viernes, 13 de enero de 2017

#Reseña: Asalto a las panaderías - Haruki Murakami


 SINOPSIS
Una noche, muy tarde, acosada por un repentino ataque de hambre, una pareja que apenas ha empezado a convivir y casi no tiene comida en casa decide salir a buscar un restaurante abierto donde poder saciarse. El hombre confiesa a su compañera que ya ha sufrido otro episodio similar en el pasado, resuelto con el asalto a una panadería, donde él y un amigo de la época pudieron comer pan hasta hartarse a cambio de recibir una imprecisa maldición y escuchar sin ganas la música preferida del panadero, fanático de Wagner. Desaforada, la pareja cede a la presión del hambre y sale a la noche de Tokio armada con una vieja escopeta, buscando el olor a pan.









Reseña 500, sí, y de nuevo he escogido a Haruki Murakami, como en la 400.

No es ningún secreto, me gustan las historias de Haruki Murakami. Por eso me puse muy contento cuando los Reyes me trajeron la colección de los tres libros en los que Haruki Murakami y la ilustradora Kat Menschik colaboraron: Asalto a las panaderías, Sueño y La Biblioteca secreta.  
Los tres son pequeñas historias que no pueden considerarse novelas cortas, si no relatos largos y que gracias a las ilustraciones se convierten en un pequeño tesoro.

Fue en 2009 cuando Kat Menschik ilustró Sueño y el resultado fue tan del agrado de Haruki Murakami que se puso manos a la obra con Asalto a las panaderías que fue publicado por primera vez en 1981 en una revista literaria japonesa. En 1985 llegó la segunda parte «Segundo asalto a las panaderías» que también se incluye en este volumen.

«Cuchillo en mano, avanzamos por la calle a paso lento. Igual que en Solo ante el peligro. Los proscritos que van a enfrentarse a Gary Cooper. A medida que nos acercábamos aumentaba el olor del pan horneándose. Cuanto más intenso era el olor, más se inclinaba la pendiente que nos conducía al mal...»

Haruki Murakami dijo en su día que no creía que fuera un buen contador de cuentos. Yo cada vez discrepo más. Tiene ideas buenas y sabe plasmarlas.

Asalto a las panaderías es una historia un tanto surrealista, como las mayoría de las del japonés, pero sin gato (o creo que no lo he visto). Me he divertido leyéndola, sobre todo la segunda parte que se vuelve aún más loca que la primera y en la que la superstición y la ironía sobre el matrimonio ganan terreno sobre lo dramático.


Una pequeña lectura para descansar.



Título: Asalto a las panaderías
Editorial: Libros del Zorro
Páginas: 64


Publicar un comentario en la entrada