lunes, 28 de enero de 2013

El rompecabezas del cabo Holmes de Carlos Laredo


La editorial Sinerrata es unas de esas editoriales que han apostado por editar libros en formato digital de forma exclusiva y a unos precios competitivos. Sostienen que la calidad no está reñida con la tecnología, y que el contenido es más importante que el continente.

Con El rompecabezas del cabo Holmes de Carlos Laredo así lo demuestran, pues aún siendo una novela policiaca de corte clásico, la trama tiene un enorme interés; está muy bien estructurada; permite al lector hacer sus suposiciones y jugar con la trama mientras lee; los parajes donde se desenvuelve son absorbentes, te envuelven y te enamoran. Si a eso le añadimos el buen oficio de su escritor, podríamos decir que estamos delante de una buena novela.

Quisiera apuntar que gran parte de la historia se desarrolla en la “Costa de la Muerte”, un lugar que no tiene precio y en el que Carlos, mediante bonitas descripciones, nos hace sentir el romper de las olas. Pero no os asustéis, las descripciones no son excesivas. El escritor utiliza el recurso de situar a los personajes es alguno de esos maravillosos lugares haciendo que dejen ir un comentario descriptivo de su fascinación. A mi me han dado muchas ganas de volver. Creo que es un buen valor añadido de la novela.
Cabo Finisterre
 
Sobre los personajes, diré que el protagonista es un cabo de la Guardia Civil, conocido por su sobrenombre: Holmes. Es escrupuloso al máximo, le encanta comprobarlo todo, no se fía de nadie y como no, es metódico hasta la extenuación. Con todo, me ha caído muy simpático, y eso que el autor no ha entrado en mucho detalle sobre su vida privada y pasada, cosa que siempre ayuda a entender más a los personajes y a engancharse a ellos. Pero supongo que tampoco había a lugar, ya que un detective privado, de nombre Santos, le robará, junto a Julieta (la hija del millonario desaparecido), el protagonismo en muchos momentos de la novela, tantos, que podríamos pensar que el cabo es el desaparecido.
Además, el detective no es el típico de película o novela, es un dandy. Guapo, bien vestido, con buenos modales, sabe yudo, inteligente, la mujeres besan el suelo por el que pasa…como veis, totalmente fuera de cualquier estereotipo.

Sobre la investigación, decir que son de esas que hacen gozar. El escritor nos va dejando caer las pistas a poquitos, y a cada una de ellas les llama piezas del rompecabezas que Holmes habrá de solucionar. Y como siempre, nada es lo que parece, y cuando pensamos que todo encaja llega la vuelta de tuerca final que os hará cambiar todas las suposiciones que os hubierais hecho, aunque los más perspicaces (como el cabo Holmes) quizás no lleguen a sorprenderse al intuir por donde van los tiros (el autor va dejando guiños).
Lo que más me ha gustado el la naturalidad con la que las piezas encajan. Nunca me han gustado los fuegos artificiales, ni los Deus ex machina, y creo que Carlos Laredo ha hecho un buen trabajo de estructuración para que sea así, natural.

Por poner una pega, en algunos momentos se me ha hecho un tanto larga, y me explico. Santos descubre algo; Santos se lo explica a Julieta; Santos se lo explica a Holmes; y en algunos casos Julieta a otros protagonistas. Quizás el lector quisiera más novedades es esos diálogos, pero una vez leído, puedo entender que podría ser necesario contarlo así.

No busquéis grandes tecnicismos literarios en la novela. Está escrita con exquisita sencillez, y es ese otro de los puntos fuertes de la novela al poder ser leída de forma desenfadada, aunque atenta, para no perderse detalle de la investigación.

Y lo que apuntaba al principio: la tecnología no está reñida con la calidad. Sinerrata es una editorial a seguir.



Os dejo un enlace para descargar el primer capítulo de la novela.

Y también os dejo con el boocktrailer de la novela por si no os he animado suficiente:
Publicar un comentario