que, quién más, quién menos, tiene intereses encontrados.

El autor, como viene siendo habitual, sabe manipular, engañar y seducir de forma muy sutil dejando ir pequeñas sospechas, recuerdos, insinuaciones, que van tejiendo esa tela de araña invisible en la que nos veremos inmersos al final de la historia. Como ya he dicho, se tiene que tener un poco de paciencia, pues durante esas primeras cien páginas te puedes llegar a preguntar varias veces hacia dónde va todo. Pero debéis confiar en el autor (si que es antes habéis disfrutado de su obra) pues todo tiene un porqué.

Johan Theorin, al igual que hace en su cuarteto, sigue indagando, bajando al infierno del mal. Se podría decir que sigue obsesionado en construir una biografía del mal e intentar escribir sobre todas y cada una de las formas de mal. A mi no me parece una mala opción, aunque seguro que a algunos lectores les puede llegar a cansar, pero como digo, a mi me ha gustado el enfoque que nos presenta en esta novela.

La construcción de dicha novela también me ha gustado. Es de esas donde te puedes enganchar a las diversas tramas. Tiene tres partes bien diferenciadas: época actual, época adolescente del personaje principal y época adulta anterior a la actual. La primera es el carro que tira de las otras dos, la más larga y extensa. Pero donde está el verdadero jugo de la historia es en esas otras dos partes. En la parte adolescente, veremos la construcción psicológica del protagonista y en la parte adulta una historia un poco rara y que nos tendrá un poco fuera de juego.
Con es normal, las tres historias se unirán para formar un todo explicativo de la novela: de dónde partimos y a dónde nos dirigimos.

Aunque no estamos en Öland, Theorin nos vuelve a transportar a un lugar bastante sombrío, con poca gente, poco habladores y muy reservados. Todo ello llena a la novela de un halo de frío (que menos, ¿no?). A mi me ha gustado la ambientación. Además el lugar, la escuela infantil a lado de un psiquiátrico, no tiene desperdicio, junto a sus pasillos secretos y las múltiples conspiraciones que existen.

Lo mejor de la novela es la tensión narrativa que le imprime Johan Theorin a toda la novela, pero insistiendo de nuevo, tenéis que estar predispuesto a dejarnos enganchar por ese viento ululando, esas hojas que juegan por calles desiertas, niños sin miedo, padres encerrados, cuentos infantiles, lo que parece un buen maestro, sus dulces compañeros de trabajo, el tímido y la banda de los cuatro, el grupo de música en un triste bar, y un buen final.

domingo, 15 de julio de 2012

La delicadeza (la película)


Corría el mes de septiembre cuando cayó en mis manos la novela de David Foenkinos, La delicadeza y tengo que decir que en esos momentos me encantó poder leer una novela fuera un poco de lo que venía leyendo. Fue como un aire fresco que renovó mis ganas de leer. Ya por aquel entonces, mientras preparaba la reseña, pude comprobar que se estaba trabajando en una adaptación cinematográfica que el propio autor y su hermano Stéphane Foenkinos realizarían.
Tenía claro que cuando se estrenara la iría a ver. Y así ha sido.

En el libro se podía palpar esa delicadeza en sus páginas y tenía curiosidad por ver como lo lograrían en la gran pantalla, pues consideré que no sería una tarea fácil. Pero creo que lo han conseguido, sobre todo gracias a la actuación de François Damiens (Markus). El personaje está muy acertado y que los directores saben sacarle el máximo partido a una peculiar fisonomía (como lo era en el libro). Además sus expresiones faciales están logradas, así como su forma de andar o vestir, dándole un halo de convencional y nada especial. Además los directores proponen una cierta complicidad entre el espectador y el personaje consiguiendo que uno se encariñe de él. En un momento de la película le dice Audrey Tautou (Nathalie) a Markus: «deja de hacerte el sueco depresivo». Ese podríamos decir que es el inicio de su historia.

Cuando leía la novela tenía claro que el personaje de Nathalie no podría ser para otra que no fuera Audrey Tautou, y viendo la película me reafirmo en esa elección. Borda el papel y tiene momentos muy intensos como el momento en que decide borrar el teléfono móvil de su marido. Fijaros en las dos lágrimas que le saltan. A mi me dejó helado.

