martes, 14 de marzo de 2017

#Reseña: Betty - Arnaldur Indridason


 SINOPSIS
Con Bettý es inevitable caer en un universo de sensualidad, pasión y también perversidad como jamás nadie había soñado. Arnaldur Indridason consigue darle una asombrosa vuelta de tuerca a los parámetros de la novela negra clásica y los traslada al siglo XXI, con una novela absolutamente memorable.

¿Podría alguien haberse negado a los deseos de una mujer como Bettý? Probablemente nadie podría haberse resistido a ella, nadie podría haberse negado a todas y cada una de sus proposiciones. Desde el momento en que aparece una mujer así en tu vida ya nada vuelve a ser igual. Con Bettý es inevitable caer en un universo de sensualidad, pasión y también perversidad como jamás nadie había soñado.



Hace unos cuantos años descubrí por casualidad Las marinas, la que pensé era la primera novela de la serie policial protagonizada por el detective Erlendur.  Fue tal mi impacto que en pocas semanas me leí las cuatro novelas que hasta la fecha estaban publicadas. Luego descubrí que Las marinas es la tercera de las novelas de la serie y que las dos primeras, como sucedió con Nesbo es su día, que casualidad, no estaban publicadas en España.
Por azares de la vida, desde entonces no he vuelto a leer al islandés. Tengo pendiente tres novelas más de la serie, pero me apetecía mucho leer Bettý para ver otro registro del autor. Además, tuve la suerte de que, gracias a Miguel Ángel el propietario de la librería negrocriminal de referencia en España Somnegra, me llegara a casa firmado por el autor. Todo un lujo.

Preparando esta reseña he podido leer que Bettý fue escrita por Arnaldur Indridason en 2003 y ha sido ahora, gracias al tirón de la serie Erlendur, que ha llegado a nuestras librerías.
Se ha de tener en cuenta un pequeño detalle. El islandés es hablado por unas 300 000 personas y es muy complicado encontrar traductores de esa lengua. Incluso en la última BCNegra, Arnaldur no quiso hablar en inglés para defender su lengua materna y por lo que cuenta les costó encontrar un traductor.

Bettý me ha gustado por varias razones.
La primera, por el perfume que destila la narración. Si se hubiera escrito en los años sesenta no desentonaría. Viendo la portada ya nos podemos dar cuenta de ese humo que envolverá la novela, pero también por su construcción netamente americana. Es un novela con la atmósfera de Hammett o Chandler per en Islandia.

La segunda, por esa femme fatale que me ha recordado a Fatídica (Navona) de J.P. Manchette, aunque en un concurso de malignas no sé yo cuál de las dos ganaría.
Y es que la manipulación llega a un punto casi surrealista. La trama está muy trabajada. Se nota que el autor ha hecho un gran trabajo antes de ponerse a escribir para no dejar ni un solo flecho al aire.

La tercera, por la sorpresa que te llevas a mitad de la novela. Hacía tiempo que no me llevaba uno así. Qué bien lo hace Arnaldur para llevarte hasta donde él quiere y dejarte con la duda de si te podría haber dado cuenta antes de todo.

La cuarta, no solo habla de esa femme fatale. También nos habla del amor con mayúsculas y de los efectos que puede tener en nosotros hasta el punto de verse con la soga alrededor del cuello y seguir disculpando al verdugo, pero todo con un ritmo, con un tono, con un tempo muy adecuado.

La quinta, por la forma en que está contada la historia. Sabes cómo acabará todo, o lo supones, pero eso es lo de menos. Lo que importa son los hechos y su forma de administrarlos por parte del autor.

Tengo claro que Bettý es un gran guión para una buena película. No creo que tardemos mucho en verla en las grandes pantallas.




Título: Bettý
Editorial: RBA
Páginas: 240
Traducción: Fabio Teixidó



o



Publicar un comentario