lunes, 2 de febrero de 2015

Las flores no sangran - Alexis Ravelo (Alrevés)

 SINOPSIS
Si alguien decidiera crear una lista de crímenes idiotas, un secuestro exprés en una isla solo figuraría después de un atraco a una comisaría [...] Y eso es precisamente lo que deciden llevar a cabo Lola, el Marqués, el Flipao y el Salvaje en un plan infalible que además es muy sencillo de ejecutar, al menos sobre el papel. Pero Gran Canaria es una isla rodeada de agua por todas partes menos por una, que se llama Isidro Padrón, un hampón disfrazado de empresario que a su vez despacha con un ruso que no tiene nombre, y si lo tiene nadie lo dice, por lo que pueda pasar. Desbaratar el plan de cuatro malhechores de pacotilla entra dentro de lo factible. Para él es cosa fácil, aunque también en teoría. Lo que todos ignoran es que en apenas veinticuatro horas ninguno de ellos será como es ahora porque habrán abierto la puerta del infierno. Mézclese este meollo con ron canario, agítese bien y el lector tendrá como resultado un bebedizo torrencial, explosivo y tronchante de efectos balsámicos. Y es que si hay novelas que curan, Las flores no sangran es una de ellas. El genio de Alexis Ravelo convierte la novela negra en algo maravillosamente abetunado o negruzco, menos oscuro y más humano, con esperanza de sol y lamparones de sangre, pólvora y mojo, de vida al fin: ese charco que nadie sabe pisar sin salir manchado.


Hacía tiempo que no buscaba tiempo bajo la piedras para continuar con una lectura, y es que Alexis Ravelo ejerce en mí un extraño magnetismo desde que leí La estrategia del pequinés (Alrevés, 2014) con la que ganó el premio Hammett 2014 y que tuve el gran honor de prologar para su edición argentina.
Será por eso o será por el arduo trabajo de este currante escritor que hace que lo difícil parezca sencillo, que lo sencillo sea casi imposible de repetir.
Alexis Ravelo lleva muchos años picando piedra intentando que desde su magnífica isla canaria su literatura viaje por el mundo. Y no ha sido fácil darse a conocer, como no lo es para ningún escritor, pero menos para uno canario. Ahora mismo no hay certamen literario negro y criminal que no cuente con Alexis Ravelo como invitado en mesas redondas y es que los premios también ayudan a poner a los autores en la palestra. Y así, gracias a recibir en 2013 el premio de novela negra Ciudad de Getafe por La última tumba (Edaf, 2013), el Hammett 2014 que antes comenté o, y creo que fue el gran puntazo del 2014, publicar El viento y la sangre (Navona, 2014) bajo seudónimo (M.A.West) y conquistar a los lectores, es como este canario vocacional se ha metido a los lectores en el bolsillo y ahora, como me ha pasado a mí con Las flores no sangran, devoremos lo que escribe y lo mejor, nos sintamos complacidos, satisfechos, contentos de haber dedicado nuestro tiempo leyendo a Alexis Ravelo.

«Hay secretos que se guardan por delicadeza, más que por engañar.»

Creo que una de las grandes virtudes de Alexis Ravelo es que a partir de lo cotidiano, a partir de unos pobres delincuentes, de unos personajes de carne y hueso, puede extrapolar a lo macro y poner varios temas de actualidad sobre la mesa y todo sin que nada chirrié, encajado a la perfección. Se nota el gran trabajo que hay en la trama de la novela para que todo pueda cuadrar y que lo que leas, por extraño que parezca, sea necesario al final para cerrar el círculo.



Se nota el compromiso social y su preocupación por lo que le rodea, y ese compromiso lo traspasa a sus novelas, su mejor altavoz, para dejar clara cuál es su postura al respecto y que es lo que no le gustaría volver a ver.
Se dice que la novela criminal tiene un sentido social que los otros géneros no lo tienen y algunos incluso se lo critican. Yo sigo pensando que es una de sus grandes virtudes y Alexis Ravelo la sabe explotar.

«La felicidad solo se deja ver cuando ya se ha ido para siempre.»

Quizás algunos piensen que la literatura de Alexis Ravelo es fácil o en otras palabra, literatura para el gran público. Yo no lo creo. No hace falta leer muchas páginas para ver lo rica que es la forma de escribir del canario, lo llena de matices y colores, de referentes literarios. Creo que se está confundiendo fácil con trabajo, y es que ya lo comentaba antes, vas leyendo y la historia fluye, te engancha y debes seguir dentro de la corriente para saber dónde te lleva todo, y lo mejor, estás dentro con interés por saber un poco por qué Las flores no sangran; y dejádmelo decir ya, un precioso y poético título con historia detrás, pero tendréis que llegar al final para saber parte de lo que se esconde tras este título; la otra parte, ya os aviso, corre de vuestra cuenta. Así que estad muy atentos.

«A veces los gusanos sienten la tentación de convertirse en mariposas y entonces hay que aplastarlos.»

Muchas veces lees novelas criminales que se quedarían encuadradas ahí, dentro del libro sin traspasarlo por poco creíbles. En Las flores no sangran, y en las novelas de Alexis Ravelo en general, eso no pasa. Las historias, las tramas, los hechos, las escenas, son del todo creíbles, del todo reales, incluso lo más irreal. Si leéis la novela os toparéis con una escena de un robatorio de un bolso que os hará reír, se lo comenté al autor y me dijo que estaba basada en hechos reales. Y es que es eso, el canario se apoya muy a menudo en lo que ve, en lo que le rodea y lo convierte en literatura.

«La vida cambia mucho cuando sabes que vas a perderla.»

Si has leído La estrategia del pequinés y comienzas a leer Las flores no sangran te parecerá que casi no hay un salto de novela en novela, que son muy parecidas.
No te dejes engañar. Lo que estás sintiendo es el perfume de la literatura del canario y siendo un perfume muy parecido, y como me gusta ese perfume, creo que en Las flores no sangran hace un salto cualitativo y no solo por el número de páginas y la ricas trama, sino por los matices de ese perfume que no dejando de ser el mismo es una versión mejorada.

«Más vale un por si acaso que diez si lo llego a saber.»

Una cosa creo que ha quedado clara: si has leído La estrategia del pequinés y tu gustó, con Las flores no sangran reventarás de placer. Si no has tenido la suerte de leerla, ahora mismo sale de sexta edición, no tienes perdón si eres lector criminal y no le has dedicado un poco de tu tiempo a un autor que incluso nos hace reír como Alexis Ravelo.

http://www.amazon.es/gp/product/B00TZ9EX0A/ref=as_li_ss_tl?ie=UTF8&camp=3626&creative=24822&creativeASIN=B00TZ9EX0A&linkCode=as2&tag=crucdecami-21

Otros títulos:

La estrategía del pequinés

Te invito a formar parte de mi lista de correo: ¿Tienes ganas de saber más sobre el escritor que hay tras el blogavances de mi publicaciones, información puntual, material exclusivo,...,todo son ventajas. Pruébalo.


El principio del fin, mi primera antología de relatos en solitario.

Disponible en Amazon (¡solo 0,99€!)

Puedes leer un avance gratuito 
En Amazon AQUÍ

Otros formatos AQUÍ

Publicar un comentario