martes, 10 de enero de 2017

#Reseña: Yeruldelgger, muertos en la estepa - Ian Manook


 SINOPSIS
En medio de las inhóspitas estepas mongolas una familia de nómadas ha realizado un macabro descubrimiento: el cuerpo de una niña de cinco años enterrado junto a su triciclo. El comisario Yeruldelgger, un tipo temperamental marcado por la tragedia y al que su trabajo ha llevado casi al límite de la cordura, observa la escena del crimen con una mezcla de perplejidad y agotamiento infinitos. Apenas cinco horas antes se encontraba en las oficinas de administración de una empresa china en los suburbios de Ulán Bator investigando la aparición de tres cadáveres salvajemente mutilados, a los que no tardaron en seguir los de las dos prostitutas que los habían acompañado en su última noche sobre la Tierra. Sin embargo, los reiterados enfrentamientos de Yeruldelgger con su superior, y un incidente con una delegación china que busca tapar los asesinatos de sus compatriotas lo condenarán a ser apartado del cuerpo. Por supuesto, eso no significa que Yeruldelgger vaya a quedarse de brazos cruzados. Con la ayuda de la inspectora Oyun, valiente, descarada y un poco enamorada del él, y de la forense Solongo, con la que mantiene una compleja relación sentimental, el comisario realizará sus investigaciones extraoficialmente, descubriendo vínculos inesperados entre ambos casos.

No quiero empezar esta reseña si agradecer que editoriales como Salamadra y en concreto su sello Salamandra Black, tenga casi todo su catálogo disponible en las bibliotecas públicas para su lectura en digital y además con 20 copias disponibles, cosa que otras no hacen y se agradece no hace cola para poder leerlo, aunque más vale una que ninguna. Es un placer poder entrar en la biblioteca y seleccionar lecturas negrocriminales atrayentes y con una edición profesional.

Desde el día que vi su publicación tuve ganas de leerla al suponer que sería una lectura negrocriminal exótica, y ciertamente ha sido así. El autor, Ian Manook, pseudónimo del francés Patrick Manoukian,  ha sabido crear una ambientación en un país totalmente desconocido para nosotros como Mongolia y además aderezar una trama negrocriminal muy rica.
Quizás uno de los puntos más controvertidos a la vez que el más exótico podría ser el tema espiritual que, durante una buena parte de la novela, acompaña alguno de sus personajes e incluso coge cierta importancia en una de las vías de la trama.

Una de las grandes virtudes de esta novela es la potencia de su personaje principal, un tipo cincuentón marcado por su pasado, con malas pulgas, pero con un gran corazón como lo demuestra el hecho que las dos policías que lo secundan estén enamoradas de él por su parte humana.
Y lo que más me ha gustado de Yeruldelgger, policía de impronunciable nombre, es ese ir contra las reglas que tiene, es ese portazo en los morros y no mirar atrás que genera ricos escenarios negrocriminales.  

«es inimaginable cuánto golpes y cuánto odio puede encajar ese hombre...»

Como había comentado al principio la trama es muy rica desde las primeras páginas y no se puede suponer nada ya que, como buen thriller, tendrá ese golpe de timón que tanto gusta al lector para complicar un poquito más si cabe la trama.

Sobre la parte de descubrimiento me han gustado los pequeños toques de tradición de los nómadas mongoles, el toque que hace el autor sobre el mal vivir de estos en la gran capital Ulán Bator en donde muchos se ven obligados a subsistir bajo las mismísimas cloacas y creando un negro mundo subterráneo a la vez que triste y desesperado.
También el sentimiento de conquista que deben tener, pues se habla mucho de los rusos o los chinos instalados en Mongolia, amo y señores de casi todo el territorio, generando un efecto perdida a los propios mongoles que se sienten sin patria y sin una identidad clara más allá de mantener las tradiciones.

Quizás alguna página menos hubiera estado mejor pero tampoco se hace la lectura pesada ya que el ritmo de los acontecimientos es bastante ágil, quitando la parte espiritual aunque se va compaginando con otras tramas de la novela y hace que sea de buen pasar para los que no gusten.

«tengo la sensación de que nada puede detenerlo y que acabará por arrastrarme más allá del límite. Me tranquilizaría mucho saber que hay alguien más importante para él que su propia vida.»

Para concluir y a modo de resumen decir qué, Yeruldelgger, muertos en la estepa es una buena lectura, diferente, exótica, atractiva y con vistas a futuro por la fuerza de los personajes y sobre todo por ese personaje principal del que queremos saber más de su pasado y seguir avanzando en su futuro.




Título: Yeruldelgger, muertos en la estepa
Editorial: Salamandra Black
Páginas: 480



Publicar un comentario