lunes, 24 de febrero de 2014

El oro de París de Antonio Nieto Díaz


 SINOPSIS
El oro de París narra cómo una familia de perdedores de la guerra civil reconstruye su vida en el Madrid de posguerra, mientras el padre de familia oculta un misterio que puede costarles la vida: es el único que sabe qué pasó con una partida del oro que la República iba a enviar a Moscú vía París y que se perdió en el camino. Visitas inesperadas, amenazas, enigmas, viajes (porque el protagonista es marino), crímenes, una historia de amor y un tesoro que codician demasiados componen los ingredientes de una novela que vale la pena no perderse.







En mi blog siempre tienen cabida las buenas iniciativas y El oro de París es una de ella.
Antonio Nieto Díaz y la editorial El desván de la memoria han querido ser solidarios, palabra con las que nos llenamos la boca, pero a la que pocos damos sentido, con una enfermedad de las más destructivas: ELA, Esclerosis Lateral Amiotrófica, y destinan íntegros los 10 € que cuesta el libro a la asociación adELA, para obtener fondos para que ayuden a mantener los servicios  paliativos con sus enfermos.
Creo que si además añado que la novela es la mar de entretenida, pocas excusas pueden quedar para no hacerse con ella y ser solidarios.

¿Quién no ha oído hablar del oro de Moscú? Seguro que muchos de vosotros y casi seguro que muchos más habéis visto una película que no hace algunos años rodó Bonilla, Segura y compañía que te robaba algunas sonrisas.
En la novela de Antonio pocas risas vamos a encontrar, pero sí ese momento histórico del que tanto se ha escrito y del que hoy día aún se tienen ciertas dudas. Qué mejor excusa para un escritor que contar lo que él crece que pudo suceder y englobarlo todo en un halo de misterio.
Pero no solo viviréis ese momento histórico, sino que os encontraréis con otro aún más importante, 1973 y la muerte de Franco que es dónde se sitúa la acción de la novela.

Me ha gustado como el autor sin grandes florituras nos sabe situar dentro del contexto haciéndolo creíble y como nos transporta a ese 1936 sin que tengamos vértigo en el viaje.
Siempre me gusta que me vayan marcado los tiempos con hechos históricos de esos que siempre nos quejamos que nuestros jóvenes ya no son propietarios y que novelas como estas hacen que renazcan y puedan ser revividos, recordados, pues la historia es una de las partes más fundamentales de la cultura. Sin historia, la cultura se quedaría coja.

El oro de París tendría que ser una de esas lecturas obligatorias en las escuelas; quizás dentro del curriculum de sociales. Seguro que los alumnos agradecerían una lectura corta, pero condensada en hechos históricos y de la que aprenderían bastante.

En El oro de París también hay momentos para el amor, una gran historia de amor de esas con mayúsculas, y como no, siendo una novela histórica, tendréis momentos de aventura que hacen recordar a la película de Nicolas Cage, La búsqueda.

Quizás es demasiado corta para mi gusto, y lo digo porque algunas escenas se liquidan en un golpe de pincel y me hubiera gustado ver los planos con más claridad. Pero es una pega menor, ya que la novela funciona muy buen desde su inicio hasta su fin.

¿Seréis capaces de encontrar El oro de París?


El libro puede adquirirse contactando directamente con la Asociación adELA:
Teléfono: 91 311 35 30
El libro se envía a domicilio con los gastos de correo incluidos.
Publicar un comentario