jueves, 12 de junio de 2014

Los códices del Apocalipsis de Elio Quiroga

 SINOPSIS
¿Qué tienen en común un astronauta retirado, un joven ingeniero, una lingüista, un millonario excéntrico, un candidato al Nobel, el Estado Vaticano y un proyecto supersecreto comandado por un grupo de agencias del gobierno? 

Respuesta: unos misteriosos objetos localizados en el espacio y descubiertos fortuitamente. Unos objetos que parecen satélites artificiales, pero que podrían tener más de mil años de antigüedad. ¿Quién, cómo y por qué los puso en órbita? 

Los Códices del Apocalipsis es la historia de una trama gigantesca que se prolonga diez siglos en el pasado. Un secreto guardado bajo llave por generaciones de papas y cardenales, que amenaza con causar el apocalipsis sobre la Tierra. Sólo un puñado de personas puede evitarlo. Y el tiempo juega en su contra.


Creo que muchos lectores no se atreven o no les hace gracias el género Cifi (Ciencia Ficción) porqué creen que les contarán milongas; otros quizás prefieran lo terrenal y para Cifi sus sueños; otros...pero por suerte existen los géneros y los mejor, existe la mezcla de géneros (del que hemos hablado mucho en este blog). Está claro que el género sirve para vender de forma sencilla una novela: es de este género y ya, pero creo que debemos ir más allá del género y ver cuál es la intención de dicha elección y sobre todo pensar que está al servicio de la historia.
Está claro que Los códices del Apocalipsis de Elio Quiroga, con ese título, muy lejos del Cifi no tiene que estar, aunque también podría ser una novela histórica (que en buena parte lo es, de hecho, por lo que he leído, el autor viajó a California para entrevista supervivientes de diferentes proyectos de la NASA y también se basa en algunos hechos reales: documentos vaticanos, NASA,...), o un thriller (sin dudarlo),  o una novela policial (que gran inicio) o incluso negra (beber, bebe). Como veis mezcla total y con el peso sobre todo en la parte científica.

«Tarantino ha hecho muchos daño a los delincuentes.»

Y no podía escribir la frase anterior alguien que no se dedique a dirigir películas o que esté vinculado al mundo del cine estrechamente. Elio Quiroga ha dirigido entre otras: No-Do, La hora fría,.., y también es guionista. Con esas credenciales no creo que os sorprenda si os digo que la novela es muy visual. Ese es uno de sus puntos fuertes y desde el minuto cero con un ritmo bastante rápido para meterte de lleno en la novela. Luego vendrá la calma, la pausa de los paseos espaciales y el momento de los soñadores.

«Las Badlands son realmente vastas. Lo más cercano a ninguna parte que se puede estar.»

Si tuviera que escoger los mejor de la novela os diría que es el hecho de, por unos momentos, pensar que pudiera ser posible lo que estaba leyendo. Creo que uno de los puntos fuertes de un escritor de Cifi debe ser ese: hacer creíble al máximo lo que se cuenta, y Elio lo consigue. Está claro que en frío cuesta un poco más de creer, pero, ¿quién lee en frío? Yo por lo menos no. Me intento meter en las novelas y vivirlas en primera persona.

«las grandes ciudades negaban a los hombres su lugar en el universo; les impedían mirar al cielo.»

Si tuviera que escoger lo peor, quizás la parte central donde se desarrollan todos los tecnicismo, que por otro lado son necesarios para la argumentación. Quizás lo que choca es el contraste de venir de un ritmo rápido, entretenido, dinámico, para luego tenerse que parar en los detalles técnicos. Con todo, me ha parecido muy creativo y sorprendente, y oye, que lo ha escrito uno de Gran Canarias no de New York.

«Todo existe para que nosotros existamos.»

Creo que cada vez hace menos falta, por suerte, reivindicar el papel de los escritores españoles en todos los géneros y sobre todo en algunos de ellos con tradición extranjera. Yo estoy disfrutando mucho con los libros de Tyrannosaurus Books a los que sigo animando a luchar por hacernos llegar, por hacernos descubrir autores españoles en terrenos antes casi vetados. Y no es fácil, como sabéis, en los tiempos que corren.

«Dios no habla en latín ni en griego ni en hebreo. Dios habla con ecuaciones diferenciales.»

¿Y qué puede decir una matemático de la frase anterior? Nada, simplemente escuchar el eco de su repetición en mi celebro.

No tengáis miedo a afrontar una lectura Cifi, y menos si es mezcla de géneros. Creo que El códice del Apocalipsis os puede sorprender y quién sabe, abrir los ojos ante un nuevo género.
Publicar un comentario