Había leído alguna crítica de su pre-estreno para la prensa donde se decía que no existía química entre los dos actores principales. Yo creo que sí que existe, lo que pasa o se puede percibir es que Markus es muy sueco y en algunos momentos puede dejar helado al espectador, pero casi siempre, cuando sucede eso, te roba una sonrisa.
Os tengo que decir que la primera imagen de Markus me impactó, como le pudo impactar a Charles, el jefe de Nathalie (divertida la escena donde llama a Markus al despacho para conocerlo), pero a medida que pasa la película, cada vez lo encuentras más interesante, o como dice el mismo Markus a Nathalie: «a tu lado soy capaz de ser mi mejor versión. Sacas lo mejor de mí. »

La película es bastante fiel a la novela, aunque está claro que algunas escenas se las tiene que saltar o pasar casi de puntillas para no eternizas el film. Por todo ello, recomiendo leerse la novela antes de ver la película y más después de la sensación que tuve al salir del cine: quería volver a leer la novela. No sé vosotros, pero yo pocas veces me leo una novela por segunda vez, aunque existen casos.

Otro aspecto a reseñar es la sensación de salir contento del cine. Hace meses que no salgo con esa sensación, con una sonrisa de oreja a oreja, y no por lo que haga reir la película, es una sonrisa de satisfacción, y más en días como los que estamos viviendo. Es necesario que haya un producto en el mercado que lo consiga sacar una sonrisa.

Si tenéis miedo de ir a ver un pastelón romanticón, no creo que tengáis que sufrir con La delicadeza. Sí, es una película romántica, pero no convencional. Los directores aciertan en ponerle la justa medida de azúcar para llegar a la escena final, para mí lo mejor de la película, donde deja al espectador con un, tengo ganas de más. He leído, y lo comparto, que un crítico experto decía de la película que: «La delicadeza comienza cuando acaba.» Al igual que sucede en el libro, el final es semiconclusivo y hace volar la imaginación del espectador.

Siempre tienen ventaja las películas cuyos guiones se basan en buenas novelas. De ahí que no es de extrañar que La delicadeza sea imaginativa, divertida, tierna, sugerente, un poco mágica, entrañable,… Por todo ello os la quiero recomendar.

Y ah, hubiera sido mejor que se estrenara en otoño. Es una película totalmente otoñal, por su contenido, por si luz, por sus colores, por sus imágenes. Es de aquellas que te compras en DVD y que otoño sí, otoño no, podrías ver.

miércoles, 11 de julio de 2012

La saga de los longevos de Eva García Sáenz

Hace unos meses os hablé (aquí) del gran éxito que había obtenido La saga de los longevos de Eva García Sáenz en Amazon y como eso la catapultó a publicar en papel con la editorial La esfera de los libros. Hoy os traigo la reseña de dicha novela, cerrando así el círculo.


En lo primero que me fijé fue en la portada tan importantes hoy en día para la promoción de las novelas. Estoy seguro que coincidiréis conmigo en este caso es atrayente.
Al leer el libro descubriréis que se trata del monumento al incendio de Santander. Me ha gustado pensar, por aquello de saber de dónde vienen las cosas, que ese monumento pudo inspirar la novela. La autora se toma una buena licencia literaria para ligar el monumento con la trama de la novela, y he de decir que no desentona nada. Yo creo que sería una de la primera cosas que le preguntaría a la autora si la tuviera que entrevista: ¿fue primero el monumento o lo encontró preparando la localización de la historia?
Ese es uno de los pequeños secretos que guarda esta trabajada novela. Se nota a una legua, y no por toda la biografía aportada al final de ella, que la autora se ha documentado a conciencia. Por todo ello, podíamos decir que La saga de los longevos es una mezcla de novela histórica y ciencia ficción, aunque por lo que he podido leer la escritora no está muy de acuerdo con dicha definición.
Yo creo que también se podría considerar un best seller, no sé si con intención o no, pero la técnica narrativa me lo ha hecho pensar, sobre todo en algunos momentos de calma argumental donde sucedían pocas cosas y las la trama se alarga sin aportar demasiado. Quizás es que soy un lector inquieto y necesito caña argumental continuamente, pero se me hacía eterna la trama amorosa, aunque entiendo que a muchos lectores les pueda encantar.

Una de las grandes virtudes de la novela es el estimulo que provoca en la imaginación del lector y que puede llevarle a plantearse preguntas como: ¿Podría ser posible? ¿Cuánto nos falta por conocer del mundo que nos rodea? Y otras que ya surgieron tras Los inmortales: ¿es buena la longevidad? ¿Quisiéramos ser longevos?

Sobre el tema de los longevos existen algunas sombras que en el caso de los inmortales no existían por ser lo que eran. Cuesta pensar que al padre longevo no le haya sucedido nada lo suficientemente importante en 10000 años que pudiera provocar su muerte. Pero supongo que podríamos convenir en que no ha sucedido, aunque es demasiada casualidad y más cuando han batallado en mil y una guerras.

Pero busquemos otros puntos interesantes de la novela.

