jueves, 7 de mayo de 2015

Reseña: Vendrán de las nubes - Rodríguez Vázquez (Tyrannosaurus Books)

 SINOPSIS
Cuando el joven abogado norteamericano Michael Hickmann acepta un puesto de trabajo en un pequeño bufete en Bath, Inglaterra, no se imagina lo que está a punto de suceder. 
Durante la fiesta de inauguración del complejo de edificios al que se acaba de mudar, habitado por los más variopintos personajes (propietarios de tiendas dedicadas al ocultismo, vecinos cascarrabias, aficionados a la juerga, una muchacha joven extraña y solitaria...), la policía acude al barrio alertada por el hallazgo de los restos de un cadáver con indicios de haber sido desintegrado. [...] Más info






Que dos hermanos escriban a cuatro manos no es tan extraño, por ejemplo los famosos Grimm, pero que sean gemelos sí que lo es más. Rodríguez Vázquez son los apellidos de los malagueños Pablo Eugenio y José David, gemelos, y que con Vendrán de las nubes publicada por Tyrannosaurus Books firman su tercera novela, casi todas enmarcadas, como esta, en el Cifi y el terror.

Vendrán de las nubes intenta ser un homenaje a las historias Cifi de los años 60 con toques de pulp, un poco de thriller y un algo de detectives. La combinación así explicada es de lo más aparente e interesante y es lo que me convenció a leerla, pero...
Cuando una sinopsis promete mucho y la trama de la novela tarda en encontrarse con ella, a mi entender tenemos un problema de tempo. Creo que el lector merece mucho más al inicio de la novela que un enigmático prólogo y unos cuantos capítulos de presentación de los personajes de la escalera y además sin ninguna gracia. Se nota todo demasiado forzado y que los escritores tenían la necesidad de presentárnoslos para luego utilizarlos, pero es que son 50 páginas así entre risas de vecinos, tirada de caña y una fiesta cutre.

La novela mejora un tanto en interés a partir de la página 120 cuando la cosa se empieza a mover un poco. Sigue bien hasta el epílogo, que no me ha convencido para nada, cerrando la novela como la empezaron de forma floja.

Creo que la fuerza de escribir a cuatro manos es que casi no se note el cambio de escritor y en Vendrán de las nubes tienes la sensación de ese cambio, como si el cambio de marchas te rascara. Son cosas que aconsejaría pulir, la fluidez al cambiar de escritor y que todo parezca uno.

También se deberían trabajar más los diálogos que me han parecido inconsistentes en muchos momentos, con frases forzadas y humor casposo como si del guión de un programa del Moreno se tratara.
Y otro apunte más, la sobre adjetivación. Oye, que cada cual escriba como quiera, pero a mí no me convencen tantos adjetivos en una novela de corte Cifi-Terror y sí en una de corte romántico. Como ejemplo: el prólogo que intenta abrir la novela de forma sorprendente y consigue aburrir a Quevedo.
Y acabando con los peros que fui apuntando mientras leía: «Un hombre sin ojos[...]le miraba sin mirar.». Creo que poco se tiene que explicar.

Resumiendo: muy buenas perspectivas iníciales, muy buenas intenciones, pero la sensación que he tenido es que se han quedado a medio camino de todo. Esperaba mucho más de una historia que pintaba muy bien, pero como siempre digo podéis probar a leerla y comentar si los apuntes tienen sentido o no. Yo soy un simple lector más, una mera opinión en el desierto.

Publicar un comentario