martes, 31 de marzo de 2015

Novetat Editorial: Una novel.la pulp - Damià del Clot (Llibres del Delicte)



I com cada final de mes la novetat criminal en català de Llibres del Delicte, la nº11, aquest cop de la mà de Damià del Clot i la seva novel·la Una novel·la pulp.
I sense molta més informació petits detalls com el número de pàgines que denoten aquesta nova línea d'acció de l'editorial cap a textos un xic més llarg. I potser un altre es que tornen a Barcelona. Després de visitar la província de Tarragona amb L'amant xinès de Margarida Aritzeta que tant bon resultats està donant, i voltar pel món rural amb una bona entrega de Els morts no parlen de Miquel Aguirre, torna l'acció a la capital catalana i de ben segur que ho passarem com sempre molt bé.

Aprofitar per donar moltes forces a en Marc Moreno, l'editor i el cor de Llibres del Delicte que està lluitant com un valent per està a tope un altre cop i donar molta guerra.

Sinopsis
A la zona alta de Barcelona, tots els veïns d’un d’aquells edificis amb piscina al terrat i espectaculars panoràmiques de la ciutat amaguen turbulents secrets que donen color a unes vides presidides pel poder, els diners, el sexe, les drogues i la voluntat de més poder, diners, sexe i drogues. Els germans Lomas, en guerra fratricida pel control de l’empresa familiar, són els propietaris de l’edifici i exerceixen un particular control en el seu àmbit d’actuació entre advocats sense escrúpols, peculiars sicaris, polítics corruptes, dones que només aspiren a buidar el compte corrent al Passeig de Gràcia, pederastes, actrius sexys, adolescents malcriats i escriptors immortals que ho observen tot des d’un mirador privilegiat.

Una novel.la pulp
Llibres del Delicte
335 pàgines
23 de març de 2015

lunes, 30 de marzo de 2015

Reseña: Blitz - David Trueba (Anagrama)

 SINOPSIS
Blitz podría ser una tragicomedia romántica. Pero como ese género no existe, estamos invitados a ignorar las etiquetas y centrarnos de manera apasionada en la peripecia de los personajes. En especial de Beto, un joven arquitecto paisajista que llega a las costas de Múnich en medio de un naufragio vital y sentimental. Invitado a participar en un concurso que podría solucionar sus perspectivas de futuro, ha llegado acompañado por su novia. Pero, casi al instante, su estancia en Alemania se convertirá en una comedia humana. Bajo el destello de un relámpago, que es exactamente lo que significa la palabra blitz, tendrá que afrontar un cambio de vida y de ideales.






He leído todas las novelas de David Trueba y hasta hoy consideraba que con cada nueva publicación el autor iba creciendo. Me lo pasé de cine con Abierto toda la noche; me reí muchísimo recordando mi juventud con Cuatro amigos; me quité el sombrero ante el novelón Saber perder.
Cuando vi que publicaba nueva novela, y más después de tantos años, no pude resistirme y el mismo día que salía a la venta la fui a comprar. La puse en un lugar bien visible donde la portada me iba diciendo léeme, madurando así el inicio de la lectura para que no se convirtiera en un polvo rápido y más viendo que tenía tan pocas páginas, y digo pocas porque tenía muchas ganas de leer a David Trueba, de disfrutar de su buen hacer.
No me cansaré de repetir que las grandes expectativas llevan consigo, en la mayoría de los casos, las mayores decepciones.
Unos días antes de que iniciara la lectura una compañera de trabajo, lectora como yo del autor, me comentó, hombre, tiene un inicio un tanto raro, pero luego la cosa se arregla. No es la mejor novela, pero se deja leer. Malo, pensé yo.
Y no me equivoqué al pensar que la cosa no iba a ser cómo yo pensaba. No lo alargo más: Blitz ha sido una gran decepción.

