miércoles, 11 de septiembre de 2013

La bibliotecaria de Auschwitz de Antonio G.Iturbe

 SINOPSIS
Sobre el fango negro de Auschwitz que todo lo engulle, Fredy Hirsch ha levantado en secreto una escuela. En un lugar donde los libros están prohibidos, la joven Dita esconde bajo su vestido los frágiles volúmenes de la biblioteca pública más pequeña, recóndita y clandestina que haya existido nunca. En medio del horror, Dita nos da una maravillosa lección de coraje: no se rinde y nunca pierde las ganas de vivir ni de leer porque, incluso en ese terrible campo de exterminio, «abrir un libro es como subirte a un tren que te lleva de vacaciones». Una emocionante novela basada en hechos reales que rescata del olvido una de las más conmovedoras historias de heroísmo cultural.



Hace poco menos de un año leí la reseña de La bibliotecaria de Auschwitz de Antonio G. Iturbe en el blog de Carmina (de tinta en vena) y me quedé prendado (como la mayoría de las veces que Carmina publica una reseña). Fue tanta la atracción que decidí hacerme con la novela, pero las vicisitudes del día a día a veces no te son favorables y por una cosa u otra la dejé en la pila de libros por leer.
A finales de año, la propia Carmina, organizó un reto, 12 meses 12 libros, y me apunté a él con el único objetivo de leer La bibliotecaria de Auschwitz, pero el tiempo pasaba y la novela seguía en la pila.
A finales de julio, Laky (Libros que hay que leer) propuso un mes temático donde se tenían que leer libros que hablarán de libros, y de nuevo me apunté, ahora sí con el objetivo claro de leer La bibliotecaria de Auschwitz y debo decir que me arrepiento de haber tardado tanto en leerla, pero que estoy contento de haberlo hecho hubiera sido un error dejarla pasar de largo.

«La vida tiene tan poco valor que ya ni siquiera se fusila a nadie porque una bala es más valiosa que un hombre. »

Siempre he sentido una gran atracción tanto por las novelas como por las películas que están ambientadas en la Segunda Guerra Mundial. No os sabría explicar por qué y no sé si a vosotros también es pasa algo similar.
Tengo claro que por mucho que se diga, que por mucho que se escriba, nunca será suficiente para hacernos llegar el horror que supuso dicha guerra. Todo lo que podamos leer estará a años luz de lo que sucedió realmente, pero existen novelas, como La bibliotecaria de Auschwitz que nos golpean con fuerza y nos provocan reflexión: ¿cómo fue posible un genocidio así y sin que nadie hiciera nada hasta que fue demasiado tarde?

«Cada vez que alguien se detenga en una esquina a contar algo y unos niños se sienten a escuchar, allí habrá una escuela. »


Terezín, ciudad guetto donde vivió la protagonista


Novelas como las de Antonio G. Iturbe nos dan también esperanza para aquellos momentos donde todo se ve negro. Podríamos decir que, La bibliotecaria es una lección que debemos aprender en muchos sentidos (no es que la novela sea moralista, al contrario), pero podemos ver como pequeños actos reportan grandes beneficios y que debemos seguir haciéndolos por muy mal que estén las cosas; que no debemos tirar la toalla; que debemos seguir creyendo que hay esperanza. La pequeña bibliotecaria de catorce años encarna ese personaje entrañable que representa la luz de la esperanza (juntos con otros personajes que iréis descubriendo)

«Masticas el miedo y te lo tragas. Y sigues. Los valientes se alimentan de su propio miedo. »

Los libros son un protagonista más de la historia, pues harán volar a muchos de los encerrados en el bloque escuela nº31, «Empezar un libro es como subirse a un tren que te lleva de vacaciones. »), creándoles grandes esperanzas o como mínimo una sensación de ir contra los nazis y que, de una forma u otra, leyéndolos se  los podía derrotar. («Reconocen ahora los libros como un aliado. Si los nazis prohíben los libros es que los libros están de su parte. »)

«Siempre han perseguido con saña los libros. Son muy peligrosos, hacen pensar. »

Y después de disfrutar de una buena trama, de una buena novela, y en muchos momentos de sufrirla, llega el final. Las notas del autor para mí son lo mejor de la novela. Sabéis, iba leyendo y pensando que si al final no había algún tipo de nota de autor mi satisfacción iba a bajar muchos enteros. Pero no me puedo quejar, pues esas notas de autor son extensas y casi una historia en si misma. No contaré mucho de lo que se dice para no generar spoiler, pero os diré que son la guinda, y muy grande, del pastel. Leyéndolas he pensado en la suerte que tuvo Antonio G. Iturbe al afrontar la escritura de esta novela, pues seguro que ha vivido momentos que muchos no podremos vivir y que todos los amantes a la escritura darían alguna cosa, seguro, por vivirla. ¡Qué historia!

«La mayor debilidad de todas es la de los fuertes: terminan por creerse que son invencibles. »

Como veis, una novela plagada de buenas frases, de grandes momentos, de varias historias ligadas unas con otras sacados de la vida misma. Una novela que no os dejará indiferentes, una novela que provocará que busquéis novelas de temáticas similares para seguir indagando en ese horror. Una novela que os recomiendo leer.

«En Auschwitz, vivir es un verbo que sólo se conjuga en presente. »


Publicar un comentario