miércoles, 27 de febrero de 2013

Escriba de tinieblas de Fermín Moreno



Fermín Moreno es un escritor polifacético y tremendamente ocupado, pero lo que no se le puede echar en cara es que no sea prolífico. 

Conocí su trabajo hace poco más de un año cuando leí La perdición fucsia (Nalvay,2012) donde quedé gratamente sorprendido con el humor del autor. De ahí que me hiciera ilusión continuar leyéndole, ver su evolución y más al ver la portada del libro. ¿Humor y horror?, pensé, eso lo tengo que leer yo.



Escriba de tinieblas (Tusitala, 2012) es una antología de relatos y está publicada en la propia editorial del autor (ya os dije que era polifacético). Es una recopilación bastante corta en páginas, que no en número de relatos: 7.

No existe ningún vínculo entre unos y otros, o como mínimo yo no lo he sabido ver. Así que se pueden disfrutar por separado y a pequeños sorbos.


Otra de las cosas que os pueden hacer leer esta antología es que está en descarga gratuita (es muy fácil encontrarla) y puede ser una buena forma de conocer al autor zaragozano.

Y como viene siendo habitual en mis reseñas de antologías, escogeré algunos de los relatos que mejor sensación me han dejado y los posibles motivos.

De los 7 relatos, me quedo con 3, y son estos:

Sed: El relato más largo y el que más me ha cautivado. Nos encontramos en Zaragoza y una emergencia sanitaria a raíz de la falta de agua provocará que sobrevivir sea un duro reto. Con un tono irónico/humorístico y mezclado con el agobio del momento, Fermín ha sabido tenerme en tensión hasta el final.

Cordero de Dios: la particular visión del autor sobre la resurrección de Jesús y los acontecimientos posterior. Me ha sorprendido encontrarme un relato así.

Sentir el gusano: Y para sorpresa, encontrarse con un poema en medio de una antología. Pero me ha gustado y de ahí que lo ponga en la lista.
Publicar un comentario