lunes, 6 de julio de 2015

Reseña: El secreto de las abejas - Carlos Laredo (Sinerrata)

 SINOPSIS
Los pintorescos pueblos de Cee y Corcubión, en la bella y salvaje Costa de la Muerte gallega, se ven sacudidos por un atraco millonario en una caja de ahorros local, de cuya investigación se hará cargo el cabo de la Guardia Civil José Souto, conocido por todos como cabo Holmes. El guardia volverá a aplicar toda la perspicacia, perseverancia e intuición que lo caracterizan y que le han permitido resolver complicados casos en el pasado; sin embargo, en esta ocasión tendrá que enfrentarse también a sus propias debilidades y vencer una irresistible tentación para conseguir llegar a un desenlace tan escondido como sorprendente.




Si en 2013 reseñé El rompecabezas del cabo Holmes, y en 2014 La decepción del cabo Holmes, en 2015 le toca a El secreto de las abejas la nueva entrega de la saga del cabo Holmes escrita por Carlos Laredo y publicada por Sinerrata. Como veis, se está convirtiendo en un clásico y eso dice mucho de la publicación, pues no está de más decir que las tres entregas me han convencido y que por ello sigo leyéndolas, esperando poder seguir leyendo nuevas aventuras en el futuro.

Y un primer detalle: Holmes ya no aparece en el título. Quizás no tenga importancia, pero yo creo que sí la tiene. Primero, no hace falta etiquetar el título con el nombre del personaje lo que hace que tenga entidad propia; lo segundo, le da mucha más musicalidad y puede cansar menos al lector.

Carlos Laredo nos vuelve a advertir en la primera página de la publicación que la novela está al servicio de la Costa da Morte y que además de entretener con una buena novela policial lo que quiere conseguir es que nos sintamos atraídos por los bellos parajes que describe y que en un futuro tengamos ganas de perdemos por ellos. Ya dije en mis anteriores reseñas que la saga del cabo Holmes se podría convertir en una estupenda guía de viaje y lo sigo manteniendo en esta, pues en cada nueva entrega seguimos conociendo pequeños rincones en los que el tiempo parece pararse, y lo mejor de todo, que el autor no necesita dos páginas de descripciones para hacernos ver lo bonito que es, con tan solo una frase nos evoca una irrepetible imagen.

El cabo Holmes sigue en forma y su método deductivo también. Lo digo para los que os acerquéis por primera vez las historias de Carlos Laredo y José Souto, más conocido como Holmes. Si sois fan de las novelas policiales en la que prima el método deductivo, las aventuras del cabo Holmes creo que os gustaran mucho, pues no se suele dar un paso sin saber primero dónde pisar, aunque también es cierto que Holmes siempre esconde una carta en la manga: la intuición, que irá trabajando dato a dato para convertirla en certeza.

De las tres quizás es la historia más fácil de contar, con menos dificultad para el lector, sencilla a rabiar y digo esto como escritor aficionado que se pasa días pensando en tramas y empiezo a comprender que lo que hay que hace es pensar en personajes que vivan aventuras y no hace falta que sean descabelladas o complicadas, ni tan siquiera originales. ¿Dónde radica la fuerza de las tres novelas del cabo Holmes? Por supuesto en el escenario y luego en su personaje principal al que el autor lo ha dotada de una personalidad próxima al lector que incluso le puede perdonar que en horas de trabajo, y en pos de la resolución del caso (lo digo con una sonrisa), eche una canita al aire.
Tampoco quiero decir que comparta los devaneos del cabo, pero sí que me ha hecho recordar a los de el mítico Montalbano de Camilleri, aunque los del italiano tiene mayores consecuencias por la fuerza del personaje femenino que tiene a su lado, no como en el caso de Holmes en el que el personaje de Lolita creo que es débil y como lector prescindible al no aportar mucho más a la historia.

Otra buena virtud de la novela es su inicio que pone rápidamente en situación al lector; luego la dosificación de la información para que el método deductivo sea compartido entre el autor y el lector sin dar la sensación que el escritor sabe más; y como remate el final que está en consonancia con todo lo que ha sucedido anteriormente y que cierra bien la trama.

La sencillez no está reñida con la calidad y El secreto de las abejas es una prueba de ello.



Y para acabar no quisiera dejar escapar la oportunidad de darle las gracias a la editorial por hacerme aparecer en los créditos finales de la novela al hacer referencia a un párrafo de mi anterior reseña de la saga.

CONSÍGUELA EN AMAZON
Publicar un comentario