jueves, 2 de mayo de 2013

La felicidad es un té contigo de Mamen Sánchez

-->
Los libros llegan de las más diversas maneras a las manos de uno, como me ha pasado con La felicidad es un té contigo de Mamen Sánchez, una comedia romántica que no acostumbro a leer, y no es que me quiera justificar por su lectura, que ha sido agradable, entretenida y un punto divertida, sino por el cómo llegó. Estoy cansado de que en la ciudad donde vivo no se tomen en serio el tema de tener una librería como mandan los cánones.
Os lo explico muy brevemente. En el trabajo por Sant Jordi nos dan un vale de 15€ para comprar un libro en la librería de la ciudad (por llamarle librería). Total, que estuve viendo todos los libros que tenían, que no eran muchos, y el único que me llamó la atención fue La felicidad es un té contigo. Si os digo la verdad, el que saliera un inspector y el que la anunciaran como la novela más alegre del año, me tiro bastante, además de haber leído alguna crítica positiva sobre ella.

Lo primero que quiero matizar, según mi opinión y mi lectura, es que no la puedo considerar la lectura más alegre del año. Iba pensando en ello mientras la leía y me decía: «si está es la más alegre, no veas como serán las otras.» Quizás mi concepto de alegría sea diferente al del editor. Sí, existen momentos de alegría como cuando resuenan las guitarras en las míticas cuevas Albaicín de Granada, o cuando se desborda el amor entre varios de los personajes de la novela, pero lo que más existe es comedia, enredo, y no creo que por unos momentos de alegría se la pueda considerar como la más alegre. Digo yo que alguna habrá más alegre. (Apunte a pie de página: buscar una más alegre)
La novela me ha hecho recordar dos conceptos bien diferenciados; el primero, la comedia de teatro donde a partir de un argumento fácil, la desaparición de un gentleman inglés, se desencadenan una serie de enredos que tienen como excusa la desaparición; el segundo recuerdo es el de la película Al sur de Granada, aromas, vivencias, personajes,…

La felicidad es un té contigo es una novela sencilla, practica, amena, con momentos de mucha ternura, con otros de humor, una lectura perfecta para desintoxicarse, en el buen sentido de la palabra, de lo que acostumbramos a leer. De lectura rápida, ágil, vital. Además es una novela que te pondrá los dientes largos tanto si has visitado Granada, como sino lo has hecho.

Por otro lado, la novela de Mamen Sánchez, puede resultar demasiado simplona para según que paladares literarios, pero creo que debemos dejar de lado ese concepto cuando nos enfrentamos a la lectura de una novela fresca como la que estoy comentando, y con eso no quiero decir que no tengan que ser buenas literariamente.
Lo que quizás no deberíamos dejar de lado es la manía de alargar las cosas cuando ya están más que resueltas. No me han aportado nada las últimas veinte-treinta páginas; le hacen un flaco favor a la novela que en vez de acabar arriba, acaba abajo.

A los que les guste el enredo disfrutarán como animales con la lectura, pues a la ya consabida trama de la desaparición se le unen las cinco historias de las trabajadoras de una revista literaria, así como, las historias de varios personajes que iréis conociendo en Granada, y la propia historia del inspector.
Creo que la autora sabe mezclar las historias con acierto, aunque en algunos momentos deja demasiado de lado la que se podría considerar la historia principal.
Publicar un comentario