jueves, 11 de diciembre de 2014

El caso de la mano perdida de Fernando Roye

 SINOPSIS
El sargento Carmelo Domínguez, jefe de puesto en una pequeña localidad serrana en los tiempos de la posguerra española, pone a prueba sus peculiares capacidades deductivas al encargarse del extraño caso de una mano seccionada encontrada en la demarcación, enfrentándose a los poderes locales, más interesados en la próxima visita de Franco.











Es curioso, en el último mes he leído dos novelas donde Franco era un personaje secundario, y en una de ellas, casi se lo cargan. ¿Será síntoma de alguna cosa? ¿Será que nos hemos quitado el miedo a hablar de ciertos temas? No sé, si me pongo a pensar no creo recordar haber leído muchas donde saliera, aunque quizás es que no me he topado con ellas.

El caso de la mano perdida de Fernando Roye es la nueva apuesta literaria de la Editorial Sinerrata que sigue apostando muy fuerte por la publicación digital y lo hace con títulos convincentes y lo mejor para los lectores policiales, con un rama editorial marcadamente policial (podemos recordar su anterior publicación: La decepción del cabo Holmes de Carlos Laredo).
Esta nueva publicación parece que tendrá continuidad ya que el subtítulo de la novela es Una investigación del sargento Carmelo Domínguez y por su construcción y por la fuerza del personaje, creo que podría tener mucho recorrido.

Creo que lo mejor que podemos decir de la novela es la aportación de ese personaje protagonista, un sargento de la Guardia Civil que no nos recuerda a ninguno que hayamos conocido en la vida real o en la ficción, pues tiene un toque diferente. Además, Fernando Roye sabe significarlo en contraposición a lo que sería la leyenda urbana del perfil de la Guardia Civil y eso lo hace más distinto e interesante. Es por ello que considero una de las fortalezas de la novela a su personaje principal y de ahí que crea que podría tener mucho que contar todavía, así como su compañero de viaje al estilo Holmes y Watson.



Como lector he sentido que la novela iba de menos a más. Sí, nos encontramos con la mano perdida y luego nos pasamos un buen rato hablando de la vida en el cuartel y de las penurias que sufrían los que allí vivían. Quizás como dato histórico tiene su precio, pero yo tenía ganas de más jarana. Con todo, me ha parecido interesante el personaje que alquilaba un hueso de jamón para enriquecer el agua; me ha recordado a las historias que me explicaba mi abuela, pero como digo, quizás un punto lento el inicio sin saber mucho para dónde tiraba la mano.
Después vendrá la visita del caudillo y de nuevo situar la acción de la novela dentro de un contexto histórico. Creo que ese trabajo del contexto histórico es de alabar, aún dando lentitud a la trama, ya que la puesta en escena y la sensación de estar oliendo los guisos y viviendo las trifulcas me ha parecido muy conseguido.

A partir de la mitad de la novela el ritmo cambia, se hace mucho más vivo y la argumentación más interesante y con final muy correcto.
Sí, quizás deba ser así, de menos a más y no de más a menos, pero existe un peligro: que mucho no continúen si se clavan al inicio. Ahora ya están advertidos de que el final merece la pena.

Un punto, como mínimo curioso, es esa mano incorruptible que va del bolsillo en bolsillo. Creo que demasiada vidilla le ha dado el autor o eso o es digan de Iker Jiménez. Detalles a pulir, pero que no empañan el conjunto.

Como contrapunto, un dato que la hace atractiva son los constantes toques de humor que le dan desenfado a la lectura y nos hacen sonreír.

Como habéis podido leer, El caso de la mano perdida es una entretenida y por momentos divertida novela histórico-policial con un personaje principal que merece la pena ser conocido.

Consíguela en AMAZON

Te invito a formar parte de mi lista de correo: avances de mi publicaciones, información puntual, material exclusivo,...,todo son ventajas. Pruébalo.


El principio del fin, mi primera antología de relatos en solitario.

Disponible en Amazon (¡solo 0,99€!)

Puedes leer un avance gratuito 
En Amazon AQUÍ

Otros formatos AQUÍ
Publicar un comentario