martes, 22 de septiembre de 2015

Reseña: Lo que no te mata te hace más fuerte - David Lagercrantz (Destino)

 SINOPSIS
Lisbeth Salander está inquieta. Ha participado en un ataque hacker sin razón aparente y está asumiendo riesgos que normalmente evitaría. Mientras, la revista Millennium ha cambiado de propietarios. 

Quienes le critican, insisten en que Mikael Blomkvist ya es historia. Una noche, Blomkvist recibe la llamada del profesor Frans Balder, un eminente investigador especializado en Inteligencia Artificial quien afirma tener en su poder información vital para el servicio de inteligencia norteamericano. Su as en la manga es una joven rebelde, un bicho raro que se parece mucho a alguien a quien Blomkvist conoce demasiado bien. Mikael siente que esa puede ser la exclusiva que él y Millennium tanto necesitan, pero Lisbeth Salander, como siempre, tiene sus propios planes.


Siempre he pensado que para opinar se tiene que leer y digo esto porque recuerdo los días previos a la salida a la venta de Lo que no mata te hace más fuerte en dónde se podían leer continuas burlas a la novela en las redes sociales sin haberla leído. Y es que no sé vosotros, pero yo he notado que en los últimos meses se ha subido un par de peldaños en la crítica feroz y sobre todo en lo referente a novela criminal. Supongo que el querer etiqueta cosa que no son negras como negras y venderlas como tal está teniendo sus consecuencias. A mí también me molesta, pero llevo un tiempo intentando olvidarme de esas etiquetas y centrándome en la historia en sí, aunque reconozco que cuando te topas con una novela negra de esas de verdad te suben cien puntos de moral.
Para cerrar esta introducción me hago mías las palabras de Sergio Sancor: «prefiero las polémicas que me incitan a leer para eliminar mis prejuicios, que las campañas de marketing que me venden historias que no tienen ningún fundamento...». Quizás sí, esa campaña contra la novela haya hecho crecer mi interés por saber cómo le había quedado el artefacto a David Lagercrantz y por lo que he podido leer casi todos coincidimos en los mismo, que no es poco.

Fue una sorpresa la primera entrega de Millenium. Sí, debo reconocer que me gustó; de la segunda y tercera parte se podría poner muchos peros. Y con esto os quiero contar que Millenium 4 es un retorno a los inicios, casi un Deja vu. Creo que el autor ha hecho un buen trabajo en ese sentido, pues en muchos momentos tienes las sensación de estar leyendo al mismísimo Larsson. Incluso le ha clonado lo malo, esos largos diálogos que llegan cerrar los párpados y que te llenan la cabeza de información y más información y a un nivel técnico bastante considerable. Aquí estamos hablando de inteligencia artificial, de matemáticas, de, como no, hackers,...Yo diría que esos son los peores momentos de la novela; los mismos que tenía el desaparecido Larsson.
Interesante el tema de los niños autistas savant, que no es que sea nada nuevo, pero te hace pensar en la parte desconocida de nuestro celebro y de lo que nos queda por conocer. ¿Cómo un niño que no conoce ni siquiera lo que son los números primos se pone a descomponer en factores primos número de varias cifras? Increíble y cierto.

Largo inicio de novela para ponernos, y diría que también para ponerse el autor en situación. Y digo larga porque me ha creado una especie de síndrome de abstinencia por casi no saber nada de Lisabeth Salander, pues si una cosa tengo clara es que Salander es la alma de este saga y no el alter ego de Larsson que como dijo hace poco en una entrevista Alexis Ravelo refiriéndose al autor sueco: «no hay nada peor que construir un personaje a imagen y semejanza de uno mismo con la polla más larga.». Amén.

E irrumpe Salander para hacer añicos el ritmo pausado y hacer que todo se acelere a su paso. Y eso es bueno para no dormirse, pero, no me acabado de gustar que David Lagercrantz haya convertido a Salander en un personaje de cómic. Quizás el día que se lo inventó se frotó las manos, pero a mí no me ha convencido. Sí, está muy de moda y vende mucho, pero era necesario con Lisabeth. ¿No tenía suficiente entidad el personaje para seguir agrandándolo? ¿Necesitaba un clon a su lado malo malísimo para seguir en la quinta parte? Por no hablar de ciertas escenas de nuevo un tanto irreales y poco creíbles como una que sucede dentro de un coche, la escena posterior a un aparición en escena, y que prefiero que leáis y juzguéis vosotros mismos.

Si eres de los que disfrutaron con las tres entregas, seguro que disfrutarás con ésta; si eres como yo de los que gustaron de la primera, pues supongo que te sucederá como a mí: una de cal y otra de arena.
Con todo, quiero de nuevo reconocer el trabajo del escritor. No creo que sea fácil coger el testigo dejado por otro autor y continuarlo.


¿Leeré la quinta parte? No lo sé, de verdad, tenía claro que la cuarta sí, pero la quinta...dependerá de lo que tenga por leer en ese momento.

Si te gustó, interesó o quieres saber más




¿Te interesaría forma parte de mi Lista de correo?
Si quieres más Cruce de Caminos, saber sobre mis publicaciones y otras cosillas en exclusiva, te invito a suscribirte a mi lista de correo


Publicar un comentario