miércoles, 30 de octubre de 2013

Drácula vs. La Momia: Batalla por Chicago de Tony Jiménez

 SINOPSIS
Chicago, años 30. La época de la ley seca, de las bandas organizadas y de algo más. Una serie de extraños asesinatos asolan Chicago. Las víctimas aparecen horriblemente mutiladas y desangradas mediante terribles mordeduras en el cuello. No son los únicos muertos con los que la ciudad debe lidiar. Brutales crímenes en los que los cadáveres son descubiertos sin piel ponen en alerta al periodista Samuel Parker, mientras la investigadora Jessica Kramer acepta un caso relacionado con los cuerpos desangrados. Antes de que ambos se den cuenta se ven inmersos en una red de intrigas que va más allá de lo que creían, y que supera por mucho a los crímenes normales que dominan Chicago. Dos criaturas sobrenaturales están convirtiendo la ciudad en su campo de batalla particular, dos seres que nadie cree que existan: una momia de miles de años de antigüedad, y un poderoso vampiro, el mismísimo Drácula.




Tyrannosaurus Books no deja de meterse en camisa de once varas al crear una nueva colección que apuesta por el género del terror, y porqué no decirlo, un tanto especial, pero que le puede dar unos buenos réditos.
Estoy hablando de Monsters Unleashed, colección que pretende trasladar al papel la experiencia de estar viendo una película grindhouse a través de novelas pulp protagonizadas por monstruos clásicos alejados de su concepción original y situados en ambientes y desarrollos más propios del cine de exploitation que de la literatura clásica de terror.
Quizás cuesta un poco entender todo el concepto, pero si os digo que Tony Jiménez es el autor que ha abierto la brecha con su Drácula vs. La Momia: Batalla por Chicago, puede que se entienda algo más simplemente por el título de la novela.
¿Quién podría concebir una historia así, Drácula y La Momia peleando a muerte en el Chicago de los años 30 con Al Capone como invitado estelar? Tan solo la entrenada mente de Tony Jiménez al que sigo desde casi sus inicios (algo querrá decir) y que sigue creciendo en cada nueva publicación.

No sé deciros si me ha gusta más ésta o su anterior trabajo, pero diría que ésta es un poco más redonda, aunque el anterior me impactaron más las imágenes y la historia.
Quizás en ésta se haya alargado un tanto de páginas y más teniendo en cuenta el concepto pulp donde las novelas tendrían a ser rápidas y cortas.
Creo que en las dos el final podría ser algo más redondo; éste me ha parecido algo tibio en comparación al resto de la novela. Podría decir que no acaba increcesdo y que el lector llega un tanto apurado por el exceso de páginas.
También me ha resultado un tanto flojo el encuentro entre los dos monstruos protagonistas después de un gran trabajo de acercamiento. Creo que la intensidad de la novela y mi atención por ella ha bajado un tanto en ese momento.
Y para acabar con los puntos grises (que sé que le encantan a Tony) a mí personalmente me cansa un poquito que me suenen los nombres de casi todos los personajes en ese continuo homenaje que hace Tony a personajes de cine y literarios o a escritores y lugares (os hace recordar a alguien el nombre de uno de los protagonistas: Samuel Parker; y el otro: Jessica Kramer). Pero sobre gustos los colores y las opiniones, pero me gustaría que en la siguiente (que intentaré leer) los nombres no me suenen a viejo.

«Chicago es una ciudad repleta de crimen, delitos, sangre, putas, drogas, matones, robos y corrupción. También tiene sus cosas malas, claro.»

Por el contrario creo que uno de los puntos fuertes es la ambientación que hace que viajemos a ese Chicago decadente y donde las mafias tenían el control hasta que aparecieron Drácula y La Momia en escena.
Los personajes también están bien dibujados y ayudan a la lectura, sobre todo la terna periodista-investigadora que dan mucho juego, sobre todo al inicio de la novela cuando no se conocen y van por separado. Las escenas con uno u otro se van alternando y le dan un ritmo muy vivo a la novela. Y lo que es mejor, lo mantiene casi hasta los tres cuartos de la novela.
Y como no, la historia. Creo que dentro de lo que uno se puede esperar al encontrarse a Drácula y La Momia juntos en el Chicago de los años 30, la trama está bastante bien conseguida e incluso es creíble.

Se me olvidaba, y sería imperdonable. Batalla por Chicago se puede considerar una novela negra por su concepción, ambiente, personajes, acciones,…mezclada con terror, una mezcla que sabéis que me encanta.

Batalla por Chicago es una novela que engancha desde su inicio, que divierte, que se deja leer con facilidad, que te permite viajar, desconectar, y tener ganas de seguir leyendo novela negra mezclada con terror.
Publicar un comentario