jueves, 20 de noviembre de 2014

La verdad y otras mentiras de Sascha Arango

 SINOPSIS
Henry Hayden es, a primera vista, un tipo extraordinario: es un reconocido escritor de fama internacional, la vida le sonríe y las mujeres suspiran por él, a pesar de que está casado con Martha desde hace más de una década. Una situación idílica y ejemplar que cambia el día en que Betty, su amante y también la editora responsable de su éxito, le confiesa que está embarazada. Un contratiempo que pone a Henry en un aprieto: ha llegado el momento de contárselo todo a su mujer. ¿O quizá no? Henry decide que lo más sencillo es sacarse de en medio a Betty, de forma drástica, pero en su intento cometerá un error fatal que cambiará todos sus planes, la vida de todos los que le rodean y pondrá en peligro su carrera profesional. Porque una vez que empiezas a mentir, ya no hay vuelta atrás





Nadie se extrañará si le digo que soy fan de Wilt de Tom Sharpe y que he leído las cinco novelas protagonizadas por el personaje aunque por desgracia tan solo tengo una reseñada como mandan los cánones en el blog: La herencia de Wilt.
Es por ello que cuando leí que volvía Eva Wilt con La verdad y otras mentiras de Sascha Arango, la curiosidad fue tan grande que no pude resistirme a su lectura. Pero ojo, podría ser muy perjudicial para una novela prometer cosas que luego no vas a encontrar. Por suerte no es el caso. La sombra alargada de Tom Sharpe se distingue a la perfección con homenaje incluido a la muñeca inflable que tanto nos hizo reír en su día, aunque esta es más sofisticada. Otro punto es el nombre del protagonista; supongo que no se llama Henry por casualidad. Pero no es tan solo en la muñeca o el nombre, sino en el perfume que destila su personaje principal y que nos hace recordar tanto el comportamiento del maravilloso Wilt. No sé si sería mucho decir, pero mientras leía La verdad y otras mentiras iba pensando que era una reinterpretación moderna de Wilt, o también, cambiando los nombres, una especie de continuación. Pero como digo, quizás sea ponerle demasiado peso sobre las espaldas de la novela, aunque viene con la vitola de ser considerada el mejor debut literario del año en Europa de la que en poco tiempo se han vendido los derechos a más de veinte países.

«El éxito no es sino una sombra que va cambiando según la posición del sol.»

Os tengo que decir que me lo he pasado pipa con la lectura de La verdad y otras mentiras. No he reído como con Wilt, pero sí que me ha hecho sonreír en muchas ocasiones. Si a eso le añadimos un guión un tanto más trabajado y con esos golpes argumentales que tanto gustan en los thrillers estaríamos hablando que podría ser una de las lecturas del año en Cruce de Caminos. No sé, quizás haya sido el momento, o haya sido la novela, de aquí a un mes lo sospesaré, pero su lectura me ha sentado muy bien, casi como ir a un spa.



Creo que parte del mérito lo puede tener también la editorial Seix Barral que está sabiendo elegir muy bien a un tipo de autor que hace que las lecturas sienten bien. Aún recuerdo La delicadeza de David Foenkinos o las novelas de David Safier, curioso, el segundo también alemán. ¿Estaremos ante un movida literaria de humor negro alemán? ¿Serán más cachondos de lo que nos venden los alemanes? Sascha Arango demuestra con La verdad y otras mentiras que es así.

«Los mentirosos saben que, para que resulte convincente, cada mentira debe contener una dosis de verdad.»

A parte de todo lo explicado creo que la fuerza de La verdad y otras mentiras viene de sus personajes, sobre todo Henry, pero también de la Eva, en este caso Martha que me ha fascinado por aquella parte dormida de escritor que tengo. Sascha Arango nos sabe meter en una novela negra llena de humor negro, nunca mejor dicho, pero a la vez nos habla de literatura y los entresijos del mundo literario.

Sascha Arango es muy conocido en Alemania como guionista de una histórica serie policial, Tarort y la cosa se percibe en cada uno de los capítulos con lo que engancha al lector consiguiendo que uno se lea la novela en un suspiro. Quizás sí se entretiene un tanto con una molesta comadreja, aunque también la podríamos tomar como una metáfora, como una imagen de las obsesiones y  vida en general de Henry que comienza a irse al garete al no saber calcular bien los efectos de sus actos.

«No existe silencio comparable al de la ausencia del otro.»

Y a todo esto una pregunta: ¿Existe el crimen perfecto?
Esa seguro que fue una de las preguntas que se hizo Sascha Arango al encarar la novela al igual que se la hizo Tom Sharpe cuando escribió la desternillante escena de Wilt tirando una muñeca inflable a un agujero en un intento de simular el asesinato de su esposa Eva Wilt.

Quizás la única pega que le pondría es el final un tanto apresurado después de tanto esfuerzo con el resto de la trama, o quizás sean las ganas de que tuviera algunas páginas más con verdades a medias y mentiras enteras.

La verdad y otras mentiras es una buena comedia de enredo con una argumento bastante original y con el toque justo de negro para considerarla así que estoy convencido que ha muchos os gustará. Yo creo que, una novela diferente de lo que corre últimamente por las librerías.
Ah, y cuidado con la comadreja.
Publicar un comentario