viernes, 26 de julio de 2013

13 Días de Valentina Giambanco



Siempre que leemos una novela policial le pedimos que nos explique cosas sobre sus protagonistas y principalmente sobre los detectives, y que además, la trama policial esté bien compensada con la personal para así meternos de lleno en el mundo creado por el autor. Pero a veces lo más importante es el por qué de los actos, el leif motive que llevó a escribir al autor y por ello, podría ser lógico que no gastara líneas en dibujarnos mejor a los detectives y sí a los criminales.
Esto es lo que sucede en 13 Días de Valentina Giambanco editada por Pàmies en su colección La Huella.
Me ha dado la sensación que Valentina no le quería sacar mayor partido a sus detectives y, aunque el pasado de los sospechosos llena bastante bien ese hueco que todos buscamos en una lectura policial, creo que cojea un poco en el de las vidas de los policías, pues nos es más difícil conectar con ellos.

Tres niños fueron secuestrados en el bosque hace veinticinco años; solo dos volvieron de entre las sombras; el cuerpo del tercero nunca se recuperó. Aquel día marcó sus vidas.
En la actualidad, aparecen los cuatro cadáveres de una familia y todo apunta a John Cameron, uno de los niños que volvió del bosque.
El asesino ha dejado un mensaje: Trece Días. Ese será el tiempo que tienen los detectives para resolver el caso.

13 Días comienza rápido, dinámica, interesante. Los detalles sobre los cuerpos encontrados son minuciosos y hará las delicias de aquellos que les guste la cuestión científica de los casos. Además, esos detalles serán de suma importancia para la resolución final del caso.
Como he comentado, no existe ni un solo momento de pausa para saber más sobre los investigadores, es una pura novela policial, pista tras pista, visita tras visita, buscando algo a lo que agarrarse. De vez en cuando la autora nos hace un flashbacks al pasado de alguno de los personajes (no policiales) y nos va desvelando la verdad sobre el caso. Quizás esa maniobra le quita un poco de potencia al hecho investigador, pues el lector sabe mucho más que los propios policías, pero por el contrario le da el toque de saber como saldrán de su posible error.

Uno de los puntos fuertes de la novela es el dibujo que hace del sospechoso número uno, John Cameron. Veremos como aparece y desaparece cual fantasma; podremos entrar dentro de su cabeza para darnos cuenta de lo que sufre; será como una sombra que nos vigilará constantemente; tiene fuerza narrativa, pero es el único personaje que es así.

La tensión narrativa de la novela se sostiene en dos ejes básicamente:  El primero, saber el por qué de los horrendos asesinatos; el segundo, el misterio de los 13 Días, aunque aquí indicaré que me ha faltado algo de ritmo cronológico por parte de la autora. Creo que podría haber marcado mucho más los tempos en los que suceden las cosas y así dar ritmo, dinamismo y no enterarte de que quedan 4 días, así de sopetón. Creo que le hubiera venido bien para acrecentar la tensión lectora.

Otro pequeño agujero negro lo encontraríamos a mitad de novela dónde el ritmo se viene abajo a partir de unos sucesos que mejor no explicaré para no generar spoiler. Creo que es de poco interés narrativo lo que va sucediendo y que se deja un poco de lado la investigación queriéndose agarrar a los sentimientos de los investigadores cuando casi nada nos ha explicado de ellos. Está claro que es difícil que se pudiera aguantar el ritmo si antes no has hecho los deberes.
Pasado ese punto, la novela vuelve a coger velocidad de crucero y se torna de nuevo interesante por lo que la investigación se refiere.

En definitiva un novela con más altos que bajos en su ritmo que gustará principalmente a los seguidores de los policial sin pedir demasiado de los personajes y que, en general, os hará pasar un rato entretenido.
http://www.amazon.es/gp/product/B00TZ9EX0A/ref=as_li_ss_tl?ie=UTF8&camp=3626&creative=24822&creativeASIN=B00TZ9EX0A&linkCode=as2&tag=crucdecami-21
Publicar un comentario