domingo, 30 de marzo de 2014

Actualización (13): II Edición Cruce de Caminos Negro y Criminal



Parece que después de la tormenta llega la calma o quizás es que es final de mes o que simplemente me teníais muy bien acostumbrado, pero esta semana ha sido una de esas donde la recolecta ha sido menor y para postre con muchas novelas repetidas, y eso ha provocado de nuevo el conflicto de decidir y más cuando ves que la novela se debe destacar.

Decía una canción: si me das a elegir entre tú y la riqueza, con esa grandeza que lleva consigo. ¡Ay amor! Me quedo contigo.
Y eso he hecho: me he quedado con la novela y las dos reseñas, pues creo que lo que prima es que la novela no nos pase por alto y más en la semana de su presentación.

Ah, y con ella dos joyas más, una clásica que después de leer su reseña me han dado ganas de desempolvar y una muy especial por su autor y el cómo ve la cosas.

Saludos a tod@s y gracias por la pasión con que escribís vuestras reseñas.


Y como siempre os recuerdo a los que no estéis apuntados que siempre estáis a tiempo de hacerlo.

(Inscripción abierta durante todo el año)


LECTURAS DESTACADAS

«Si tuviese que describirla con un adjetivo yo diría que es oscura, como la calle de su portada. No es una historia de detectives, sino de personas normales, de esas que te cruzas por la calle todos los días,  metidas en asuntos turbios, que de alguna manera se complican.»






«Tampoco es verdad cuando te presentan a Sherlock Holmes como perfecto. De hecho, Watson hace una lista de sus cualidades y defectos que demuestran lo contrario y que te hacen encariñarte más con el personaje. La verdad es que me ha encantado la forma de narrar y las equivocaciones y los piques de Holmes

«Es acción pura y dura con potentes giros que provocarán una intensa lectura (el libro dispone de casi 700 páginas y se devora). Consummatum est, a pesar de que sigue la misma estela que sus dos predecesoras, similar guión y casi mismos personajes, vuelve a sorprender. Y es que hemos de tener en cuenta que César Pérez Gellida es un autor generoso como ya hemos venido diciendo en otras ocasiones. Y él sabía que su deber era sorprendernos otra vez. Porque se toma en serio su trabajo y porque le gusta.»

Consummatum est (Editorial Suma de Letras. 2014) César Pérez Gellida
«Probablemente Consummatum est sea la mejor de las tres entregas. Porque el ritmo y el agobio final que se siente con su lectura, supera lo escrito hasta ahora. Quedaba lo más difícil: el cierre.
Creo que ha conseguido un digno final para sus personajes. Probablemente hubiera podido ser más espectacular, pero seguramente a costa de la verosimilitud de la trama, de sacarse un desconocido as de la manga. No hay trampas. El final es una consecuencia lógica de la evolución que los personajes han mostrado a lo largo de toda la trilogía.»


EN UNA FRASE

«La puertas del orfanato de Heskinn se abren para que lo visitéis: ¿os atrevéis a entrar?»

Huesos en el jardín (Tusquets 2013) Henning Mankell
«Y una vez resuelto el misterio, lo mejor es descubrir esas páginas donde Mankell explica el porqué Wallander es así y no de otra manera.»

«La imagen que nos ofrece de la Salamanca medieval es perfecta. La vida universitaria, que era mucho más que el simple estudio; la vida en las calles, con todo su pillaje.»

«un buen libro, de esos que una vez que empiezas a leerlo no lo puedes dejar, especialmente recomendable para una de estas tardes lluviosas de invierno.»

El oro de París, Antonio Nieto Díaz, Editorial El desván de la memoria, 2013
«Y ese secreto tiene mucho que ver con el oro que salió del Banco de España en plena Guerra Civil con dirección a Moscú para que no cayera en manos de los nacionales que estaban asediando Madrid.»

«Debo confesar mi devoción no tanto por el autor, cómo por su personaje. Me fascina Gurney»

DIES IRAE (Suma de letras, 2013) de César Pérez Gellida
«Y Augusto… que decir de este brillante personaje. Tan atractivo… y tan asesino.»

«Os recomiendo su lectura, para esos días en los que quieres evadirte, y no pensar nada más que en el misterio que tenéis ante vuestros ojos

Tom Z Stone" (Dolmen Editorial, 2011), J.E. Álamo
«Es una novela que combina perfectamente la novela negra clásica con la literatura Z, los amantes de ambos géneros no se sentirán defraudados.»

«Me gustan mucho la novelas policiales ambientadas en la época de la posguerra y en especial esta serie. Y me gusta mucho la manera  que tenían de investigar, en la que la paciencia.»


