lunes, 5 de enero de 2015

Cruce de Caminos Negro y Criminal se toma un descanso



Hace meses que tenía tomada la decisión, pero no ha sido hasta hoy que he podido escribir esta nota anunciando que el Reto Cruce de Caminos Negro y Criminal se toma un descanso.

Sí, quizás sea una locura dejar descansar un reto con más de 70 blogs dispuestos a participar y con la cantidad de patrocinadores dispuestos a poner su granito de arena; quizás sea una locura al contemplar los números de las dos primeras ediciones y la respuesta positiva que he tenido en cada publicación que hacía del reto y sobre todo en la última donde casi todos me decíais que teníais ganas de que comenzara la próxima edición. No, no ha sido fácil, pero hay momentos en que debes tomar decisiones y creo que lo mejor para mí en este momento es tomarme ese descanso con el reto y con todos los retos, así que ya os avanzo que es complicado que me apunte a ningún reto este año.

¿Las razones? No quiero entrar en razones. No es la finalidad de este comunicado. Son múltiples y bastantes de ellas personales, aunque algunas generales. Es por ello que quiero tomar un poco de distancia e intentar ver las cosas desde otro prisma, con otra perspectiva.

Y sé que para el blog no es bueno que el reto descanse y más viendo los números de visitas que en los dos últimos años siempre van a más, pero cuando comencé con el blog mi única intención era escribir en un espacio público y compartir esos escritos con vosotros, con los que buenamente quisierais visitar el salón de mi casa y creo que en los últimos meses me he sentido de nuevo así, escribiendo, publicando,..., pero ya he dicho que no iba a entrar en razones, aunque en cierta forma lo estoy haciendo.

Cruce de Caminos no dejará de leer novela negra y no lo hará porque a mí, su administrador, es el género literario que más me gusta. Seguiré apostando por una mayoría de reseñas de ese género, pero sin olvidar otros géneros que también me ponen las pilas como el terror, el Cifi o las maltratadas antologías, y dejando la puerta abierta al humor, a los clásicos y en definitiva a todas aquellas lecturas que se vayan cruzando en mi camino y tenga ganas de leer.

Sabéis lo que me leéis que soy una persona inquieta y que si libero un minuto de mi vida es para aprovecharlo para hacer otra cosa.
A día de hoy no sé como aprovecharé todos los minutos que quedan liberados al dejar descansar el reto, pero seguro que os traeré historias nuevas.

Y quisiera acabar esta entrada agradeciendo a todos los blogs que habéis puesto vuestra confianza en mi blog y que habéis participado en esta gran aventura que fue Cruce de Caminos Negro y Criminal.
Y quisiera agradecer enormemente su esfuerzo a los patrocinadores que me han apoyado desde el primer minuto y que enriquecieron con sus aportaciones el reto.

Nos vemos en el Camino.
Publicar un comentario