martes, 16 de junio de 2015

Reseña: Irène (Un caso del comandante Camille Verhoeven 1) - Pierre Lemaitre (Alfaguara)

 SINOPSIS
El comandante Camille Verhoeven vive la vida perfecta: está casado con la maravillosa Irène, con la que espera su primer hijo. Pero su felicidad se resquebraja tras un asesinato inusualmente salvaje. Desde que la noticia se hace pública, la prensa lo acecha y cada uno de sus movimientos se convierte en noticia de portada. 

Verhoeven descubre que el asesino ha matado antes. Cada uno de sus crímenes parece rendir homenaje a una novela negra clásica.

Los que los periodistas se apresuran a darle un sobrenombre: "El Novelista". Quienes pueden ayudar a encontrarlo se suman a la lista de sospechosos: un librero y un profesor universitario expertos en novela negra. La investigación se convierte así en un duelo intelectual, y en una aterradora carrera contra el reloj.


Cuando empiezas a leer una novela en la que su protagonista es un comisario de metro cuarenta y cinco sabes que te enfrentas a una lectura diferente. Creo que se tienen que seguir rompiendo los estereotipos y que los protagonistas de las novelas puedan ser menos favorecidos y no centrarlos tanto en uno concreto: el de éxito.
Supongo que no es lo mismo ponerse en la piel de un personaje de metro cuarenta y cinco que en uno de metro ochenta y que es mucho más fácil recrearse en el segundo que en el primero, pero que el personaje cale, que convenza, está en manos del escritor y Pierre Lemaitre hace un buen trabajo con el comisario Camille Verhoeven en Irène la primera novela que protagonizará. El mundo Verhoeven es rico por el propio comisario, pero también por los secundarios que tan buen papel hacen. El autor también ayuda con sus descripciones y poniendo a cada uno en su sitio dándole su momento de gloria para que el lector los conozca y tenga ganas de verlos aparecer de nuevo.

Tenía algunas dudas al empezar la lectura ante las buenas expectativas que transmitían la mayoría de las reseñas, pero por suerte se fueron disipando con el rápido pasar de las páginas ante una absorbente historia.

«Se imaginó el número de muertos que debían habitar en todos los libros de la librería y sintió vértigo.»

Y de nuevo la metaliteratura de por medio; de nuevo ese homenaje a la literatura criminal, pues gran parte del peso de la trama la tendrá la relación de unos asesinatos con los asesinatos descritos en algunos de los clásicos más conocidos del mundo literario criminal y que El Novelista, nombre que le darán al asesino, intenta copiar de forma fidedigna como si de arte se tratara.
En ese punto me ha recordado a El Artista el asesino protagonista de la trilogía escrita por Nieves Abarca y Vicente Garrido (Crímenes exquisitos, Martyrium, El hombre de la máscara de espejos), así que si os gusta Irène ya sabéis por dónde tirar.

«cerceno la cabeza de Évelyne con la sierra mecánica y deambulo por la habitación, con la cabeza plantada sobre mi sexo en erección»

Y paréntesis.
Creo que se debería escribir un protocolo para arreglar de una vez lo que viene siendo una práctica habitual: no publicar las series desde su inicio. Se publicó primero en España Alex que Irène, siendo Alex la segunda novela del mundo Verhoeven. ¿Tanto cuesta comenzar por el principio?  Y es que los casos se van sumando y a los que nos gusta seguir las series nos gusta seguirlas desde su inicio. Además, en este caso no había excusas, ya que Irène fue publicada en 2007 y se sabía que era una novela competente. ¿Por qué publicar  la segunda antes?
Los lectores también merecen que se les cuide.
Queda dicho de nuevo.

«El hombre se nutre de imágenes de muerte porque tiene hambre de muerte. Y solo los artistas pueden aplacarla.»

Como decía antes, los clásicos nutren las páginas de Irène y esto hace posible que el lector criminal pueda apuntarse tres o cuatro nuevas lecturas que quizás tenía descuidadas. Yo creo que es una de las grandezas de novelas como esta que, además de entretenerte, te incitan a continuar leyendo y creciendo en el mundo de la literatura criminal. Es su añadido positivo.

Otro añadido positivo: dicen los lectores de Alex que la continuación es mucho mejor que el inicio y que la trilogía no es tal, que en realidad es una tetralogía. Está claro que después de leer Irène la lista de libros pendientes de leer os crecerá.

Y no he dicho nada del ritmo de la novela que es muy ágil; directo, sin pararse demasiado en cosas que no tendrán importancia; con momentos salpicados de sangre y vísceras al estilo Abarca-Garrido; un tanto previsible, pero necesariamente previsible; quizás se lo podría haber sacado mucho más partido a la buena argumentación y crear algo aún más adictivo para los fans de los criminal, pero también entiendo que los autores quieren ser lo más universales posible.

No sé si estará en mi top de lecturas al final de año, se quedará cerca en todo caso, pues me ha dejado muy buenas sensaciones; también es cierto que ha llegado en un momento que necesitaba una lectura así, un chute de adrenalina criminal.
¿Necesitáis un chute criminal? Pues no os lo penséis más.


Si te gustó o interesó




Te invito a formar parte de mi lista de correo: ¿Tienes ganas de saber más sobre el escritor que hay tras el blogavances de mi publicaciones, información puntual, material exclusivo,...,todo son ventajas. Pruébalo.

Simplemente tienes que introducir tu email y clicar en Subscribe.

Muchas gracias por adelantado.



El principio del fin, mi primera antología de relatos en solitario.

Disponible en Amazon (¡solo 0,99€!)

Puedes leer un avance gratuito 
En Amazon AQUÍ
En iTunes AQUÍ
EPUB, PDF,... AQUÍ
En Lektu AQUÍ
Publicar un comentario