Pero antes de llegar a esa conclusión una imágenes ilustrativas de lo que fue mi lectura.
La inicio con muchas ganas, aunque no las mismas que tenía el día que la compré al haber hablado con mi compañera de trabajo. Iba advertido, pero que razón tenía. El inicio es horroroso. No engancha ni con cola. Le comenté a mi compañera, llevo cuarenta páginas y si no fuera David Trueba la novela ya estaría en el cementerio de libros olvidados, esos que pasada la página cuarenta no te dicen nada.
Me está costando escribir esto, pero no os quiero engañar.
Llegados a este punto siempre digo lo mismo, dejad de leer la reseña y leed la novela si os hace ilusión, si sois seguidores como yo del autor, quizás vuestra experiencia sea diferente.

Y la cosa no mejora.
Seguí leyendo por ser quién era el autor y por encontrar lo que me prometió mi compañera de trabajo, que la cosa mejoraba; pero no mejoró. Tampoco voy a decir que fuera a peor, pero la historia del Berto de turno no me convencía nada.
¿Dónde está el David Trueba que nos hacía vibrar con sus palabras? ¿Dónde el que nos hacía reír? ¿Dónde el ingenioso que jugaba con mil personajes a cuál mejor? Berto y Helga (súmale a Marta y el cantautor) no me han causado ningún tipo de emoción y creo que es muy importante para una novela que los personajes te digan algo o como mínimo que tengas ganas de seguir leyendo por saber más sobre ellos. He acabado la novela y me ha dado absolutamente igual lo que les hubiera sucedido.

Las prisas no son buenas. Creo que el tempo de la novela no está bien llevado. En la primera parte se entretiene con una historia de lo más aburrida y poco creíble (quizás si la novela funcionara, pues miras para otro lado). En la segunda coge la directa fotografiando las escenas que necesita explicar y ir pasando los meses para llegar a Diciembre (necesidades del guión).
Blitz, relámpago en alemán, ese que se ha llevado al autor de Saber perder y que nos ha dejado una caricatura del mismo.

Apunte de humor, creí que era el momento que Blitz remontaba: pajista, nombre que se le da a un paisajista pajillero. Una pequeña mueca consiguió.

Me da que David Trueba ha querido jugar a ser Amélie Nothomb, pero como la belga solo hay una. El experimento le ha estallado en las manos.

Esperaré la próxima novela de David Trueba con las mismas ganas, o quizás con más, con la que esperé Blitz. El autor de Saber perder se lo merece.

sábado, 28 de marzo de 2015

Finalistas de la XXVIII Semana Negra de Gijón



Una año más se presentan los finalistas de la prestigiosa Semana Negra de Gijón que este año se celebrará del 10 al 19 de julio en su edición XXVIII.

Y debo de decir que en tres de las cinco categorías hay un libro que he leído y mejor aún, que coloqué entre mi Top de lecturas 2014.
Está claro que yo me decantaría por esas tres novelas, y más si una de ellas es de Víctor del Árbol, pero entiendo que mi baremo no está completo al no haberlas leído todas y por ello les deseo a todos los finalistas la misma suerte y que gane le que el jurado considere la mejor.

Premio Dashiel Hammett
a la mejor novela de género negro publicada en el año 2014

Finalistas

— Yo fui Johnny Thunders, de Carlos Zanón. RBA.
— Todos los buenos soldados, de David Torres. Editorial Planeta.
— Fantasmas del desierto, de Guillermo Orsi. Editorial Almuzara.

Premio Memorial Silverio Cañada
a la mejor primera novela de género negro

Finalistas

— El oro de Berlín, de Jorge Yaco. Del Nuevo Extremo.
— Vertedero, de Manuel Barea. Lengua de Trapo.
— Londres después de medianoche, de Augusto Cruz. Seix Barral.

Premio Rodolfo Walsh
a la mejor obra de no ficción de género negro

Finalistas

— Escrito en negro, de Martín Olmos. Pepitas de Calabaza.
— Chicas muertas, Selva Almada. Random House Mondadori.
— El crimen de Asunta, de Cruz Morcillo. La Esfera de los Libros.

Premio Espartaco
a la mejor novela histórica

Finalistas

— El reino de los hombres sin amor, de Alfonso Mateo-Sagasta. Editorial Grijalbo.
— La sombra de otro, de Luis García Jambrina. Ediciones B.
— Todo llevará su nombre, de Fermín Goñi. Roca Editorial.

