jueves, 8 de enero de 2015

La noche que Himmler conoció a Borges de Javier Cosnava

 SINOPSIS
Heinrich Himmler, Comandante en Jefe de las SS y mano derecha del Führer, es capturado al finalizar la guerra mundial. Tras la revisión médica en el cuartel general de Lüneburg, donde está retenido, aparece en una celda. Allí viene a su encuentro Jorge Luís, un escritor argentino que dice apellidarse Lafinur. Está escribiendo un relato llamado Réquiem Alemán y espera conocer de primera mano la vida de Himmler para comprender mejor el nazismo. 

Los dos hombres, a lo largo de una noche y hasta el alba, conversarán de política, de filosofía, de literatura... mientras la estructura del relato de Jorge Luís va cobrando forma. De fondo, se va desgranando la biografía del criminal de guerra más grande de la historia de la humanidad. 

Porque entendiendo a Heinrich Himmler no sólo se comprende la génesis de la Alemania nazi sino también la del destino del mundo tras la postguerra. Un laberinto cuya salida sólo Jorge Luís sabrá desentrañar.


Justo antes de emprender mi viaje a New York decidí que una de las lecturas que me llevaría sería La noche que Himmler conoció a Borges de Javier Cosnava. Las razones de mi elección fueron varias, entre ellas, que el autor, hasta el momento, no me ha defraudado en ninguna de sus publicaciones; que tenía ganas de saber más sobre ese monstruo llamado Himmler; que el autor me había comentado que era su obra más comprometida y a la que había dedicado más tiempo en escribir, entre otras.

Llamarme friki, pero la primera mañana que pasé en New York la tenía muy bien programada: ir a Central Park a leer la novela de Javier Cosnava. Tenía ganas de sentarme en esos bancos de hierro que tantas veces había visto por la televisión; tenía ganas de que el gélido aire me golpeara la cara; no lo sabía, pero tenía ganas de levantar la vista de mi ereader y ver juguetear decenas de ardillas a mi alrededor.
Como os podéis imaginar esa mañana fue genial, especial, y perdurará en mi recuerdo y gran culpa de ello la tiene la lectura que tenía entre mis manos: La noche que Himmler conoció a Borges.






Que difícil se hace reseñar una novela con una potente nota de autor al final. Y es que esa nota hace que la lectura se, como mínimo, duplique y tenga otro significado, otros matices que la hace aún más grande si cabe y la complete.
No sabía que existía dicha nota de autor, pero llevo muchos años leyendo y no concebía una novela como La noche que Himmler conoció a Borges sin nota de autor, vaya, me hubiera decepcionado, pero tampoco esperaba que fuera tan sorprendente.
Como podéis entender no os puedo contar nada de esa nota y os recomiendo que no la busquéis antes de leer la novela, pues sería casi contraproducente y creo que mitigaría vuestra satisfacción.




También os recomiendo que una vez acabada la lectura busquéis algunos datos biográficos sobre Himmler, pero supongo que eso ya lo haréis si sois aficionados a las novelas históricas.
Y en ese detalle estriba la dificultad de la reseña, en decir histórica.
El autor me había puesto sobre la pista al comentarme que la novela no es meramente histórica, que sí, que se puede leer como una novela histórica, pero que el perfil que tiene es más de novela de autor.
Yo también os pongo sobre aviso para que el impacto de la nota de autor sea igual de generoso que lo ha sido conmigo. Y es que hay, en esa nota, es dónde se explica el porqué es una novela de autor.
Pero no os asustéis por el hecho de que sea de autor. No creáis que su lectura será complicada y con cosas experimentales. Javier Cosnava sabe hacer muy bien su trabajo: primero como buen historiador que es al documentarse sobre lo que va a escribir; lo segundo, como buen escritor que es para darnos el caramelo y tenernos enganchados a sus historias.

«Yo soy Heinrich Himmler y todo lo demás no importa.»

Pero hablemos un poco más de la lectura.
La fuerza de la novela está en sus dos personajes principales: Jorge Luís Borges y, cómo no, Heinrich Himmler.
Javier Cosnava los sube a un imaginario cuadrilátero de boxeo y los hace luchar mediante el diálogo consiguiendo que la justificaciones del monstruo alemán sobre el genocidio nazi no lo sean tanto gracias a su antagonista argentino.

«Todos tenemos a alguien al que echamos la culpa de nuestros errores.»

Es muy fácil caer en la tentación de señalar como culpable de todos los males a un personaje como Himmler. Como también lo es justificarlo por una infancia terrible y qué decir de su adolescencia.
Me ha fascinado tanto lo uno como lo otro. Creo que Javier Cosnava ha sabido medir muy bien los pesos de los pros y los contras para que el lector se pueda hacer una perfecta imagen del personaje.

«El mundo está lleno de idiotas adulterados por el estudio que han alcanzado grandes dignidades como estadistas.»

Y son por sus palabras, por la fuerza de ellas, por las que conoceremos a Himmler. Creo que el texto destila esa fuerza y que a veces incluso podemos tener la sensación de recibir los escupitajos de rabia y pasión con que Himmler explicaba las cosas. Simplemente se puede decir una cosa: diez en esos momentos, pues no es fácil que unas palabras salgan del libro para provocarnos, y Javier Cosnava lo consigue.

«Golpear, hacer daño y socavar la voluntad de alguien sin levantar siquiera la propia mano. Eso era ser poderoso. Eso era sentirse como un Dios.»

Leer a Javier Cosnava ha sido de nuevo muy gratificante por lo vivido, por lo aprendido, por el entretenimiento, y por ver cómo se va abriendo camino en ese difícil mundo llamado Amazon que decidió recorrer hace un año después de tener más de 35 premios sobre sus espaldas y ver como las editoriales no acababan de satisfacer sus intereses literarios y económicos.

«Quiero observar al monstruo para no convertirse en el monstruo al que todos observan.»

Mientras el nivel literario siga siendo este, yo seguiré buscando un hueco para autores como Javier Cosnava para así apoyarlos y hacerlos más visibles.
Hoy lo dejo en tus manos. Tienes la oportunidad de conseguir la novela de forma gratuita en Lektu.
Si decides leerla, espero que la disfrutes y si puedes la compartas.




JAVIER COSNAVA EN CRUCE DE CAMINOS
De los demonios de la mente
1936Z. La Guerra Civil Zombi
Asesinato en Mauthausen
Detective ciego en el antiguo Egipto 1: Los enamorados en el estanque de los nenúfares 


Encuéntrala en AMAZON

Te invito a formar parte de mi lista de correo: ¿Tienes ganas de saber más sobre el escritor que hay tras el blogavances de mi publicaciones, información puntual, material exclusivo,...,todo son ventajas. Pruébalo.


El principio del fin, mi primera antología de relatos en solitario.

Disponible en Amazon (¡solo 0,99€!)

Puedes leer un avance gratuito 
En Amazon AQUÍ

Otros formatos AQUÍ


Publicar un comentario