martes, 1 de abril de 2014

Ácronos. Antología steampunk vol.2

 SINOPSIS
Esta segunda entrega de Ácronos. Antología steampunk demuestra lo que el steampunk es capaz de ofrecer cuando se le aparta de la niebla que envuelve el Londres victoriano y se le aleja del western cargado de engranajes, imposibles máquinas de vapor y herrumbrosas ametralladoras para llevarlo a nuevos terrenos sin perder su esencia. 

Una excelente representación de la actualidad del género. Quince fantásticos relatos de autores internacionales de la talla de Eduardo Vaquerizo (La última noche de Hipatia), Concepción Perea (La corte de los espejos), Rodolfo Martínez (Los sicarios del cielo), Josué Ramos (Lendaria), y Rafael González (El secreto de los dioses olvidados) junto a Héctor Gómez Herrero, Paulo César Ramírez, Gloria T. Dauden, Ángeles Mora, Cristina Puig, Pedro Moscatel, Luis Carbajales, Laura López Alfranca y José Ramón Vázquez, apadrinados todos ellos por la gran dama del steampunk. S.J. Chambers (La Bíblia Steampunk), cuyo relato inédito La Venus de Great Neck abre el presente volume


Siempre os cuento un poco lo mismo cuando tengo que reseñar una antología: que es una tarea complicada y más cuando son varios los autores que la engloban.
No os quiero contar lo que puede suponer reseñar un antología donde los relatos son de un género que no lees con asiduidad como el steampunk o como se diría por aquí, relatos retrofuturistas.

¿Y quién me manda a mí leer una antología como Ácronos. Antología steampunk vol.2 publicada por Tyrannosaurus?
Pues las razones son varias.
La primera, la editorial. Creo en las editoriales pequeñas que hacen su trabajo con mimo. Sí, me repito más que la cebolla, pero a la vista está y más viendo como las grandes ballenas siguen engullendo. Miedo me da que todo quede en unas manos. De ahí que siempre intente apoyar las buenas publicaciones de dichas editoriales.
La segunda, Aramys, una vez más Aramys. Hace unas semanas publicó una reseña en su blog de una antología del mismo género titulada Planes B Vol.1 Antología Retrofuturista donde explicaba que era esto del steampunk  y donde también comentaba que los relatos que había en dicha antología eran descartes de Ácronos Vol.1 y que su satisfacción fue buena.
Ahora, si mezclamos lo primero con lo segundo y mis ganas de probar cosas nuevas: tenemos la lectura en marcha.

He dicho cosas nuevas, pero realmente el steampunk lleva con nosotros mucho tiempo. Lo que sucede es que no nos habíamos parado a pensar que era eso justamente o nadie nos había dicho que tenía dicha etiqueta o que existía una etiqueta para ello.
No quisiera enróllame mucho con el tema, pero quizás la palabra retrofuturista nos de muchas más pistas. ¿Quién no ha visto la película Wild Wild West, y quién no recuerda a Kenneth Branagh montado en su artilugio luchando contra Will Smith? ¿Quién no ha visto o leído Frankestein? ¿Quién no ha leído a Verne?
Ya os lo decía, el steampunk lleva mucho entre nosotros y lo hemos disfrutado mucho sin saberlo.
Con todo no me puedo considerar un experto en el tema, diría más, soy un debutante en el tema y me basaré en mis sensaciones y sobre todo en ese poso que dejan los relatos al finalizar su lectura.

Un comentario que quería hacerle a la editorial antes de elegir aquellos relatos que más me han gustado sería que me ha influenciado un tanto las bios de los autores al inicio del relato. Por poner un ejemplo, De cómo perdí la cabeza de mi padre, de Eduardo Vaquerizo, que con todos mis respetos no conocía, pero según la bio es uno de los más del steampunk español. Claro, entras así en su relato con las expectativas muy altas y vas viendo que no conectas con el relato y la frustración es doble. No sé si me explico. Quizás con las bios al final la presión hubiera sido menor y la exigencia también, aunque quizás es una cuestión mía.

Y entremos en materia. Como siempre, y de forma totalmente subjetiva, para gustos los lectores, os comentaré los relatos con los que he conectado más, y con ello no quiero decir que sean los más steampunk, ni nada por el estilo.
Los comentaré por orden de aparición en la antología.

La venus de Great Neck, S.J.Chambers
Se inicia la antología con este relato y por lo que parece, la autora es lo más en el steampunk. Así que me lo cogí como una nuestra real de lo que me iba a encontrar. La verdad es que luego no fue así, pero me gustó mucho la ambientación, quizás es un tanto lento, pero la idea, podríamos decir que una revisión de Frankestein, me convenció y me mantuvo alerta y con ganas de seguir avanzando en la antología.

Las hermosas Jaradalias, Gloria T.Dauden
El circo de los horrores. Quizás cuando piensas en steampunk te venga a la cabeza un circo, pero no uno cualquiera. Por eso creo que he conectado tan bien con la historia. Me quedé con ganas de más.

El silencio de Edith, Ángeles Mora
Una historia bastante previsible, pero tan bien escrita y con una ambientación y localización tan mágica que se ha convertido en una de mis favoritas. Me ha recordado la película de Eva, aunque en el relato hay algo más, esa búsqueda de humanidad y como no, un gran secreto.

Retrópolis, Concepción Perea
Historia de buscadores de aventuras, de buscadores de ciudades perdidas. Una actualización de El Dorado, o un guiño al ya famoso Félix Baumgartner. Engancha y provoca que quieras saber más sobre esa misteriosa ciudad llamado Retrópolis. Quizás le faltó un poco más de ciudad, aunque el final no desentona.

Encontraréis a faltar muchos, pero cuando se tiene que destacar, se destaca y no se comentan todos (ha sido mi elección). Pero si queréis una pincelada del resto os la dejo en teletipo:

Cuando perdí la cabeza de mi padre, Eduardo Vaquerizo
Divertida idea, aunque demasiado técnico para mí.

Bajo la linterna, Héctor Gómez Herrero
Mundo apocalíptico, ciudades estados, una historia de amor y desesperanza.

¿Estás ahí?, Cristina Puig
Una buena idea, una máquina para comunicarse con los muertos, pero le falla el final.

Disparos en la niebla, Pedro Moscatel
De nuevo otra buena idea, la de una venganza, interesante en su planteamiento, pero un tanto a trompicones.

Laya, Josué Ramos
¡Alto a la Guardia Civil! Como me he reído con los personajes.

Un residuo de humanidad, Luis Carbajales
Humanoides que matan humanos (espero que no lleguemos a eso). Bien narrado.

Jinetes de fuego, Laura López Alfranca
Curioso deporte el que se practica en este relato. Me parecía estar en Hogwarts. Buena idea, pero un tanto desajustado al final.

Elección envenenada, Rafael González
Una historia de amor en forma de diario.

La revolución de los hermanos Serdán, Paulo César Ramírez
No he conectado con la historia de revolución que nos proponía. Le falto sal, pimienta, o quizás yo iba saciado de historias.

Quattromilla Miglia, José Ramón Vázquez
Interesante, pero con algo más de desarrollo, de acción, estaría entre mis elegidos.

Te hemos seguido, Rodolfo Martínez
El más corto y el que sirve de cierre. Directo, inquietante; te acosa.


Si queréis embarcaros en un viaje mágico, si queréis vivir experiencias nuevas, os recomiendo esta lectura. Casi seguro que después os picará el gusanillo y querréis saber más sobre el steampunk.



Publicar un comentario