lunes, 1 de junio de 2015

Reseña: Ciudad de Bohane - Kevin Barry (Rayo Verde)

 SINOPSIS
La Ciudad de Bohane es la gran protagonista de esta historia. Viciada de violencia, avaricia y corrupción, es el escenario de una guerra de bandas que combaten por el control de la ciudad. 

Logan Hartnett y su banda la han dominado durante años de calma, pero hay rumores de que su viejo rival, Gant Broderick, está de vuelta y quiere reconquistar el poder de la ciudad y el corazón de Macu, esposa de Hartnett. Los Cusack de Las Lomas, enemigos ancestrales del Cotarro de Hartnett, también intentarán aprovechar este posible momento de debilidad. La adolescente fatal Jenni Ching, su novio Lobato Stanners o la nonagenaria Nena harán también sus movimientos para decidir el destino de la Ciudad de Bohane. 


Es curioso cómo en un plazo muy corto de tiempo vas tropezando con lecturas que te van recordando unas a otras y lo mejor, que al recordarlas te genera ese punto de satisfacción que deja una buena lectura: el poso.

Ciudad de Bohane de Kevin Barry, publicada por Rayo Verde y traducida por Javier Calvo, me ha llevado de nuevo a Simetría y mi última lectura sobre la isla, Girando en Simetría; me ha llevado al barrio en el que discurre Alma y el Poeta; todas ellas comparten el concepto de mundo distópico, una ciudad que no tiene otro remedio que vivir sumida en la violencia, en el caos moral, en las perversiones, en las traiciones, en la avaricia, en la corrupción, en la desidia, en las envidias, y en el caso de Ciudad de Bohane atravesada por el río Bohane, negro, sucio, viciado, la viva imagen de todo lo que irá sucediendo en la novela.

Ciudad de Bohane es la primera novela de Kevin Barry y creo que tendrá un serio problema con su segunda novela: dejar al lector igual de satisfecho, y más después de que ésta recibiera el premio internacional de Literatura de la Unión Europea para autores emergentes que también ganaron escritores de la talla de Javier Marías, Michel Houellebecq o Orhan Pamuk.

¿Y dónde está Ciudad de Bohane? Pues al parecer en algún lugar de Irlanda, aunque el verde destaca por su ausencia. Eso sí, los pubs están a reventar.
Dice al autor que Ciudad de Bohane tiene mucho de las ciudades de la costa  oeste de Irlanda y un poco de la melancolía y la tristeza de Oporto.

Me ha gustado mucho la ambientación que el autor crea casi desde el primer párrafo. Tiene claro que el alma de la novela es la ciudad y que sus personajes son los actores secundarios, pero que actores.
Kevin Barry ha sabido, además de dibujar muy bien todos y cada uno de los rincones de la Ciudad de Bohane y sus alrededores, dotar a la novela de una doble vida: la ciudad y sus personajes a los que dedica incluso párrafos para explicarnos como visten para que sobresalgan entre la oscuridad de la ciudad.

Tengo claro que Ciudad de Bohane tiene mucha más vida que una sola novela, incluso la iba leyendo y me imaginaba escribiendo sobre el mapa tan bien marcado que Kevin Barry nos muestra. ¿Se escribirán más novelas que versen sobre la ciudad atravesada por el río Bohane?

Y de nuevo, aunque parezca mentira, nos encontramos delante de una novela donde el amor es fundamental, y no solo a las tradiciones de la ciudad que no la deja salir de su pasado viciado al recordar continuamente la Era Perdida, sino también por el enfrentamiento entre dos de los personajes por el amor de una mujer.
No sé si Kevin Barry nos lo quiere contar, pero yo he deducido que quien manda en la Ciudad de Bohane son las mujeres, y en concreto una. Atentos a la imagen final de la novela, lo dice todo.

Al igual que sucedía con Simetría, de la Ciudad de Bohane es difícil de escapar y aún consiguiéndolo el retorno melancólico es casi obligado.

Muy interesante el narrador de la historia. Estad atentos sobre todo al final cuando descubriréis algo más sobre él.
La novela contada desde ese prisma gana mucho más que si la hubiera contado un ojo omnipresente. A mi entender gana en realidad y tiene un cierto halo de misterio.

Y quizás los menos importante son las peleas entre las bandas, por cierto, muy bien descritas en la primera parte de la novela y con un interés creciente. Como digo, quizás sea lo menos importante y lo que en un principio me echó atrás en la lectura. No tenía claro que quisiera leer sobre peleas entre bandas. Por suerte rompí con ese perjuicio y leí una muy buena novela oscura y criminal.
La Ciudad de Bohane os espera.
Publicar un comentario