martes, 12 de marzo de 2013

Un soplo de aire fresco Don Winslow



Hace dos años me recomendaron leer El poder del perro prometiéndome que era una de las lecturas mejores que podía hacer en aquel momento. Sin pensármelo, me compré el libro, dejé lo que estaba leyendo y me puse con él.

Recuerdo que no llegué a la página cien. Tuve que dejarlo. No conecté en ningún momento con la trama y tampoco ayudo una incomoda traducción.

Había naufragado ante  uno de los autores mejor considerados dentro del mundo de la novela negra y en cierta manera me sentía preocupada al seguir leyendo bondades de él.

Es por eso que cuando descubrí que Un soplo de aire fresco (Mondadori, 2013) era la primera novela que publicó Don Winslow, en 1991, y que además pertenecía a una serie que no tenía nada que ver con mi anterior naufragio, decidí darle una nueva oportunidad, decidí reencontrarme con él, decidí intentar hacer las paces.

Y estoy contento de haberlo hecho, pues la primera novela de la serie Neal Carey me ha gustado, y lo que es mejor, me ha dejado con ganas de más, y por lo que veo, no tendremos que esperar mucho, pues Mondadori está trabajando en la próxima entrega Tras la pista del espejo de buda de la que podéis leer un buen anticipo al final de la lectura.

En total son cinco las novelas que componen la serie escritas entre 1991 y 1996 (son sus cinco primeras novelas).



He podido leer que en su día, Un soplo de aire fresco, pasó sin pena ni gloria por las librerías del Reino Unido y que fue más tarde, con el éxito de El poder del perro cuando sus seguidores le sacaron el polvo y la volvieron a degustar leída desde otro prisma.

Yo me puedo considerar neófito en Winslow y no puedo compararla con nada de lo que ha escrito, por ello me he informado y he llegado a la conclusión de que podría resultar extraña su lectura para sus fans. Supongo que eso pasa a menudo con la publicación de autores extranjeros en España y con la curiosa manía de no empezar por el principio. Yo siempre he dicho que me gusta arrancar en la primera e ir conociendo al autor. Quizás ahora, después de leer Un soplo de aire fresco podría proponerme acabar la anterior.



La novela nos narra las vivencias de Neal Carey, un muchacho con poca suerte en la vida y que tiene que ingeniárselas para sobrevivir en las duras calles de Nueva York hasta que se encuentra con Joe Graham que será su mentor. Este le instruirá para ser un detective privado, pero no uno al uso, será un detective muy especial.



La novela está dividida en tres grandes bloques. En el primero podremos disfrutar de los divertidos ejercicios que Graham idea para el aprendizaje de Carey, tiempo pasado, y que se alternarán con el presente, donde leeremos que a Carey se le hace un encargo muy especial.

En el segundo bloque nos trasladaremos a Londres y viviremos los estragos que las drogas pueden llegar a crear. En algunos momentos se me ha encogido el estómago al ver como es más fuerte el querer que el poder. Creo que las sensaciones que transmite el autor están muy logradas.

Y la tercera parte es la que más me ha gustado, será que soy un enamorado del campo, de los ríos, de los chapuzones en pelotas, del aire libre, del soplo de aire fresco.

Como podéis ver, los escenarios son muy importantes en esta novela. Ah, y para los amantes de la música, podréis asistir a un concierto de punk y comprobar lo que llegó a generar en su momento álgido.



«Alison Chase era una mocosa de primera, un bebé consentido convertido en niña consentida, convertida en adolescente consentida que iba camino de convertirse en adulta echada a perder. Aburrida a los diez, resabiada a los trece, perdida sin remisión cuando cumplió los dieciséis, Alison era el típico caso demasiado pronto, y demasiado poco, demasiado tarde.»



La construcción de los personajes creo que está muy lograda, tanto Carey como Alice, la chica que el primero tendrá que buscar. He querido copiar el párrafo anterior ya que me ha parecido significativo y endémico de nuestros días. Lo estoy viendo a diario y creo que Winslow lo ha sabido plasmar en su novela. Pero atención, Alice esconde un terrible secreto que podríamos considerar mecha de su perdición.



Sabemos que existen nuevas entregas de la serie y creo que un punto fuerte de esta primera lectura es que te quedas con ganas de saber más cosas del pasado de Carey. Creo que se puede considerar un acierto del autor al hacer conectar al lector con el personaje.



La trama también está trabajada, sobre todo en su parte final, donde veremos a un ingenioso Carey en acción. Creo que la conclusión de la novela es correcta y que deja claramente la puerta abierta a nuevas aventuras, con esto no estoy diciendo que tenga un final abierto, es un final concluso, pero con cabos que acabar de atar en el futuro.



Lectura interesante, nominada a los premios Edgar 1992 como mejor primera novela, emocionante en algunos momentos, dinámica, directa, absorberte en otros, con algunos giros inesperados, y muy negra. Creo que recomendar a estas alturas a Winslow está de más, pero en mi caso, tiene una explicación.

Consíguela en AMAZON

Te invito a formar parte de mi lista de correo: avances de mi publicaciones, información puntual, material exclusivo,...,todo son ventajas. Pruébalo.


El principio del fin, mi primera antología de relatos en solitario.

Disponible en Amazon (¡solo 0,99€!)

Puedes leer un avance gratuito 
En Amazon AQUÍ

Otros formatos AQU

Publicar un comentario