Creo que los narradores lo son. Estamos acostumbrados a que la voz sea una. En este caso las voces son múltiples. Eso hace que se puedan vivir algunas de las escenas desde diversos puntos de vista enriqueciendo la historia, aunque al principio cuesta acostumbrarse un poco y más con los dobles nombres de los personajes.

La novela tiene dos bloques muy diferenciados. Un primer bloque que se centra en la época actual donde los longevos interactúan con personajes de nuestro tiempo. Y una segunda, la que a mí más me ha gustado, formada por pequeños flashbacks donde podréis conocer el origen de algunos de los longevos y cuáles fueron sus traumas pasados, muchos de ellos no resueltos e importantes para la resolución de la novela. Como digo, es la parte que más me ha interesado, además de ser la que mantiene un ritmo más vivo, más adictivo, más emocionante.
En el tiempo presente existen varias subtramas, algunas encontradizas, que no me han interesado tanto. Yo hubiera querido más historia y menos contemporáneo.

Antes ya he comentado que la novela está plagada de pequeños secretos que sobre todo estallaran en su parte final.
Muy inquietante el futuro en la saga de uno de sus personajes (que no nombraré por no generar spoiler) pero mientras leía iba pensando en algo que yo creo sucederá en el futuro. Si os engancháis a la saga, puede ser un punto interesante para leer próximas entregas.

La editorial ha hecho una fuerte apuesta por la saga, ya que según he podido leer se han distribuido 10000 copias, cosa poco usual para una primera novela, y creo que es de agradecer y servir de aliciente para otros escritores.

En definitiva un cóctel de ciencia, historia, arqueología, amor e intrigas y si además os gustan las sagas familiares, creo que este puede ser vuestro libro.


sábado, 7 de julio de 2012

El circo de las mariposas (Cortometraje)

El otro día estuve en un cursillo de esos de verano que tanto nos gusta hacer (ironía). Uno de los mejores momentos fue cuando proyectaron el corto “El circo de las mariposas” y no he dudado ni un momento en compartirlo con vosotros.

Este corto promociona  valores como la esperanza y la dignidad humana.

El actor principal es Nick Vujicic. Es un orador motivacional y director de Life Without Limbs, una organización para personas con discapacidad física. Nació en Melbourne, Australia, con una agenesia consistente en una tri-amelia que se caracteriza por la carencia de tres de sus extremidades.
Como podéis imaginar su vida estuvo llena de dificultades. Una de ellas fue no poder acudir a una escuela normal pese a no tener discapacidades mentales. Aprendió a escribir usando los dos dedos en su pie izquierdo, y utiliza un aparato que se introduce en su dedo más grande para sostener cosas. Entre otras penalidades, sufrió acoso en el colegio, que le afectó muy negativamente y, con ocho años, comenzó a plantearse el suicidio. Después de rogar por unos brazos y unas piernas, Nick comenzó a observar que sus logros eran la inspiración de muchos, y comenzó a agradecer que estaba vivo. Con diecisiete años comenzó a dar charlas sin ánimo de lucro que han sido motor vivencial para muchos.

Espero que os guste el corto.

jueves, 5 de julio de 2012

El Manantial de Alejandro Castroguer



Hace tiempo que se cruzó en mi camino Alejandro Castroguer y fue de una forma bastante azarosa. Estaba leyendo un artículo del compañero Cosnava donde explicaba que existían bastantes autores que escribían bajo seudónimo y que Alejandro era uno de ellos, lo que me intrigó, pero es que además, el articulista lo dejaba por las nubes comentando que era uno de los diamantes en bruto de la nueva literatura española. Estaba claro que me tenía que apuntar ese nombre.
Pocos meses después, el azar hizo que me leyera una antología de relatos foscos titulada, Tenebrae, donde Alejandro participaba con un relato, El noctívago demacrado. Su lectura me dejó con los ojos abiertos como platos. Aquel autor me había atrapando en su red invisible literaria.
Y fue el twitter quién hizo el resto. Empecé a seguirlo (@AleCastroguer) y pude comprobar que era un twitero muy activo y comprometido con la sociedad en la que vivimos, además de hacernos seguir al minuto el avance de su nueva novela: El Manantial.
La curiosidad fue creciendo a medida que iba publicando los tweets. Tenía que leer esa novela, tenía que acabar con el embrujo provocado por el malagueño.
Os he de confesar que un cierto temor se instauró en mí por aquello de las expectativas generadas (y que más de una vez os he contado), pero fue un espejismo que se evaporó con las primeras páginas.
El Manantial, no me ha defraudado en ningún aspecto.

