lunes, 29 de julio de 2013

A pleno sol de Alejandro Pedregosa



«La novela que rinde homenaje al espíritu del 15M. Chucho es un ex policía apartado del cuerpo por la edad y las secuelas de un accidente. Quién le iba a decir a él que acabaría compartiendo su rutina con los jóvenes acampados en la Puerta del Sol. Cuando Daniela, una joven activista, desaparece días después del 15M, Chucho, junto a sus nuevos amigos, decide emprender su búsqueda. Una intrigante trama policial ambientada en los acontecimientos, las ideas y los personajes del movimiento 15M.»



No se puede estar al día de todo, siempre se te escapa algo, pero cuando te topas de bruces con un escritor como Alejandro Pedregosa, es mejor no dejarlo escapar. Y así me sucedió. Los azares bloggeros me llevaron a leer su anterior novela Un mal paso (Ediciones B, 2011) y la verdad es que la experiencia fue muy satisfactoria. De ahí que no dejara escapar la oportunidad de leer su nueva novela A pleno sol (Temas de Hoy, 2013) y de paso comprobar si esas buenas sensaciones que tuve se volvían a repetir, y debo decir que no solo se han repetido, si no que han crecido, pues A pleno sol, sin tener una complicada trama sí que tiene unos personajes maravillosos y sobre todo, un espacio, un lugar un espíritu grande: el espíritu del 15M.

«No somos de izquierdas ni de derechas, somos los de abajo y vamos a por los de arriba.»

Alejandro Pedregosa se está especializando en escribir novelas donde el escenario adquiere dimensión de personaje. Ya lo hizo en Un extraño lugar para morir (2010) que se desarrolla en Pamplona durante las fiestas de San Fermín; en Un mal paso (2011) con el que recorreréis el Camino de Santiago y ahora con A pleno sol, una novela que transcurre de mayo a junio de 2011, cuando se organizaron las protestas y acampadas del 15M.

Alejandro ha sabido ambientar con destreza una novela negra en medio del gran escenario que supuso el 15M sin que el lector se lleve una moralina, sin que el recuerdo sea meloso, sin que se torne pesado. Creo que el trabajo de documentación a base de encuestas personales que realizó el escritor ha hecho que podamos asistir en primera fila y paso a paso, por lo momentos más importante de lo vivido durante aquellos días, que fueron muchos, desde la pequeña isla que supone los personajes que integran la novela: así fue para nosotros. Además, nos crea una intriga policial con la desaparición de unos de los integrantes del grupo, Daniela, una joven con ansias de mejorar, con ganas de soñar, con un secreto pasado que ahora renace.

«Si no nos dejáis soñar, no os dejaremos dormir.»

A partir de ahí, y con buen criterio, Alejandro crea unos personajes entrañable y que no podían faltar en un momento tan especial como el 15M. Destacar uno de los principales, el que será uno de los narradores de la historia, Chucho, un expolicia retirado que se topará con las reivindicaciones y que ha fuerza de no tener que hacer nada se irá implicado hasta convertirse en el investigador principal de la desaparición de Daniela.
Pero existen dos voces más, la de Daniela y su diario que escribe desde hace años y como no, la del narrador omnisciente.
Mientras la voz de Chucho va avanzando en el tiempo, el diario de Daniela va hacia atrás hasta llegar al día del 15M; la tercera voz acompaña al diario de la desaparecida.

La novela de Alejandro no estará exenta de crítica social, no podría ser menos si el espíritu del 15M debía estar presente, pero como digo lo hace de forma amena, sin excesos.

«-[…] este es el contrato que me atrevo a firmar contigo. Si no lo cumplo, tienes derecho para no votarme en las próximas elecciones. […]
-Y en el caso de que no lo cumplas, y dado que estarás cuatro años (sin contar las futuras pensiones) cobrando muy bien gracias a mi voto […] ¿podría denunciarte por estafa? ¿Por falsedad? ¿Podría obligarte a devolver el dinero que has ganado mientras te dedicabas a hacer otras cosas diferentes a las que habías prometido?»

A pleno sol es una lectura amena, con un lenguaje directo, sencillo, sin complicaciones, con toques de humor, intriga, crítica social, reflexión, buenos diálogos, un misterio por resolver y con unos investigadores de esos que no se encuentran en otras novelas. Si a eso le añadimos una buena trama, el recuerdo de ese espíritu que espero nunca muera y una buena resolución, ¿qué le podemos pedir más a una lectura?

Si te gustó o interesó

¿Te interesaría formar parte de mi Lista de correo?

Si quieres más Cruce de Caminos, saber sobre mis publicaciones y otras cosillas en exclusiva, te invito a suscribirte a mi lista de correo: 



Publicar un comentario