jueves, 28 de abril de 2016

#Reseña: Pétronille - Amélie Nothomb (Anagrama)


SINOPSIS
Disponer de un buen compañero de borrachera es un asunto muy serio. Aficionada al champán, Amélie Nothomb encuentra a la camarada ideal de manera imprevista en una librería donde ha sido invitada a firmar ejemplares de El sabotaje amoroso. Pétronille Fanto, un ser andrógino de veintidós años que parece que tenga quince, una especialista en Christopher Marlowe con aspecto de poligonera, se convertirá con el tiempo en una escritora prolífica y, quizás, en un álter ego maligno de la misma Nothomb. La amistad etílica entre la escritora consagrada y la novel se transforma en duelo dialéctico, diversión, compañía y contraste..., pero también en un riesgo. Novela de inspiración autobiográfica, Pétronille es una ficción delirante y tremendamente divertida en la que hallamos algunos de los temas predilectos de la escritora belga: el protagonismo del cuerpo, la reflexión sobre la creación literaria y la sátira sobre la maquinaria editorial que la acompaña... Amélie Nothomb sumerge al lector en el estado de ebriedad entre ascético y alucinatorio del alcohol consumido en ayunas gracias a una prosa de una cosecha excelente en la que abundan el humor negro, la ironía y la genialidad estilística que la caracterizan. Puro oro líquido.

No os voy a contar nada que no sepáis los que por aquí os pasáis a menudo: soy seguidor de Amélie Nothomb y lo seguiré siendo. Estoy enganchado a su discurso literario en el que casi siempre nos cuenta su biografía por capítulos, y como toda biografía, unos son mejores que otros, pero todos tienen un extraño encanto.
En otro momento podríamos debatir si todo lo que cuenta es cierto o la propia Amélie se ha convertido en un personaje de sus novelas al que le hace vivir ciertas experiencias, como es el caso de Pétronille, quizás no su mejor historia, pero no exenta de interés.

«La embriaguez no se improvisa. Es competencia del arte, que exige dar y cuidar. Beber sin ton ni son no lleva a ninguna parte.»

Estoy convencido que la mayoría de seguidores de la belga inician las nuevas publicaciones con la esperanza de encontrarse de nuevo con un Estupor y temblores o la genialidad de Cosmética del enemigo. Van pasando los años y creo que ese momento pasó, aunque una pequeña parte de mí se intenta resistir y de ahí que compre con emoción sus nuevas propuestas. Por eso digo que seguiré siendo seguidor de Amélie Nothomb.

No tengo una buena memoria, lo siento, es así, y por eso digo que quizás me traicione al pensar que es la primera vez que leo/veo a Amélie Nothomb abstraída, casi diría que sumisa a los encantos de otro personaje. ¿Serán los efluvios del champan, el tercer protagonista de la novela?
No sé, pero Pétronille ejerce una atracción difícil de vencer por la escritora, tanta que en uno de los momentos la llama desde Londres y la hace coger un vuelo de forma inmediata para poder pasar la noche juntas bebiendo champan, después de comprobar la escritora que sola, en la capital inglesa, se aburre más que una ostra. Y os podría poner muchos más ejemplos, la novela está llena, pero no os quiero cansar.

«Beber intentando evitar la embriaguez resulta tan deshonroso como escuchar música sacra protegiéndose contra el sentimiento de lo sublime.»

La novela tiene algún buen momento cómico, al estilo de sus primeras novelas en las que conseguía hacerte reír ante tanta adversidad. Aquí no te se saltarán las lágrimas, pero creo que sí sonreirás.

Está claro que Pétronille vuelve a ser una novela recomendada para los seguidores de la autora, aunque tampoco creo que sea una aberración leerla por primera vez escogiendo este título, no veréis todo el potencial de la autora, pero sí tendréis algunas pistas.

Título: Pétronille
Editorial: Anagrama
Páginas: 152
Traducción: Sergi Pàmies


Consíguela en AMAZON
Publicar un comentario