jueves, 14 de enero de 2016

#Reseña: Subsuelo - Marcelo Luján (Salto de Página)


SINOPSIS

Un cuerpo vivo que se cambia por un cadáver. Una piscina. Un flash. El pantano. Y los mellizos, que comparten un secreto del que no parece fácil escapar. Como un murmullo bajo la tierra centenaria, la indiferencia adolescente se puede ver truncada por la calma del agua; apenas un instante dentro de aquella noche que suda veneno. Familia, recuerdos, pasado. Hormigas. Las raíces escondidas que siempre están presentes y tan activas: apretando el músculo de la sentencia. Como el pulso a dos manos que obliga a soluciones suicidas. Como el cordón umbilical que une y separa, que ata y aprieta. Hasta la muerte. Hasta la culpa. Dos veranos son suficientes para que la parcela del valle se convierta en el escenario de una perfecta tortura emocional.




Dicen que es una de la firmes candidatas al premio Hammett de la Semana Negra de Gijón 2016; muchos buenos lectores negrocriminales la han puesto en su lista de las mejores lecturas del 2015; algunos la han subido a los cielos de la literatura negrocriminal.
Por todo ello, le pedí a los Reyes Magos que me la trajera, pues no me quería perder una novela así. Pero más que como lector, no lo quería hacer como escritor (o como aprendiz de escritor), y la experiencia ha sido muy rica por los dos lados.

Subsuelo no es una novela para cualquier lector. Requiere de un esfuerzo, de su atención, de contener un tanto los nervios y calmar los ánimos. No sé yo si los lectores están para estos trotes en los tiempos que corren, pero a mí me satisface que alguien se atreva a escribir cosas diferentes y además que le pida al lector algo a cambio. Todo un riesgo, diría que incluso podría ser un arma de doble filo, una jugada a cara o cruz. El futuro dirá si Subsuelo se convertirá en una de esas novelas que todo el mundo recomienda o será una novela de culto para algunos lectores negrocriminales. Por lo pronto, si se cumple lo del Hammett algún pasito habrá dado hacía lo primero.
Escuché un día decir a un escritor que prefería mil buenos y fieles lectores que miles o cientos de miles de posibles lectores. Él era consciente que con mil buenos lectores no se iba a ganar la vida como escritor, pero su alma seguiría intacta, inmaculada, al escribir lo que quería escribir y como lo quería escribir.

Tampoco es cuestión de amedrentar a nadie y que deje de leer Subsuelo porqué un tipo como yo diga que necesita un plus del lector. Justamente por eso se debería leer la novela, para vivir en primera persona lo que os estoy explicando, y sobre todo, para disfrutarlo, pues la historia de Subsuelo parece simple, pero a medida que se va desarrollando tiene más miga de lo que parece.

Ya os he contado muchas veces que me gustan las novelas que comienzan con una escena normal, sin florituras, que te va envolviendo, como un charco de arenas movedizas del que sumergido en su lectura no puedes salir, y todo ello casi sin darte cuenta.

La magia de Subsuelo es que el lector sabe mucho más que sus personajes por esa forma de explicar las cosas adelante y atrás. Quizás ello choque con lo que siempre te dicen en los talleres literarios, pero le da una fuerza brutal al texto. Marcelo Lujan se ha quitado de encima el yugo de lo correcto y se ha puesto el traje de colores para disfrutar escribiendo, para incluso recitar lo que escribe, para convertir lo negro en poesía.
Y con esa forma de explicar las cosas, ese adelante y atrás, hace que Marcelo Lujan demuestre, como dijo en su día Einstein, que Dios no puede jugar a los dados, aunque en algunos momentos parezca que así podría ser, que incluso nosotros lectores pudiéramos gritarles al personaje que no hiciera eso o hiciera lo otro, pues sabemos de antemano las consecuencias.

Es indiscutible que Marcelo Lujan consigue con Subsuelo abrirse un hueco en el mundo de los escritores con voz propia.

Hace años que nos llegan buenas novelas negrocriminales desde Argentina, pero, ¿no tenéis la sensación que últimamente lo arriesgado, lo diferente se escribe allí? Marcelo Lujan, Carlos Salem, Raúl Argemí, Guillermo Orsi, de los que he leído, Jorge Fernández Díaz, Ernesto Mallo o Claudia Piñeiro, por dar dos referencias más. Creo que es un mundo inmenso para seguir explorando.

Subsuelo no lo voy a negar es una novela que comienza de forma inocente y se convierte en una historia dura, cruel, salvaje, hiriente, pero es una novela de esas que te acuerdas por siempre después de leerla.



Consíguela en AMAZON

Te invito a formar parte de mi lista de correo: ¿Tienes ganas de saber más sobre el escritor que hay tras el blogavances de mi publicaciones, información puntual, material exclusivo,...,todo son ventajas. Pruébalo.

Simplemente tienes que introducir tu email y clicar en Subscribe.

Muchas gracias por adelantado.



El principio del fin, mi primera antología de relatos en solitario.

Disponible en Amazon (¡solo 0,99€!)

Puedes leer un avance gratuito 
En Amazon AQUÍ
En iTunes AQUÍ
EPUB, PDF,... AQUÍ
En Lektu AQUÍ
Publicar un comentario