martes, 14 de febrero de 2017

#Reseña: El asesino del acantilado - Antonio Manzanera


 SINOPSIS
Los Ángeles, 1984. Al detective privado Cheney Moore no le sobran los clientes, así que cuando Charlie Wilson llama a su puerta, no rechaza su encargo aunque le sobrarían motivos para hacerlo.

Wilson es el taxista de la cárcel de Oldstock, el hombre que se ocupa de recoger a los presos que son puestos en libertad. Cuando uno de sus «clientes» es asesinado el mismo día en que sale de la prisión, Wilson recurre a Moore con una extraña petición: ¿podrá ayudarlo a encontrar los tres millones de dólares que robó el muerto y que nunca aparecieron?

Así arranca esta monumental novela negra ambientada en Los Ángeles entre 1977 y 1984. Una trama poliédrica y llena de ritmo que combina un dominio del género que recuerda a Raymond Chandler con el universo de True Detective.




«La casualidad es la excusa de los culpables».

Quinta novela de Antonio Manzanera y de nuevo el mismo resultado: contento de haberle dedicado mi tiempo a la novela.

La casualidad ya no tiene nada que ver con este escritor, pues van cinco y las cinco con la misma calidad y además con un sello muy auténtico, el de hacernos viajar al siglo XX junto con espías, mafiosos, gansters, detectives bebedores de whisky y fumadores compulsivos... y no hablo de tópicos, hablo de personajes reales, pues en muchas de las obras del autor salen personajes reales.

Novela escrita en tres bloques muy diferenciados y con una intensidad diferente en todos ellos. Quizás ese podría ser uno de los puntos negativos de la lectura, pues yo he percibido mayor intensidad en el primer, y por contra, el del tercer bloque quizás un pelín menos intenso. Con todo, el nivel general de la novela raya la excelencia por el buen trabajo de trama y argumentación.
El primer bloque es el que nos acerca más a Raymond Chandler y esa atmósfera detective negrocriminal que tan identificada tenemos en nuestra memoria. Me ha parecido de una intensidad colosal y he disfrutado como hacía mucho no disfrutaba.
La segunda parte también me ha parecido muy interesante, ya que me ha recordado muchas de las películas carcelarias que veía de joven. No tengo por costumbre o sencillamente no me he tropezado con novelas que hablen sobre ello y por eso creo que tiene un valor especial.
Y la tercera es el bloque dedicado a la mafia y todos los entresijos del cómo entrar en ella y los movimientos que se hacían en aquellos años en los que el VHS comenzaba a llegar del Japón y las películas porno caseras empezaban a venderse de forma ilegal consiguiendo ser un negocio bollante.

«Nunca sabes quién puede cruzarse en tu camino».

Y el broche, como no podía ser de otra forma, el asesino del acantilado, que será el nexo de unión de los tres bloques quizás de una forma más sutil en el segundo y en el tercero, pero con una agradable sorpresa para el lector al final de la novela que incluso, como ha sido mi caso, ara que vuelva a leer algún párrafo del inicio de la novela.

Como podéis comprobar de nuevo el buen hacer del autor a la hora de planificar y explicar la historia desde delante hacia atrás hace que el autor tenga mucha más información que el lector, pero que esté vaya descubriendola y jugando con el puzle que Antonio Manzanera nos propone en esta buena novela.


Título: El asesino del acantilado
Editorial: Ediciones B
Páginas: 352




COMIENZA A LEERLA




Publicar un comentario