Premio Celsius
a la mejor novela de ciencia ficción y fantasía

Finalistas

— El imperio de Yegorov, de Manuel Moyano. Anagrama.
— Iris, de Edmundo Paz Soldán. Editorial Alfaguara.

viernes, 27 de marzo de 2015

Reseña: Pesadillas de sangre - Daniel Gutiérrez (Dissident Tales)

 SINOPSIS
14 relatos de terror y ficción finalistas en distintos certámenes de relato corto y microrrelatos, aderezados con las magníficas ilustraciones de CalaveraDiablo. 

En sus páginas podréis encontrar situaciones de lo más escabrosas unas, cómicas otras, y hasta inverosímiles. 










Dissident Tales sigue dándonos horas de entretenimiento con su publicación de marzo, Pesadillas de sangre de Daniel Gutiérrez e ilustrado por CalaveraDiablo.

Pesadillas de sangre es una antología de terror que gustará a todos aquellos que disfruten de esas pequeñas dosis de terror dentro de una botella que pueden provocar que dicha botella estalle. Como después os contaré, la colección de relatos tiene momentos muy brillantes y creo que lo mejor es que no tiene muchos socavones que puedan hacer mermar la satisfacción al ir de un relato al otro; diría que es una antología notable en su conjunto y que merece la pena leerla a sorbos, fijándose bien en los detalles e intentando saborear la sangre que empapará nuestros labios lectores.

Pesadillas de sangre fue publicado por primera vez, espero no equivocarme, en 2012 en Amazon por el propio autor; más tarde, y supongo que llevada por su éxito, ese mismo año por la editorial Seleer, y ahora en 2015 ha sido rescatada por Dissident Tales añadiendo un relato y dándole un plus con las láminas de CalaveraDiablo que como siempre lo borda.

Me gustan las antologías que provocan ganas de leer, ganas de saber que emboscada te tiene preparada el autor; antologías que no quieres que se acaben por lo bien que lo estás pasando y que en cada relato vas encontrado una pequeña sorpresa y un nuevo matiz del autor.
Sí, os estoy hablando de Pesadillas de sangre.

Siempre me gusta advertir que no es una lectura para todos los corazones. Primero, le tiene que sentar bien el terror; segundo, no molestarle la sangre; tercero, tener cierta inclinación por lo gore; cuarto, no retroceder ante las escenas violentas y seguir mirando por saber el final del entuerto; quinto, dar un poco de vidilla a los temas fantásticos, paranormales, y pensar que si se está explicando es porqué quizás pudo ser y de esa forma disfrutar de la lectura, del momento.

Y para que os hagáis una idea os hablaré de aquellos relatos que más me han dicho, lo que más satisfacción me han aportado sabiendo que es un ejercicio un tanto absurdo por ser demasiado subjetivo, pero quizás os puedan aportar pistas y ganas de leer la antología.

El desagüe
Angustia y el recuerdo de Saw. Pánico por los cuatro costados. Para mí el mejor relato de la antología. Muchas ganas de llegar al final y también me ha hecho pensar al ponerme en la situación del personaje.

Z-Pet
Sería el que destacaría en segundo lugar por su humor negro. Me encanta que dentro de un relato de terror se pueda jugar con el humor, y me ha gustado mucho la vuelta de tuerca que le da el autor al mundo zombi. Interesante propuesta y peligrosa a la vez.

El favor
Relato que abre la antología y lo hace dejando un buen poso, como debe ser. Me encantan esas historias que recuerdan escenas de las Guerras Mundiales.

La Llamada
Dentro de la mejor tradición de historias japonesas una llamada te puede dejar fuera de juego y provocar efectos inesperados.

El cuadro
Relato muy corto, pero intenso y un exponente de los que puede ser una pesadilla. Creo que me ha gustado porqué me vi en el Guggenheim de Bilbao durante bastantes minutos observando Punto azul sobre fondo blanco.

El extraño
Las casas vacías nos pueden jugar malas pasadas y más si las mezclamos con alcohol.

La inspiración
Una buena versión de pacto con el diablo. A los que nos gusta escribir nos toca la fibra.

Como espero que hayáis podido comprobar una buena oportunidad de disfrutar con el terror.