miércoles, 20 de julio de 2016

#Reseña: Solo respira - Andrea Vilariño Freire (Amazon)

SINOPSIS

Olaia padece fibrosis quística, una enfermedad que está acabando con su vida. Tras un bache con la justicia, se enfrenta a un forzado arresto en el Centro de Estudios Clínicos, donde entra a formar parte del estudio de un medicamento que podría curarla. Ahí conocerá a otros pacientes con diversas patologías que también están siendo sometidos a tratamientos experimentales; entre ellos se encuentra Lucas, un joven fotógrafo con un doloroso tumor inoperable. Ambos sienten que están desperdiciando sus vidas con un futuro incierto, y deciden huir del Centro para vivir locamente el tiempo que les quede. Una lista de deseos por cumplir, un par de billetes y una mochila es lo único que tendrán. Pero sus vidas darán un giro inesperado cuando descubran que los médicos no han sido del todo sinceros. 


Hace mucho meses, después de leer Solo respira añadiré, muchísimos meses, que Andrea Vilariño Freire se puso en contacto conmigo por si me interesaba leer su novela y publicar una reseña.
Recuerdo que leí la sinopsis y me dije que no pegaba con mis gustos lectores, pero había algo que me decía que tenía que leerla. De ahí que le dijera que me la enviara y que le haría un hueco.
El correo se fue hundiendo en la pila de correos leídos y no me acordé de cargarla en mi lector hasta que hace unos días la autora me lo recordó.
Acabé de leer la novela, me informé un poco más sobre ella y me sonrojé de vergüenza por haber dejado pasar tanto el tiempo, esos muchísimos meses, y no porqué la novela sea la mejor que me he leído, y no porque sea imprescindible leerla, pero sí por ese algo que me decía que la tenía que leer, al que hice caso en un inicio, pero que se quedó enterrado entre mis correos.
Y es que si una cosa te recuerda Solo respira es el que tiempo corre de forma diferente para las personas, y en concreto para Andrea.

Andrea Vilariño Freire tiene veinticuatro años y según contaba en su blog hace dos años: «Tengo fibrosis quística[...] Cuando cumplí los cinco años, dijeron que mi esperanza de vida se elevaba a los nueve. Cuando cumplí ocho, la esperanza de vida era de quince. Ahora que tengo veintidós años, mi esperanza de vida es de treinta y cinco. Y he decidido que voy a enterraros a todos. Y cuando yo decido algo, es firme.».
Olaia, la protagonista de Solo respira, tiene fibrosis quística, personaje que utiliza Andrea para novelar parte de sus vivencias y dar a conocer una enfermedad como la fibrosis quística bastante desconocida. Ese es su valor añadido, el punto de realidad que tiene el texto, el estar basado en la propia experiencia de la autora y tener la sensación de que el tiempo se nos escapa de las manos mientras leemos.
Otro punto añadido sería el de memoria. Andrea hace memoria y deja memoria tanto en su novela como en su blog en el que podemos leer que en marzo de este mismo año recibió un doble trasplante de pulmones que harán que su vida pueda ser algo más normal.

Seguro que para Andrea, mejor dicho, para Olaia, esta no sería la mejor forma de empezar la reseña, pues si otra cosa tiene la novela, creo que la que más me ha gustado, es la fuerza del personaje, sus ganas de ser libre, sus ganas de no tener que depender de nadie ni de nada y sobre todo no soporta que nadie se le compadezca. Sí, está enferma, ¿y qué? Olaia reclama el derecho de ser tratada como a un igual, de no tener las cosas más fáciles.
Andrea reclama ese mismo derecho el de que sus escritos se valoren por encima de su enfermedad, aunque es complicado poder separarlo en Solo respira por la carga emocional que contiene.

Pero lo voy a hacer.
Ya he apuntado dos o tres cosas que me han gustado mucho de la novela. Ahora toca poner algunas sobras, que como siempre digo son totalmente subjetivas y que no deberían ser excusa para no darle una oportunidad al descubrimiento de la novela.
Quizás la que más me ha pesado: no dejar de pensar en John Green y su Bajo la misma estrella, sobre todo en la parte central de la novela, para mí la menos interesante. Y es que la novela se podría decir que está dividida en tres partes; la inicial, la que más me ha gustado en la que vemos la Olaia que antes os describía; la central, la de la libertad, la de la huida hacia delante; y la final, la del desenlace que vuelve a tener mucha carga emocional y te hace sentir.

Otro punto que quizás me ha chirriado un poco es el inicio de la historia entre Lucas y Olaia, la historia de amor, me ha parecido un tanto precipitada, un tanto cogida por los pelos. Y la segunda, el comportamiento de la directora del centro, me ha parecido sobreactuado, poco real; una persona así no puede ser directora de un centro como el que se describe, aunque estoy seguro que con la experiencia que tiene Andrea nos podría explicar mil y una, pero yo lo tenía que apuntar.

Y para finalizar, creo que Andrea sabe poner sobre la mesa el problema de las farmacéuticas, el problema de las patentes médicas y el asqueroso mercadeo que se tiene con ellas dejando que miles de personas mueran pudiéndose curar ganando un poco menos, y digo ganando, que no perdiendo.

Una novela para los que queráis sentir, una novela para los que queráis descubrir más sobre esa gran desconocida: la fibrosis quística, una novela para descubrir a Andrea Vilariño Freire.

Mucha fuerza Andrea.


Título: Solo respira
Editorial: Amazon
Páginas: 204


Consíguela en AMAZON

Otra novela de la autora
Dar alas para soñar
Publicar un comentario