sábado, 31 de enero de 2015

Una hamburguesa para cenar - Javier Martos (Tyrannosaurus Books)

 SINOPSIS
¿Qué sucedería si descubrieras en un sueño que en realidad eres un asesino despiadado? ¿Qué harías si tuvieras un accidente de coche y despertaras convertido en un zombi? ¿Cómo conseguirías escapar de la locura desatada en mitad de un vuelo comercial? ¿Dejarías montar en el coche a la chica de la curva? El hombre del saco, monstruos, fantasmas, espíritus, sueños premonitorios, catástrofes, asesinatos, venganza y alguna que otra nave espacial…










Javier Martos es un conocido traductor de autores tan ilustres como Stephen King, Shaun Hutson o Adam Nevill que nunca ha dejada de lado su vocación de escritor. Por ello ha publicado relatos en más treinta revistas o antologías, así como dos novelas, Ojos de circo (Tyrannosaurus Books, 2013) junto a Jesús Gordillo que tanto me gustó, tanto que la incluí en mi Top de lecturas 2013, y Promesas de que algún día (Dolmen, 2014), que no he tenido la ocasión de leer, pero de la que he leído muy buenas reseñas.
No es de extrañar que cuando vi que Tyrannosaurus Books publicaba Una hamburguesa para cenar me interesara por ella y quiera traerla al salón de mi casa para compartirla con todos vosotros.

El año pasado leí 10 antologías de relatos, más o menos las misma cantidad que en años anteriores. Con esto quiero decir que me gustan, que sigo apostando por ellas, pero como bien dice mi amigo El Errante, cada vez me gustan más las de un solo autor, ya que cuesta menos crear un clima transversal en toda la obra y parece que con ello se disfruta más la lectura.

Una hamburguesa para cenar no está concebida como una antología unitaria, pues es un compendio de los mejores relatos de Javier Martos, así como las llamadas caras B o incluso algunos bonus tracks de anteriores publicaciones como es el caso de una escena eliminada de Promesas de que algún día. Es por ello que creo que cuesta un poco más ver ese clima transversal del que hablaba y quizás eso también influya un poco en la irregularidad, ya de por si inherente a las antologías de relatos, del nivel de satisfacción conseguido con su lectura.
Con todo, la antología tiene relatos que son un gustazo leer y que te dejan sentado un buen rato pensando en el golpe que te han dado.

Son veinte las historias que encontraréis entre las páginas de Una hamburguesa para cenar donde el terror es su gran protagonista, aunque también encontraréis historias zombis, de humor zombi (sí, humor, o como mínimo yo me la he cogido así, como una sátira zombi), a relatos pulp, de crítica social o remake de historias muy conocidas donde Javier Martos da su versión al estilo El manjar inmundo (Punto en Boca, 2014) de Javier Quevedo Puchal.

Y como acostumbro a hacer os dejo pinceladas de los relatos que más me han gustado, o que en el momento de leerlos más me dijeron; y como siempre, os invito a leerla y sentir por vosotros mismos dichas sensaciones y de paso conocer a un buen autor.

Dientes de septiembre
Es el segundo relato de la antología y para mí, uno de los mejores por no decir el mejor. Siendo el segundo y generando lo que me generó, provocó que mis expectativas subieran mucho y quizás mi vara de medir fue más cruel con los siguientes.
Escalofriante, emocionante y con un golpe final fatal, aunque en cierto modo esperado.

Las manzanas
Y el siguiente siguió bien. Interesante visión de la infancia de un famoso personaje bíblico. Lo sorpresa final no está nada mal.

Yo, zombi
Humor, sátira sobre el género zombi, pero elegante.

GH39
Supongo que es lo que muchos piensan al ver pasar los años y que el programa perdura. ¿Será su futuro paso? Me recuerda a un relato que escribí hace años, GH RIP: Solo puede quedar uno, aunque no era espacial.

Marta, yo te explico
Doloroso relato donde se recuerdan los trágicos sucesos...una valentía del autor al publicarlo. Un buen grandioso homenaje.

Cinco cartas
Y tras una dura historia, otra más dura si cabe dónde seguro que alguien hubiera podido hacer algo.

Publicar un comentario