Y por si te perdiste alguna de las lecturas destacas con anterioridad:

(en la II Edición de Cruce de Caminos Negro y Criminal)

sábado, 29 de marzo de 2014

Novedad editorial: Cielos de ira de María Martínez Franco



Una vertiginosa novela de heroísmo, pasión, espionaje e intriga que recrea operaciones secretas que cambiaron el curso de la historia universal.

Europa. Segunda Guerra Mundial. Durante la ocupación alemana el M16, el servicio de inteligencia británico intercepta un mensaje que induce a pensar que el líder alemán piensa construir un arma de destrucción masiva en España, un territorio que los aliados no controlan. En San Juan de Luz, Francia, se reúnen dos altos mandos militares: un teniente español y un coronel alemán para concretar la construcción de dicha arma. Silvia Duque Vauchel es hija del teniente español, y como miembro de la resistencia francesa, recibe el encargo de robarle a su padre los planos del arma, aunque para hacerlo tenga que poner en peligro la vida de ambos. Por su parte, El MI6 envía al mayor Raine Grant a San Juan de Luz, con la misión de ejecutar al coronel alemán y al teniente español una vez que haya obtenido la información y los planos.
Así como el lector se adentrará en operaciones secretas que cambiaron el curso de la de la historia universal, como el día D y la Operación Gomorra. Sin embargo, Cielos de ira, es mucho más que el relato de estos actos heroicos y decisiones titánicas. Es un viaje a la comprensión sobre la actuación de algunos hombres, que se vieron en medio de la barbarie y también entre enormes esperanzas.
Cielos de ira es una clara muestra de que la guerra saca siempre lo mejor y lo peor del ser humano.

jueves, 27 de marzo de 2014

El orfanato de Heskinn de Javier Berzosa

 SINOPSIS
El joven sueco Isak Berg, se ve obligado a ingresar en el Orfanato Heskinn tras la dolorosa pérdida de sus padres a manos de dos individuos. Solitario, tras los valles de la isla sueca de Gotland (Visby), se encuentra el peculiar edificio, construido en el siglo XVIII por altos nobles de la isla. Cuando llega al deteriorado y escalofriante lugar, comienzan a suceder hechos macabros que parecen tener una conexión entre ellos. Descubrirá secretos del pasado de los trabajadores y compañeros que parecen querer esconder algo más de lo que muestran. Pero su inseguridad aumentará cuando conozca la leyenda de un chico llamado Börje Persson, que pareció haber asesinado a dos menores en algún momento de su vida, y la extraña presencia de notas en el lavabo, escritas a mano incoherentemente. ¿Hasta dónde estarías dispuesto a llegar para sobrevivir? 
La palabra orfanato creo que tiene muchas connotaciones últimamente vía cine o serie de televisión; y podría asegurar que ha marcado más la segunda vía que la primera. En mi caso la segunda no ha tenido ninguna consecuencia ya que no fui seguidor de la serie, pero sí la tiene cuando piensa en Las normas de la casa de la sidra y en Michael Caine y su magnífico papel de protector.
Explico todo esto porque El orfanato de Heskinn no se parece a ninguno de ellos y de parecerse a alguno quizás al que pudimos disfrutar en El camino de baldosas amarillas de Juan de Dios Garduño, pero claro está que una cosa es el calor de España y otra muy diferente el frío sueco. En resumen, que os quitéis las connotaciones y os preparéis para adentraros en un mundo diferente, lleno de oscuridad, de clasicismo, de misterio, de terror,...

Y ese es el punto fuerte de esta novela: la ambientación. Sí, se podría localizar en Galicia y hubiera funcionado igual, pero la atracción de una isla y más en Suecia tira mucho e inspira para la creatividad ambiental.
Me ha gustado la atmósfera que ha creado Javier Berzosa, pues creo que es un personaje más, y diría que casi el más importante por el impacto que nos va creando a medida que nos adentramos en sus páginas. Esa lluvia persistente; esas habitaciones sin luz eléctrica y que se iluminan con velas; esas cañerías con voz de ultratumba; puertas bajo llave; pasillos oscuros.

El orfanato de Heskinn es de esas novelas que me gusta leer por ser cortas, ágiles, sin tiempo para recreaciones banales, donde cada capítulo importa, con pocos personajes, pero significativos.
Y ese, los personajes, es otro de los puntos fuertes de la novela. Creo que Javier los ha sabido escoger muy bien para poder explicar la historia que quería explicar. Os invito a leer con atención la llegada de los chavales al orfanato y la presentación que se hace de sus inquilinos; te mete de lleno en la novela.
Pero ese punto fuerte se podría haber mejorado, ya que en algunas acciones y pensamientos, su personaje principal parece mucho mayor de lo que es.
No es la primera vez que me encuentro con ese problema. La voz adolescente o infantil es bastante complicada si no se tiene una vivencia directa y reciente para poder expresarla.