La portada ya avisa de que el contenido la novela es muy duro y explícito en algunos momentos. Y lo es. Esto puede hacer que muchos lectores ávidos de sexo, tripas, sangre y sesos se acerquen a la novela, pero también puede hacer que otros muchos ni se planteen la posibilidad de leerla. Para los primeros comentar que le han llamado porno-gore; o que han dicho que «El marqués de Sade firmaría muchas de las escenas»; o incluso que, «No hay nada más terrible que la imaginación desatada por su lectura»; o que «es el libro más violento que ha leído en su vida, después de Vacas de M. Stokoe». Seguro que os podéis hacer una idea de lo que os encontraréis, pero no os asustéis. Los segundos también os podéis acercar a ella. Si tenéis ganas de leer una buena historia, una novela con ritmo, con una buena construcción, bien argumentada, con buenos personajes, El Manantial os puede interesar.
Le he dicho muchas veces y no me cansaré de repetirlo: tenemos la suerte de contar con muy buenos escritores en España que son capaces de reinventar, de darle una vuelta de tuerca más al género zombi. Alejandro es uno de ellos y El Manantial no es un libro más sobre zombis. Tiene una vida propia y es por ello que merece ser leída.

Creo que el mayor acierto de la novela se basa en la construcción de ella misma a partir de los personajes. El tiempo se ha parado para Abel y Verona cuando tenían tan solo cinco años de edad. ¿Qué sabe de la vida un niño de cinco años? El tiempo transcurre. Vosotros os los encontraréis con casi veinte. Quince años encerrados entre las paredes de un instituto. ¿Qué conocimientos han podido adquirir y de que forma? Alejandro no enseña que lo que saben lo han aprendido mediante juegos y durante gran parte de la primera parte de la novela conoceréis esos juegos, y estoy seguro que algunos no os gustaran. Pero ahí radica el acierto, en saber explicar el proceso de aprendizaje de los protagonistas sin cansar al lector, y de hacer que esos juegos-aprendizajes, sean creíbles.

Muchas veces decimos que no enamoramos de los personajes o que los odiamos, pero en El Manantial, no sé a vosotros que os sucederé, pero a mi me han producido mucha lástima y compasión. Y con ello no quiero decir que comulgue con lo que hacen, que está claro que no, ni que lo justifique, pero en cierta forma lo puedo llegar a entender. De ahí, que delante de tanto horror no me pueda decantar por el amor o el odio de forma general.

El Manantial nos enseña que el mal está dentro de nosotros de forma innata y que tan solo se tienen que dar las condiciones adecuadas para que pueda salir al exterior, para que pueda fluir. Algunos lo podrán controlar, otros no.
La eterna lucha del bien contra el mal, sin filosofadas, simplemente dejando que las cosas ocurran de forma natural. ¿Podría existir para los personajes otro camino? Seguro que sí, pero la sobreprotección de los adultos (padre) hace que el camino solo pueda ser uno.
No es un mal gratuito, no es el mal por el mal. Para Verona y Abel es una cosa natural.

Alejandro sabe crear dos anclas, con mucho acierto, que os acompañaran durante toda la lectura. La primera es una canción,  The End del grupo The Doors y la segunda, una antología de relatos, Marcovaldo de Italo Calvino. Las escenas se van sucediendo, pero todas ellas en algún momento tienen ese anclaje, esa red invisible, ese Bosón de Higgs. La canción más haya de apaciguar a las fieras, las despiertas; los relatos sí que las consiguen dormir. Es la parte más dulce de la novela y sin la que uno de los personajes no podría subsistir y quizás el propio lector que se siente intrigado por su lectura.

Otro acierto del autor es que una vez publicada la obra, sigue picando-interactuando con sus lectores con preguntas como: ¿Has conseguido encontrar El Manantial? ¿Sabrías situar la novela en el tiempo? ¿Sabría encontrar su localización? Esas tres preguntas están generando un poco de debate y hacen que te fijes un poquito más en los detalles de la novela. Yo he resuelto las dos primeras, pero está claro que no expondré aquí mi opinión al respecto para no romper la magia creada por el autor. Es un pequeño reto que os lanza el autor.

En definitiva, y para acabar, creo que El Manantial es una novela recomendable, con todas las advertencias explicadas, sobre todo para conocer a su autor que estoy seguro, seguirá dando que hablar en el futuro.

CONSÍGUELA EN AMAZON

Te invito a formar parte de mi lista de correo: avances de mi publicaciones, información puntual, material exclusivo,...,todo son ventajas. Pruébalo.


El principio del fin, mi primera antología de relatos en solitario.

Disponible en Amazon (¡solo 0,99€!)

Puedes leer un avance gratuito 
En Amazon AQUÍ

Otros formatos AQUÍ.