miércoles, 11 de noviembre de 2015

Reseña: Maldita nostalgia - Juan Luis Marín (La Factoria de Ideas)

SINOPSIS
Siete años sin pisar el mugriento pavimento de La Capital. El dolor hizo huir a Ángel, y el dolor lo ha hecho volver. En concreto, la muerte de su hermano pequeño, Álex, que con los años pasó de ser un caradura mimado a un auténtico cabrón malnacido.
Junto con Gabriel, el tercero de los hermanos, Álex se metió en negocios muy sucios para salir adelante tras la muerte de sus padres, y no tardó en cogerle el gusto al lado salvaje. Pero la última mercancía que debían transportar se quemó… viva, y Gabriel no puede asumir la enorme deuda contraída. El rencor, el miedo y el dolor es lo único que queda entre los dos supervivientes de una familia marcada por la tragedia, y de ese caldo de cultivo surgirá un siniestro personaje que mueve los hilos con el único fin de crear una orgía de DOLOR, su fuente de vida.



Creo que es la primera vez que me pasa que al acabar una novela vuelvo al capítulo inicial para completar el círculo y entender mucho mejor lo que allí se proponía. Un bonito juego el que consigue Juan Luis Marín en esta interesante novela: Maldita nostalgia.

Pero antes de explicaros más sobre la novela, unos datos sobre el autor, pues hasta hace unos días era desconocido para mí y creo que merece alguna mención; como que ganó el Premio Ultratumba 2014 por su novela Almas Grises; que además de escritor, se gana la vida haciendo de guionista y periodista; que ha participado como director, subdirector o guionista en programas tan famosos como Supervivientes, Gran Hermano o Mujeres, hombres y viceversa...y muchas cosas más; está claro que se puede decir que Juan Luis Marín es un hombre inquieto y además saca tiempo para escribir buenas novelas como Maldita nostalgia.

«Si Dios existe, es un cabrón.
Pero, si no existe, ¿quién se beneficia de toda la movida?»

Maldita nostalgia es una novela de segundas oportunidades como le pasó al propio escrito en la realidad. Cuenta Juan Luis Marín que escribió un guión hace años con el título de Maldita nostalgia y que gustó, pero nunca se llevó a la gran pantalla. Con el paso de los años decidió convertirla en novela, pero a nadie le parecía interesar hasta que un día firma un contrato con una editorial que quiebra seis meses antes de publicarse la novela (eso me suena. Creo que me ha sucedido un par de veces). Y llegó La Factoría de Ideas y cree en Almas Grises y luego en Maldita nostalgia.

Y así le sucede un poco a muchos de sus personajes, oscuros, derrotados por la vida y viéndola pasar sin mucho más, hasta que se cruza la posibilidad de mejorar y, lo mejor, creen que lo pueden lograr. Alguno la aprovecharán, pero la mayoría no. Si queréis saber quién sí y quién no deberéis llegar hasta el final y, quizás como me ha pasado a mí, volver a empezar.

¿Y por qué he vuelto a empezar? Sencillo. Os daréis cuenta en seguida que hay un personaje omnipresente que va explicando la historia del que el autor no da  muchos detalles; un personaje que inicia la novela y por qué no decirlo: la acaba y le da un sentido a toda esa nostalgia, principalmente la suya que lo lleva a actuar sin tener muy en cuenta los escrúpulos.

«Una novela donde lo realmente escalofriante no es que nada sea lo que parece…sino que todo es lo que no queremos ver. »

Me ha gustado mucho la atmosfera que crea en esa ciudad ficticia, La Capital, pero reconocible en muchas de nuestras calles. Un ciudad oscura, cargada de basura humana, en la que se tiene que trapichear para sobrevivir y en la que la depravación está a la orden del día.

Me ha gustado el estilo directo del autor. No se pone ni una careta para decir lo que tiene que decir y causar el impacto en el lector, y por qué no decirlo, el dolor en muchas ocasiones, pues leer Maldita nostalgia te hace sentir al acompañar a sus personajes por ese vía crucis de redención. ¿Qué más le podemos pedir a una novela que nos hace sentir?

Y me ha gustado el noir que propone Juan Luis Marín en el que los personajes son los protagonistas, en los que sí, hay algún policía y tal, pero la etiqueta radica en los actos que perpetran los personajes, en la atmósfera de la narración, en las calles de La Capital. Firmo la frase de Jordi Valero cuando en su reseña de la novela dice: «Maldita nostalgia es una novela negra rara avis. De las que corren poco, lamentablemente, en este país.».

Y el final. Le he tenido que dar más de un vuelta y me he hecho mi idea, que no sé si será la que el autor tenía en mente; y le he puesto más que nombre, rostro a ese personaje que nos va susurrando durante toda la novela las desgracias que van acaeciendo.

Una lectura recomendable.



Puedes hacerte con la novela en AMAZON

Te invito a formar parte de mi lista de correo: avances de mi publicaciones, información puntual, material exclusivo,...,todo son ventajas. Pruébalo.


El principio del fin, mi primera antología de relatos en solitario.

Disponible en Amazon (¡solo 0,99€!)

Puedes leer un avance gratuito 
En Amazon AQUÍ
Otros formatos AQUÍ.

Publicar un comentario