Y el final, no sé, vuelvo sobre las acciones que son verosímiles o no. En un orfanato donde por las noches se oye respirar a las cañerías que nadie escuche un viejo ascensor chirriante bajar...pues cuesta un tanto cree. Y luego, quizás sí que es creíble, pero a mí no me ha convenido, es lo despiadado del conjunto, demasiada maldad, demasiada violencia casi gratuita. ¿Existen personajes así? Quizás sí.

Con todo, os invito a leer El orfanato de Heskinn por su intensidad, por esas tres cuartas partes de misterio que tiene en tensión al lector, por su ambientación, por su localización.

La puertas del orfanato de Heskinn se abren para que lo visitéis: ¿os atrevéis a entrar?

martes, 25 de marzo de 2014

Lobos que reclaman la noche de Juan Carlos Márquez y Agurtxane Concellón

 SINOPSIS
Un viejo proverbio noruego asegura que cuando estás solo contigo mismo no puedes mentir. Hubo un tiempo en que los hombres estaban obligados a competir en audacia y resistencia con los demás depredadores y la naturaleza. Para vencer tuvieron que recurrir al amor, a la mentira, y a los perros. 

Bienvenidos a Roros. 










Existen editoriales que no tienen miedo de publicar aquello en lo que creen, tengan más público o menos público detrás; editoriales donde prima la calidad por encima de la cantidad; editoriales que creen en sus escritores, en sus ilustradores; editoriales que no dejan de sorprendernos arriesgando su patrimonio para abrir caminos dentro de la literatura.
Creo que Tropo Editores es una de esas editoriales como lo demuestra cada una de sus propuestas, pero en especial su colección Ilustrada de la que ya os hablé con Polvo en el neón y que ahora vuelve a reafirmarse con Lobos que reclaman la noche, escrita por Juan Carlos Márquez y con fotografías de Agurtxane Concellón.

Quizás no os suena así de primeras el nombre de Juan Carlos Márquez, pero si os digo que escribió Tangram con la que obtuvo el reconocimiento de los lectores, quizás entonces sí que os suene.
Y de Agurtxane decir que fue finalista de los premios Sony World Photography Awards 2013, los Óscar de la fotografía y que ha aprovechado que conoce bien el terreno, Noruega, pues vive actualmente allí, para regalarnos unas magníficas fotografías a las que Juan Carlos les ha puesto voz; una combinación muy compensada a mi entender.

«El viento frío es un cuchillo rasgando una tela. Porque el frío es audible. El frío es un murmullo hiriente.»

Ya os he dado alguna pista cuando os he hablado de Noruega. Ahora os doy un consejo: no os asustéis por la nieve de todas las imágenes, pues Agurtxane hace un magnífico trabajo al mostrar lo cálido del frío con unas fotografías próximas, expresivas, donde casi no hace explicar nada y con una buena combinación de primeros planos de caras que nos hablan, con planos generales donde se desarrollan acciones y en las que apreciaréis ese viento, ese frío que rasga, que corta. Pero en lo que me gustaría que os fijarais es en los ojos de los fotografiados; ojos con miradas perdidas, como buscando algo, pensativos, y es ahí donde entra en juego la historia que Juan Carlos nos contará.

«Un muchacho es como un oso que ha de despertar cada día de la hibernación. La adolescencia es su cueva.»

Las voz de Juan Carlos es melancólica, como no podía ser de otra forma con dichas fotografías y en dicho paraje. Un voz que busca redimirse, una voz que alerta a los lobos que suben a las montañas para aullar y reclamar aquello que es suyo. ¿Pero es suyo realmente? Juan Carlos jugará con esa ambigüedad durante todo el relato mientras seguimos escuchando los lobos aullar a la noche. Dejarme decir ahora que el título me ha parecido una genialidad, así como la portada. ¿Aquí no le entran ganas de coger el libro entre sus manos?

Un relato cargado de tradición, un relato cargado de bautismo, y por qué no decirlo, de amor, por las personas, pero sobre todo por los animales, pues allí en las gélidas estampas noruegas el perro se iguala con el hombre, el hombre con el perro, el uno sin el otro no son nada, se necesita la unión, y Juan Carlos también nos la hace ver.

Un libro que se tiene que leer a poquitos para poder degustar tanto el texto como la imagen, pues las dos, al igual que el perro y el hombre, forman uno para explicar una historia.